Es­pa­ña y Por­tu­gal acuer­dan ha­cer un fren­te co­mún en la UE

El País (1ª Edición) - - PORTADA - Re­crear la de­mo­cra­cia

“Jun­tos y en de­mo­cra­cia po­de­mos lle­gar más le­jos”. El pre­si­den­te de Por­tu­gal, Mar­ce­lo Re­be­lo de Sou­sa, eli­gió esas pa­la­bras pa­ra sub­ra­yar, al fi­nal de su dis­cur­so so­lem­ne y “fra­terno” an­te las Cor­tes es­pa­ño­las, reuni­das en se­sión con­jun­ta, que Es­pa­ña y Por­tu­gal no so­lo tie­nen y man­tie­nen in­nu­me­ra­bles la­zos his­tó­ri­cos y cul­tu­ra­les de ve­cin­dad sino que po­drían dis­fru­tar de un gran fu­tu­ro jun­tas.

Un mensaje que tam­bién ha­bía ar­ti­cu­la­do pre­via­men­te la de­cla­ra­ción con­jun­ta que sus­cri­bió en La Mon­cloa con el pre­si­den­te es­pa­ñol, en la que am­bos abo­ga­ron por ahon­dar su “tra­ba­jo con­jun­to pa­ra cons­truir una Eu­ro­pa más fuer­te” en to­dos los sec­to­res, pe­ro es­pe­cial­men­te en dos ám­bi­tos ibé­ri- cos de gran in­te­rés co­mún: las in­ter­co­ne­xio­nes ener­gé­ti­cas y la agri­cul­tu­ra.

El je­fe del Eje­cu­ti­vo es­pa­ñol re­me­mo­ró que Es­pa­ña y Por­tu­gal han su­fri­do re­cien­te­men­te pa­re­ci­das con­se­cuen­cias de las cri­sis eco­nó­mi­cas (Por­tu­gal con un res­ca­te to­tal y Es­pa­ña con uno par­cial a su ban­ca) y glo­só que am­bas na­cio­nes lo ha­bían sa­bi­do su­pe­rar con re­for­mas y el es­fuer­zo de sus ciu­da­da­nos. Re­be­lo de Sou­sa se re­mon­tó por la tar­de, en las Cor­tes, a los pa­sa­jes his­tó­ri­cos vi­vi­dos en pa­ra­le­lo, con las re­le­ga­das dic­ta­du­ras del si­glo pasado ya en el ol­vi­do y el su­fri­do trán­si­to a las ac­tua­les de­mo­cra­cias.

Fue ahí cuan­do el pre­si­den­te por­tu­gués, que fue uno de los pa­dres de la Cons­ti­tu­ción de su país, alu­dió a lo cos­to­so que ha si­do pa­ra Es­pa­ña y Por­tu­gal edi­fi­car “pal­mo a pal­mo” es­te pe­rio­do de­mo­crá­ti­co y cuan­do mos­tró su preo­cu­pa­ción por los avi­sos que lle­gan a esos sis­te­mas po­lí­ti­cos en cri­sis des­de otros es­ce­na­rios o lu­ga­res más frá­gi­les. “Te­ne­mos que re­crear a ca­da mo­men­to nues­tra de­mo­cra­cia, nues­tra edu­ca­ción, nues­tros sis­te­mas so­cia­les, nues­tra eco­no­mía, nues­tra re­la­ción con los de­más, nues­tras ins­ti­tu­cio­nes”, re­se­ñó Re­be­lo de Sou­sa en alu­sión a que so­lo des­de la cul­tu­ra se pue­den su­pe­rar las fa­ses en las que las co­yun­tu­ras po­lí­ti­cas y eco­nó­mi­cas se al­te­ran. Y acen- La vi­si­ta de Es­ta­do de Mar­ce­lo Re­be­lo de Sou­sa es de­vo­lu­ción de la que efec­tua­ron el año pasado los Re­yes a Por­tu­gal y se en­mar­ca en un clima “ex­tra­or­di­na­rio” de cons­tan­tes y pe­rió­di­cos en­cuen­tros en­tre los man­da­ta­rios de am­bas na­cio­nes, se­gún fuen­tes ofi­cia­les es­pa­ño­las. Es­pa­ña ex­por­tó a Por­tu­gal du­ran­te 2017 un to­tal de mer­can­cías por va­lor de 19.843 mi­llo­nes de euros e im­por­tó más de 11.000 mi­llo­nes. Por­tu­gal es el cuar­to destino de ex­por­ta­cio­nes y el oc­ta­vo pro­vee­dor. Es­pa­ña ex­por­ta a Por­tu­gal más que a to­da Ibe­roa­mé­ri­ca. tuó: “So­lo en de­mo­cra­cia ele­gi­mos ser fie­les a lo me­jor de la historia de ca­da cual, sin ce­der ni un mi­lí­me­tro de esa de­mo­cra­cia, a la que lle­ga­mos ha­ce cua­tro décadas en mo­vi­mien­tos de re­cí­pro­ca in­fluen­cia”.

El di­ri­gen­te por­tu­gués en­sal­zó co­mo Ra­joy la im­por­tan­cia del pro­yec­to eu­ro­peo co­mo un re­to “hu­ma­nis­ta, de paz y jus­ti­cia so­cial, so­li­da­rio, abier­to al mun­do” y que sig­ni­fi­ca “to­le­ran­cia con­tra el egoís­mo xe­nó­fo­bo, par­ti­ci­pa­ción con­tra el con­fi­den­cia­lis­mo que pro­vo­ca el po­pu­lis­mo” y “fra­ter­ni­dad, que se opo­ne al odio”.

Fue en ese mo­men­to fi­nal cuan­do los dipu­tados in­de­pen­den­tis­tas catalanes de ERC y el PDeCAT em­pe­za­ron a en­to­nar al­gu­nas es­tro­fas de la mí­ti­ca can­ción Grân­do­la, Vi­la Mo­re­na, de Jo­sé Afon­so, que se con­vir­tió en un sím­bo­lo de la Re­vo­lu­ción de los Cla­ve­les que pu­so fin en 1974 a la dic­ta­du­ra en Por­tu­gal. Los par­la­men­ta­rios na­cio­na­lis­tas catalanes por­ta­ron la­zos y cla­ve­les ama­ri­llos en re­cla­ma­ción de la li­ber­tad pa­ra va­rios di­ri­gen­tes in­de­pen­den­tis­tas en­car­ce­la­dos. Re­be­lo de Sou­sa tuvo un co­na­to de em­pe­zar a can­tar la can­ción con los dipu­tados pe­ro la pre­si­den­ta del Con­gre­so, Ana Pas­tor, sa­lió al qui­te y dio por zan­ja­da la se­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.