El Real ‘in­ven­ta’ su ‘Tra­via­ta’ y reivin­di­ca nor­ma­li­dad ar­tís­ti­ca “Pa­tro­ci­na Te­le­fó­ni­ca y se gra­ba­rá pa­ra TVE, Mo­vis­tar y My Ope­ra Pla­yer”

El Nuevo Lunes - - AGENDA -

Equi­po Lux

Ha­ría fal­ta un ‘ma­king off’ o un grue­so libro pa­ra con­tar las vi­ci­si­tu­des no con­ta­das que hay de­trás de es­ta ‘Tra­via­ta’ que el Real es­tre­na el día 1. En prin­ci­pio es­ta­ba pre­vis­to ha­cer diez fun­cio­nes en ma­yo y otras nue­ve en ju­lio de la es­pec­ta­cu­lar pr oduc­ción del Fes­ti­val de Salzburgo di­ri­gi­da es­cé­ni­ca­men­te por Willy Dec­ker. Tan­tas por­que es­ta ver­sión es de las que sue­len ago­tar el bi­lle­ta­je de un gran tea­tro. La cri­sis del co­ro­na­vi­rus ti­ró por tie­rra cual­quier pre­vi­sión. A lo lar­go de unas po­cas semanas de te­le­tra­ba­jo, ‘ mails’, vi­deo­con­fe­ren­cias y lla­ma­das, ca­si co­mo una ope­ra­ción mi­li­tar, se ha pues­to en mar­cha es­te pe­cu­liar es­pec­tácu­lo. Ba­jo la fór­mu­la del con­cier­to se­mi­es­ce­ni­fi­ca­do, con un con­cep­to tea­tral de Leo Cas­tal­di, asis­ten­te de Dec­ker, con­tan­do con la ilu­mi­na­ción de Car­los To­rri­jos y el equi­po téc­ni­co, de ves­tua­rio y ca­rac­te­ri­za­ción del pro­pio tea­tro. Lo pri­me­ro ha si­do el tra­ta­mien­to mi­li­mé­tri­co del es­pa­cio dis­po­ni­ble en es­ta ver­sión sin be­sos, abra­zos ni acer­ca­mien­to... Un re­ti­cu­la­do de dos por dos me­tros di­bu­ja­dos en el sue­lo y pr oyec­ta­dos so­bre los mu­ros del es­ce­na­rio com­pri­me a los can­tan­tes en sus par­ce­las. Los so­lis­tas guar­da­rán una dis­tan­cia en los 100 me­tros cua­dra­dos dis­po­ni­bles. Otros 260 co­rres­pon­den al co­ro del Real, que man­ten­drá se­pa­ra­ción y a 16 mú­si­cos de la Or­ques­ta que uti­li­za­rán 60 me­tros cua­dra­dos. En el fo­so de 140 ha­brá otros 56 mú­si­cos con mas­ca­ri­llas, y en el ca­so de la sec­ción de vien­to con pa­ne­les de se­pa­ra­ción de me­ta­cri­la­to. La or­ques­ta se des­do­bla pa­ra que pue­dan te­ner días de li­bran­za, to­can­do tres días se­gui­dos.

La com­po­si­ción de los cua­tro re­par­tos pa­ra las 27 fun­cio­nes, que se re­cuer­de la ci­fra más ele­va­da de la his­to­ria de la ópe­ra en Es­pa­ña, ha de­bi­do ser un rom­pe­ca­be­zas. Cin­co ‘Vio­le­ta’ –Ma­ri­na Re­be­ka, Ruth Inies­ta, Eka­te­ri­na Ba­ka­no­va, La­na Hos y Li­se­te Oro­pes­sa–; cua­tro ‘Al­fre­do’ –Mi­chael Fa­biano, Iván Ma­gri, Matt­heu Po­len­zan, e Is­mael Jor­di–, y otros cua­tro ‘ Gior­gio’: Art­hur Ru­cins­ki, Ni­co­la Alai­mo, Luis Can­sino y Ja­vier Fran­co. Es­tre­llas del ‘ bel can­to’ que ex­cep­to las es­pa­ño­las vie­nen de Es­ta­dos Uni­dos, Croa­cia, Aus­tria, Ita­lia, Le­to­nia o Polonia, en­tre otros. Con la di­fi­cul­tad de que por las di­fi­cul­ta­des de des­pla­za­mien­to no han po­di­do em­pe­zar a en­sa­yar has­ta el día 19, e in­clu­so Li­se­te Oro­pes­sa no lle­ga has­ta el 13 de ju­lio pa­ra can­tar en las fun­cio­nes fi­na­les. En es­ta oca­sión des­apa­re­ce el ves­tua­rio del XIX y se am­bien­ta en la mi­tad del XX, con ro­pa del pro­pio tea­tro o de los can­tan­tes.

La pe­cu­lia­ri­dad de es­tas r epre­sen­ta­cio­nes tam­bién afec­tan al pú­bli­co. Só­lo 869 lo­ca­li­da­des dis­po­ni­bles por la re­duc­ción de afo­ro, e im­po­si­bi­li­dad de que los pal­cos se ocu­pen por dos per­so­nas, ex­cep­to que con­vi­vie­ran du­ran­te el con­fi­na­mien­to, se­pa­ra­ción en­tre butacas, en­tra­das y sa­li­das es­ca­lo­na­das, des­can­so alar­ga­do y li­mi­ta­cio­nes en los ba­res, sin pro­gra­ma im­pre­so, sin guar­da­rro­pa, con en­tra­das vir­tua­les, hi­dro­gel 'a go­gó' y con­trol de en­tra­da co­mo el de los ae­ro­puer­tos. Con la to­ta­li­dad del pú­bli­co y los em­plea­dos con mas­ca­ri­lla.

Te­le­fó­ni­ca pa­tro­ci­na es­tas 27 fun­cio­nes a lo lar­go de ju­lio. Obra que se gra­ba­rá pa­ra su emi­sión en TVE, Mo­vis­tar y la pla­ta­for­ma My Ope­ra Pla­yer. El Real ha de­bi­do afron­tar un cú­mu­lo de ines­pe­ra­das cir­cuns­tan­cias co­mo reaco­mo­dar a quie­nes re­ser­va­ron en­tra­das pa­ra ma­yo, cua­drar mu­chos tur­nos y ho­ra­rios, y lan­zar­se al rue­do en la más pe­cu­liar pro­duc­ción de es­te em­ble­má­ti­co es­ce­na­rio. Sus res­pon­sa­bles quie­ren “bus­car la nor­ma­li­za­ción de la vi­da ar­tís­ti­ca ani­man­do al pú­bli­co y a la ciu­da­da­nía a afron­tar con áni­mo y es­pí­ri­tu po­si­ti­vo la nue­va reali­dad". Lo cier­to es que cuan­do se en­cien­dan el 1 de ju­lio las lu­ces se ve­rá el re­sul­ta­do de es­ta aven­tu­ra en la que el Real se em­bar­ca po­nien­do a prue­ba su múscu­lo y el de sus em­plea­dos. Se­rá una ‘Tra­via­ta’ muy es­pe­cial y con sus­pen­se aña­di­do. Mien­tras, otros mu­chos tea­tros de ópe­ra echa­ron el te­lón has­ta oto­ño.

Pre­sen­ta­ción de una ra­ra 'Tra­via­ta' en el pro­pio es­ce­na­rio del tea­tro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.