El ma­ná eu­ro­peo que pue­de sal­var Es­pa­ña y la le­gis­la­tu­ra

El Nuevo Lunes - - ANÁ­LI­SIS - Luis Car­los Ra­mí­rez

“Sán­chez su­pera el pri­mer pe­rio­do de se­sio­nes del Par­la­men­to con­fia­do en sa­car ade­lan­te los Pre­su­pues­tos, tras con­se­guir el his­tó­ri­co fon­do eu­ro­peo pa­ra com­ba­tir la pan­de­mia. Lo que pa­ra el pre­si­den­te es un lo­gro más que sa­tis­fac­to­rio, Ca­sa­do lo con­vier­te en un “res­ca­te en to­da re­gla”. La mi­nis­tra Mon­te­ro pre­sen­ta­rá las cuen­tas de la re­cu­pe­ra­ción “a la ma­yor bre­ve­dad”, cons­cien­te de la con­di­cio­na­li­dad de los 72.700 mi­llo­nes de trans­fe­ren­cias y 67.300 en prés­ta­mos. El He­mi­ci­clo se des­pi­de has­ta sep­tiem­bre, con dos vi­ce­pre­si­den­tes pro­cla­man­do que la je­fa­tu­ra del Es­ta­do “no es­tá en cues­tión” (Cal­vo) y que en Es­pa­ña se abre pa­so una “re­pú­bli­ca plu­ri­na­cio­nal” (Igle­sias)” “Se lla­man pa­trio­tas, pe­ro cuan­do la pa­tria ga­na no se ale­gran”

Ma­ría Je­sús Mon­te­ro, Mi­nis­tra de Ha­cien­da (a la opo­si­ción)

El his­tó­ri­co fon­do eu­ro­peo de 140.000 mi­llo­nes con­se­gui­do por Es­pa­ña pa­ra lu­char con­tra la pan­de­mia con­so­li­da la es­tra­te­gia del Go­bierno de coa­li­ción y el de­seo de su pre­si­den­te de ago­tar los cua­tro años de le­gis­la­tu­ra, con la guin­da de pre­si­dir la pro­pia Unión Eu­ro­pea el se­gun­do se­mes­tre de 2023.

Sán­chez su­pera el pri­mer pe­rio­do de se­sio­nes del

Par­la­men­to, se­reno, y más que con­fia­do en sa­car ade­lan­te los

Pre­su­pues­tos de 2021, que pre­sen­ta­ra en oto­ño pa­ra ne­go­ciar­los con el blo­que de la mo­ción de cen­su­ra y su­mar, en su ca­so, a quie­nes quie­ran con­tri­buir a la go­ber­na­bi­li­dad. Sal­vo ca­tás­tro­fe eco­nó­mi­ca, des­plo­me so­cial o re­bro­te aún más ca­la­mi­to­so del vi­rus –to­da­vía no des­car­ta­bles–, las ar­cas del Es­ta­do cuen­tan con su­fi­cien­te mu­ni­ción pa­ra ha­cer fren­te a la re­cons­truc­ción del país en los pró­xi­mos tres años. La mi­nis­tra Mon­te­ro quie­re pre­sen­tar las cuen­tas de la re­cu­pe­ra­ción “a la ma­yor bre­ve­dad” pa­ra que lle­guen pron­to a la ciu­da­da­nía.

Ca­sa­do vs. Sán­chez

Con gran apa­ra­to de aplau­sos en las ban­ca­das, Sán­chez de­fien­de tan “his­tó­ri­co acuer­do” cri­ti­can­do la “inexis­ten­te” apor­ta­ción del PP en Bru­se­las, mien­tras Ca­sa­do le acu­sa de ha­ber re­gre­sa­do con “un pro­gra­ma de res­ca­te en to­da re­gla” y de lo­grar "un ter­cio de lo pro­me­ti­do” pa­ra apun­tar­se lue­go al “au­to­bom­bo”. Aun así, el Go­bierno in­sis­te en re­cla­mar al lí­der de la opo­si­cion su apo­yo –im­po­si­ble– a unas cuen­tas que se­rán ins­pec­cio­na­das des­de Eu­ro­pa, por lo que el pre­si­den­te ‘po­pu­lar’ ca­li­fi­ca de “en­mien­da” a la po­lí­ti­ca de pac­tos con Po­de­mos.

La con­di­cio­na­li­dad de los 72.700 mi­llo­nes de trans­fe­ren­cias y 67.300 en prés­ta­mos a de­vol­ver an­tes de 2060, mar­ca­ran las lí­neas ro­jas que nin­gún Go­bierno po­drá sal­tar­se, bien por la vía de re­for­mas es­truc­tu­ra­les o con subidas de im­pues­tos. A mo­do de ad­ver­ten­cia, la Au­to­ri­dad Fis­cal In­de­pen­dien­te pro­po­ne re­for­mu­lar las bo­ni­fi­ca­cio­nes fis­ca­les de los pla­nes de pen­sio­nes pri­va­dos, vi­vien­das de al­qui­ler e IVA re­du­ci­do por con­si­de­rar­los "re­gre­si­vos". La AI­ReF tam­bién pro­po­ne eli­mi­nar la tri­bu­ta­ción con­jun­ta en el IRPF por dis­cri­mi­na­ción a las mu­je­res.

Re­cons­truc­ción par­cial

El Con­gre­so aprue­ba con dis­cre­pan­cias y re­pro­ches la lar­ga lis­ta de re­co­men­da­cio­nes –no vin­cu­lan­tes– in­clui­das en los

Pac­tos pa­ra la Re­cons­truc­ción, un acuer­do que que­da en me­ro “par­to de los mon­tes” tras el com­pro­mi­so de mí­ni­mos en­tre

PSOE, PP y las lí­neas ro­jas de UP. La Cá­ma­ra da el vis­to bueno a dos de los cua­tro blo­ques (Sa­ni­dad y Unión Eu­ro­pea), con la crea­ción de la Agen­cia Pú­bli­ca de Sa­lud, aun­que re­cha­zan­do las pro­pues­tas so­cia­les y de­jan­do en el ai­re la reac­ti­va­ción eco­nó­mi­ca. En­tre las me­di­das que de­ben so­me­ter­se a nue­va vo­ta­ción fi­gu­ran las po­lí­ti­cas ac­ti­vas de em­pleo, in­cen­ti­vos a la con­tra­ta­ción, im­pul­so a la re­for­ma de la Ad­mi­nis­tra­ción y cie­rre de la bre­cha sa­la­rial.

La es­pan­ta­da de na­cio­na­lis­tas, in­de­pen­den­tis­tas y par­ti­dos pe­ri­fé­ri­cos se tra­du­ce en un vo­to en con­tra al con­si­de­rar­lo “pa­pel mo­ja­do”. ERC, BNG, Bil­du y PNV re­cha­zan los dic­tá­me­nes lar­ga­men­te de­ba­ti­dos con el ar­gu­men­to de que só­lo sir­ven pa­ra la­var la ca­ra o ser un “co­ne­jo de chis­te­ra”. Ciu­da­da­nos, úni­co par­ti­do en apo­yar to­dos los pac­tos jun­to a Com­pro­mís, cri­ti­ca­ba el dog­ma­tis­mo ideo­ló­gi­co de la coa­li­ción de go­bierno.

Re­no­va­ción CGPJ-TC El pre­si­den­te del Tri­bu­nal Su­pre­mo re­cla­ma al Con­gre­so, por cuar­ta vez, la re­no­va­ción del Con­se­jo del Po­der Ju­di­cial (y del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal) que con­ti­núa en­ca­lla­da en­tre PSOE y PP con ries­go de di­la­tar­se

Lo que pa­ra el mi­nis­tro de Jus­ti­cia, Juan Car­los Cam­po, es un “man­da­to cons­ti­tu­cio­nal”, los ‘po­pu­la­res’ lo con­di­cio­nan a un cam­bio del sis­te­ma de elec­ción de vo­ca­les que re­quie­re ma­yo­ría cua­li­fi­ca­da de tres quin­tos, a lo que se su­ma Ciu­da­da­nos. El Tri­bu­nal Su­pre­mo con­ti­núa pen­dien­te de re­no­var tam­bién a cua­tro de sus ma­gis­tra­dos, in­clui­do su pre­si­den­te.

Trans­fu­guis­mo

Los par­ti­dos si­guen acor­dán­do­se de San­ta Bár­ba­ra cuan­do true­na. Vein­te años des­pués del Pac­to An­ti­trans­fu­guis­mo –sus­cri­to en 1998 y re­to­ca­do en 2002– las for­ma­cio­nes si­guen sin expulsar de la po­lí­ti­ca o in­ha­bi­li­tar a quie­nes cam­bian de ca­mi­se­ta en pleno par­ti­do trai­cio­nan­do a su pro­pio equi­po. El de­rri­bo del go­bierno so­cia­lis­ta en Te­ne­ri­fe,

con tráns­fu­ga de Cs pa­ra re­co­lo­car a Coa­li­ción Ca­na­ria, se

sol­ven­ta con el pro­pó­si­to de PSOE, PP y Ciu­da­da­nos pa­ra evi­tar que “los vo­tos ciu­da­da­nos en las ur­nas pue­dan com­prar­se en los des­pa­chos”. Tráns­fu­gas o “re­con­ver­ti­dos” pa­sa­dos y re­cien­tes duer­men en el sue­ño de los jus­tos pa­ra re­cuer­do de la his­to­ria: des­de el co­mu­nis­ta Ta­ma­mes a Verstryn­ge, Ro­sa Agui­lar, Ro­sa Díez a los más cer­ca­nos Erre­jón, Mes­qui­da, Cor­ba­cho o Bou­za.

Con­gre­so vi­gi­lan­te

El He­mi­ci­clo se des­pi­de vi­gi­lan­te has­ta sep­tiem­bre con los desai­res ha­bi­tua­les des­de enero. El ul­ti­mo, a cuen­ta del Rey Emé­ri­to,

en­fren­ta­ba a la vi­ce­pre­si­den­ta Car­men Cal­vo y el dipu­tado Jon Iña­rri­tu (Bil­du). Pre­gun­ta­ba es­te úl­ti­mo: “¿Qué más tie­ne que ocu­rrir pa­ra con­vo­car un re­fe­rén­dum so­bre la Mo­nar­quía?”, a lo que Cal­vo

res­pon­de que “la je­fa­tu­ra del Es­ta­do no es­tá en cues­tión”. Igle­sias con­si­de­ra que en Es­pa­ña se abre pa­so una “re­pú­bli­ca plu­ri­na­cio­nal”.

Pe­dro Sán­chez re­ci­be la fe­li­ci­ta­ción de sus dipu­tados tras el acuer­do en Bru­se­las.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.