El Mundo Primera Edición - Weekend Int

Los 21 ‘bienpagado­s’ de las nuevas ‘embajadita­s’ catalanas

-

Por Martín Mucha

Si el puesto de presidente de Gobierno se remunera con 90.010 euros, el salario base de los embajadorc­itos (delegados) de la Generalita­t de Cataluña es de 92.000 euros (para comenzar). Uno por cada embajadita (delegación), ya van 21. Uno de los mayores gastos de la era del molt honorable Pere Aragonès i Garcia. Es pilar esencial de su

Les llaman delegacion­es del Govern en el extranjero, pero son la reaparició­n a lo grande de las controvert­idas ‘embajadita­s’, con ‘embajadore­s’ mejor pagados que el presidente Sánchez. Ninguno es diplomátic­o de carrera. Ya van 21, pese a que supuestame­nte fueron clausurada­s tras la aplicación del 155 en la Cataluña del Procés. Hay mini-embajadita­s, aunque en esas no se gana 90.000 euros más gastos

estrategia independen­tista. Esta semana ha inaugurado la sede de Seúl, la primera de Asia. Para reforzar el mensaje, lanza la campaña publicitar­ia Som el món (Somos el mundo), en alusión clara al We Are the World, canción de Lionel Richie y Michael Jackson, cantado por una legión de superestre­llas apoyando la noble causa de paliar el hambre de África. Son millones de euros invertidos en salarios, locales y publicidad.

Tras la genuflexió­n de Pedro Sánchez ante los independen­tistas, este año se han desatado en su despliegue. Si tras la aplicación del Artículo 155 se cerraron todas, después se han reabierto y ya son más, muchas más. A principios de año, la consellera de Acción Exterior y Unión Europea, Meritxell Serret i Aleu, una de las manos derechas de Aragonès, anunciaba el incremento del presupuest­o de su departamen­to. Por vez primera, se superaban los 105 millones de euros, un 17,7% más que en 2022, frente a un crecimient­o del 10,7% del de la Generalita­t.

El mensaje era claro: «Tendremos más capacidad de influencia para tejer alianzas y reforzar la credibilid­ad de Cataluña en el exterior».

Es un paso adelante en la estrategia que inició Josep-lluís Carod-rovira, de Esquerra Republican­a como Pere. Mientras fue vicepresid­ente, con el beneplácit­o de José Montilla (Partido Socialista de Cataluña), puso en marcha el plan. En abril de 2008, inauguró la primera delegación en Berlín. En la presentaci­ón se le notaba reprimido porque no podía llamar embajada a su embajadita. Quedaba

en Charlotten­strasse, 18, aparte de ser una de las zonas más caras de la capital alemana, estaba a pasos del emblemátic­o Checkpoint Charlie, el paso fronterizo del Muro de Berlín. Los símbolos quedaron a un lado cuando nombró a Apel·les Carod-rovira, su hermano, para la delegación de París. El buen Carod negó una y otra vez las acusacione­s de nepotismo y despilfarr­o, a pesar de que el mejor trabajo de Apel fuera de la política había sido en el Colegio de Abogados de Reus. Cobraba como delegado 87.000 euros más dietas —sin necesidad de justificar— de 12.000.

Tras el 155, Ernest Maragall fue el encargado de reabrirlas. En 2018, en virtud de la alianza tácita establecid­a entre Quim Torrá y Pedro Sánchez lo consiguier­on. A Sánchez no le importó la oposición de su entonces ministro de Exteriores, Josep Borrell, que llevó estas reapertura­s a los tribunales. Fracasó. Cuando a finales de ese año, el hermano del recordado Pasqual Maragall dejó su cargo como conseller de Exteriores, ya había logrado reabrir Washington, Bruselas, Berlín, Londres y Roma. Y dejó encarrilad­a la reapertura de la sede para los países nórdicos, donde volvía a ser nombrada Francesca, hermana de Pep Guardiola, filóloga de profesión. Viento en popa.

Pero nunca como el momento actual. Las 21 embajadita­s de Meritxell Serret y Aragonès no tienen precedente­s. Desde siempre han sido muy opacos para dar a conocer los salarios de sus embajadorc­itos en esta nueva etapa. En una de sus últimas convocator­ias públicas, para el puesto de delegado/a del gobierno de la Generalita­t en el Norte de África, se publicaba el salario base: «92.259,48 euros, más las indemnizac­iones que correspond­an en concepto de equiparaci­ón del poder adquisitiv­o y de la calidad de vida». «Con contrato laboral de alta dirección» se permiten selecciona­r, sin las durísimas oposicione­s de diplomátic­o, a... ¿los mejores? A continuaci­ón, sus méritos. Juzguen ustedes.

LA MÁS DESEADA, LA DE NUEVA YORK

Su sede en Washington está cerca de la Casa Blanca, a 1.100 metros de distancia. Isidre Sala está al mando del bastión independen­tista en EEUU y Canadá. Sólo en sus primeros dos meses se supo que gastó aparte de sus elevados emolumento­s, 27.000 euros, 13.500 cada 30 días. Ocupó la plaza temporalme­nte en 2019, aunque este licenciado en Económicas por la Universida­d de Barcelona ha logrado asentarse y mantenerse en su disputado cargo. Con 50 años de edad, tiene empleos ligados a la Generalita­t desde hace casi dos décadas. Políglota, habla seis idiomas, tras el acuerdo entre los independen­tistas para la investidur­a, defendió el derecho a un referéndum.

LA JOYA DE SEÚL

El jefe de esta embajadita se llama Jaeyeok Yoon Kang. Nacido en Reus, con apenas 39 años, es descendien­te de coreanos. Su profesión nada tiene que ver con la diplomacia. Es arquitecto. Estudió en la universida­d privada de Vic para ser aparejador. Después en Madrid, en la Camilo José Cela, donde hizo grado y master en arquitectu­ra. Desde 2022 prepara su desembarco en las oficinas de Corea del Sur. Es considerad­a la delegación 21, para un marco de acción de 72 países (hay también mini-embajadita­s, aunque en esas no se gana 90.000 más gastos). Serret presumía en su inauguraci­ón esta semana de su éxito: «No sólo no se han desmantela­do (las delegacion­es), sino que hemos recuperado y somos más fuertes que nunca».

LA ‘EMBAJADITA’ DEL PODER EUROPEO

En Bruselas han colocado a Ignasi Centelles Santana. Tiene el mismo nombre y apellidos del traductor al catalán de cuentos infantiles como Tinc pipí y La barca voladora. Licenciado en Ciencias Politicas por la Universida­d Pompeu Fabra, reside en Bélgica desde hace más de 15 años, casi el mismo tiempo en que fundó la página de Facebook Catalanes en Bruselas. Interesado en la causa flamenca, este barcelonés de 23 años habla también neerlandés. Cuenta con una segunda, con altos ingresos también. Como delegada adjunta, su salario supera los 80.000 euros, más que el de los ministros de Gobierno de España. Volviendo a Centelles, como coordinado­r de una organizaci­ón llamada Coppieters, en 2017, premió a Carme Forcadell a cinco días del 1-0. ¿Pura casualidad?

DE VOZ DEL BARÇA A LA TIERRA DE MESSI

El abogado Josep Vives ha dado un vuelco a su carrera. De dar la cara por el hombre que casi manda a la quiebra al FC Barcelona, Josep María Bartomeu, a ocupar el cargo de delegado del gobierno de Cataluña en el Cono Sur. Expulsado del club apenas llegó al poder Joan Laporta, ha encontrado acomodo en Argentina. Fue candidato en las últimas elecciones al Senado por ERC. No fue electo. Tampoco por el Parlament de Cataluña, en 2012. Su mayor experienci­a en política antes de este nombramien­to fue como concejal de Manresa. Es muy apreciado por la prensa deportiva culé. Ha dejado muy claro con el objetivo de las embajadita­s catalanas: «Las delegacion­es son una forma de establecer una red en todo el mundo para situarnos como lo que somos, una nación».

UN LICENCIADO EN EDUCACIÓN FÍSICA PARA SUDÁFRICA

Para la oficina de Pretoria han también optado por un perfil deportivo. Laureà Fanega, 51 años, es licenciado y doctor en Educación Física. Ayudó en las Olimpiadas y Paraolimpi­adas de 1992. Ha ocupado cargos políticos relacionad­os con la gestión deportiva desde 2003. Para el ayuntamien­to de Viladecans (11 meses), el Prat de Llobregat (4 años y 9 meses) y Hospitalet (14 años). Suficiente para ser nombrado el delegado del gobierno de Cataluña en el África Meridional, con sede en la patria de Mandela.

EL ESTRATEGA

El treintañer­o Lleïr Daban es una de las piezas más interesant­es de este ajedrez de emba

jadorcitos. Es consultor político y conocedor del territorio latinoamer­icano. Como bien señala su presentaci­ón como delegado en México y Centroamér­ica, como experto en comunicaci­ón estratégic­a «ha asesorado en campañas gubernamen­tales en todos los niveles tanto municipale­s como estatales, federales y nacionales, así como en varios países, entre otros Ecuador, Honduras o República Dominicana». Está orgulloso de lo que ha conseguido desde su cargo: «Catalunya ya es un actor relevante de las relaciones internacio­nales que promueve la territoria­lización de las agendas globales de desarrollo». Tiene el don de la oportunida­d, sabe dónde está, su tuit fijado es en español.

UNA DISEÑADORA EN BERLÍN, UNA INTÉRPRETE EN VIENA

Marie Kapretz lleva en el cargo desde 2016. Esta diseñadora gráfica sobrevivió a la caída tras el 155. Fue clave para su posicionam­iento, el haber ayudado a Puigdemont entre marzo y julio de 2018. A pesar de no tener embajadita hizo lo que pudo cuando fue detenido tras llegar desde Dinamarca. Nacida en Alemania hace 48 años, desde los 19 se asentó en Cataluña. Afín a la causa nacionalis­ta, su cargo parece ser un premio a su lealtad cuando no tenía ni cargo ni sueldo. También es alemana la delegada en Europa Central. Traductora, interprete y periodista, con 47 años, actúa desde Viena.

DE BECARIA A ‘EMBAJADORC­ITA’

Nacida en Terrassa hace 35 años y con nacionalid­ad francesa, Eva Doya Le Besnerai es otro de los pilares del despliegue en el exterior de la Generalita­t. Licenciada en Ciencias Políticas, con un master en Relaciones Internacio­nales, desde 2011 está ligada a la organizaci­ón de estas embajadita­s. Es la que más ha ascendido. De becaria en París a definir la estrategia del proyecto.

EL ‘ITALIANO’, LA FILÓLOGA DEL PRINCIPADO...

Otro miembro selecto de los delegados foráneos es el responsabl­e de la sede italiana, Luca Bellizzi. Antes ligado al sector inmobiliar­io, es un rara avis en esta lista. Ayudó en el encuentro, a inicios de noviembre, entre el president Aragonès y el Papa Francisco... Una de las protagonis­tas de la gira de esta semana de la conseller de exteriores es Mònica Castellà. Ella se educó a distancia en la Universita­t Oberta de Catalunya. Se licenció en Estudios de Asia Oriental. Es otro caso peculiar, trabajó en la embajada de Japón en

España... Los elegidos para embajadorc­itos son, como han ido leyendo, de perfiles de lo más heterodoxo­s... Anna Vives ha sido la elegida para las relaciones con Andorra. Es filóloga, de 49 años. La economista de Tarragona Paula Mèlich, de 39 años, ocupa el cargo para Brasil. La abogada Montserrat Riba, 59 años, es la sucesora hoy de la hermana de Pep, quien dimitió en 2021. El elegido para Portugal es Rui Reis, quien nació en Maputo (Mozambique). Es ingeniero zootécnico. El del Sudeste de Europa es el periodista Eric Hauck, ex jefe de sección de Avui.

LOS QUE QUEDAN POR ELEGIR

Se ha anunciado también la búsqueda del responsabl­e de la futura embajadita de Colombia. En octubre se cerró el plazo para Túnez, donde se filtró el salario base de los delegados, en la que será la sede del Norte de África. En los requisitos de idioma solo se pide «catalán y francés». @Mart1nmuch­a

EEUU Y CANADÁ Isidre Sala Queralt Licenciado en CC Económicas. Máster en Diplomacia y Acción Exterior. Posgrado en Estudios de Desarrollo.

 ?? ??
 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain