El Mundo Madrid Int

EL REGRESO DE LAS MEDIAS, SÍMBOLO ERÓTICO POR EXCELENCIA

Moda.

- Por Charo Lagares

Tras muchos años casi en el olvido, esta temporada las pasarelas y el reivindica­n los pantis llenos de color y encaje. Un accesorio que nunca ha perdido su lado sensual

iu Miu las ha convertido en un caramelito. Sobre la pasarela en la que presentó su colección para este otoño- invierno, las medias se tiñeron del tono del melocotón, de la menta, de la ciruela, del limón. Bajo sus faldas de organza o sus microshort­s –del tamaño de cualquier pieza que se pueda encontrar en el cajón de la ropa interior–, las piernas se alargan coloreadas. Chanel las dejó en blanco. En el caso de la maison francesa, el punto de sus cárdigans, sembrado de camelias, y las chaquetas de piel acharolada se complement­an con medias de encaje floral. Yves Saint Laurent, Victoria Beckham o Versace se amarraron a los clásicos. En sus propuestas para la temporada de frío, la piel se sombreaba con suavidad. Bajo la falda lápiz, medias de cristal.

Para la estilista Piluca Valverde, las medias «nunca se han ido del todo, pero que hayan vuelto de esta forma, cuando llevarlas es cool, se explica por el nuevo pragmatism­o de la moda. Ir abrigado ahora es guay. Unas medias rojas o lilas, ligeras, con un vestido negro, te cambian por completo el look. O las de encaje y tonos pastel... Me parece ridículo ir pasando frío». Para Beatriz Valdivia, también estilista, «la tendencia actual de llevar vestido y falda en vez del pantalón de las temporadas pasadas empuja inevitable­mente hacia el uso de las medias». Y Beatriz Moreno de la Cova, directora creativa, asegura que «después de la pandemia se ha producido un destape generaliza­do. La comodidad es un desastre. El chándal es un drama. Y la media de cristal, que sublima la pierna, no debería haber desapareci­do nunca».

En los últimos números de la calle Goya de Madrid, los escaparate­s se llenan de torsos engalanado­s con bisutería, encaje y viscosa brillante. Entre sujetadore­s, las piernas de cartón se visten, de nuevo, con licra. En una de ellas, una encargada nos confirma: «Damos positivo en medias». Este año, dicen, parecen estar vendiendo más que en ocasiones anteriores. Las clientas, de todas las edades, buscan lo mismo que propone la colección de la ex Spice Girl: que la piel se cubra con discreción. «De vez en cuando piden alguna roja o alguna blanca para novias, pero, por lo general, finitas, en color carne o negro».

Algo más allá, al otro lado de la manzana

Mde la lencería, en Conde de Peñalver, en la corsetería Lupe, fundada en los años 50, Miguel Moreno, su dueño, observa las ventas estabiliza­das. «La clienta que viene aquí es pudiente, sabe lo que busca». Señala una estantería de la marca Wolford. Los precios, a diferencia de lo que sucede en las tiendas con escaparate­s-experienci­a, donde un par de medias rondan los seis euros, oscilan entre los 39 y los 45. «¿Sabes la historia de DuPont, que era el proveedor de licra de todas las marcas? En los años 80, cuando la minifalda había dejado de usarse, se reunió con algunos diseñadore­s y les dijo: ‘¡No hagáis faldas más largas! ¡Esto va a ser mi ruina!’».

En el documental Comprar, tirar, comprar, Nicols Fox, ensayista e hija de un trabajador del departamen­to de nailon de DuPont a mediados del pasado siglo, recuerda cómo las medias que llevaba su padre a casa se le antojaban irrompible­s. En un vídeo de la época, un camión remolca un coche sólo con un nudo de medias entre ambos. Podrían haber ido a la carrera sin haberle creado una al tejido.

La calidad del nailon era entonces tan excepciona­l que, cuenta Fox, los ingenieros recibieron

todos los ingredient­es que han hecho tan especial nuestra serie».

‘BUSCANDO’

Sonaba Eres tú de Mocedades y Carlos (Ricardo Gómez) se reencontra­ba con Karina (Elena Rivera) y con su hija al otro lado del Atlántico, en Nueva York. Era el final de los dos personajes en la serie. Por eso y por todo lo que significó, la actriz que durante 14 años dio vida a Karina considera que Buscando es su capítulo.

«Yo he vivido muchos momentos únicos y mágicos en Cuéntame, pero me quedo con éste porque para mí fue como un final anticipado de la serie y para muchos espectador­es también», explica. «Creo que a partir de ahí la serie empezó otra etapa».

«Para mí significó muchísimo, sobre todo a nivel personal, porque sentía que hacía el mismo viaje que Karina», añade. Los personajes «se la jugaban», dice. «Y yo como actriz, también me la jugaba y tampoco sabía qué me iba a deparar el futuro»

‘VIVIR’

Vivir pasará a la historia de Cuéntame como uno de los capítulos más duros en los 22 años de la serie y no es casualidad. Es el episodio en el que la serie quiere mostrar la dureza del cáncer de mama, de quien lo sufre y de quienes están a su alrededor. «Porque trata un tema universal que afecta a todo tipo de mujeres» es el episodio «esencial» para Carla Orete, la jefa de maquillaje y peluquería de la serie durante estos 22 años.

Para Orete aquel capítulo provocó «una atmósfera muy especial durante el rodaje en Sagrillas» por parte de todo el equipo. Era la decimoterc­era temporada y, aunque el equipo ya era una familia después de tantos años, aquel rodaje, aquel guion y aquella interpreta­ción de Ana Duato, con todo lo que había que transmitir con todos estos ingredient­es, fue un antes y un después para la serie.

‘NÁUFRAGOS EN UNA PISCINA’

Irene Visedo (Inés Alcántara) elige otro capítulo en el que se muestra cómo los Alcántara abandonan todo para apoyarse los unos a los otros. Es Náufragos en una piscina (Cap. 346), en el que la familia no vive sus mejores momentos, pero todos dejan a un lado sus diferencia­s para unirse en uno de los momentos más delicados: la adicción a la cocaína de Carlos.

La elección de este capítulo se debe a la mítica escena final: la conversaci­ón entre Antonio y Carlos en el hospital, donde Antonio se mete una raya de coca delante de su hijo. El episodio termina con ambos en el planetario mientras suena de fondo Barco a Venus de Mecano.

 ?? GETTY LAUNCHMETR­ICS SPOTLIGHT ?? Arriba, Marilyn Monroe en una escena de ‘Río sin retorno’.
A la izq., desfile de Gucci otoñoinvie­rno 2023/24. A la dcha., Chanel otoño-invierno 2023/24.
GETTY LAUNCHMETR­ICS SPOTLIGHT Arriba, Marilyn Monroe en una escena de ‘Río sin retorno’. A la izq., desfile de Gucci otoñoinvie­rno 2023/24. A la dcha., Chanel otoño-invierno 2023/24.
 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain