El ata­que sau­dí a un puer­to cla­ve en Ye­men agra­va la dra­má­ti­ca cri­sis de los ci­vi­les

El País (1ª Edición) - - PORTADA - Fuente de in­gre­sos

“La li­be­ra­ción del puer­to de Ho­dei­da es un pun­to de in­fle­xión en nues­tra lu­cha pa­ra re­cu­pe­rar Ye­men de las mi­li­cias que lo se­cues­tra­ron al ser­vi­cio de in­tere­ses ex­tran­je­ros”, afir­ma el co­mu­ni­ca­do di­fun­di­do por el Go­bierno de Ab­drab­bo Man­sur Ha­di. Sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te, el pre­si­den­te ye­me­ní in­ter­na­cio­nal­men­te re­co­no­ci­do ha­bía lle­ga­do la vís­pe­ra a Abu Dha­bi, la ca­pi­tal de Emi­ra­tos, que es el prin­ci­pal res­pal­do de Ara­bia Sau­dí en la cam­pa­ña mi­li­tar que lan­zó con­tra los Hut­hi ha­ce tres años.

Aun­que la coa­li­ción ára­be mon­ta­da por Riad lo­gró ex­pul­sar a los re­bel­des del sur de Ye­men, el gru­po —una mi­li­cia sur­gi­da de la mar­gi­na­ción de la mi­no­ría zay­dí du­ran­te la dic­ta­du­ra de Sa­leh— se man­tie­ne en el po­der en Sa­ná y el pre­si­den­te Ha­di ni si­quie­ra ha po­di­do re­gre­sar al país. Ara­bia Sau­dí y sus alia­dos acu­san a los Hut­hi de es­tar usan­do el puer­to de Ho­dei­da pa­ra abas­te­cer­se de mi­si­les ira­níes, al­go que ellos nie­gan. Ins­pec­to­res de la ONU se en­car­gan de con­tro­lar los bar­cos con el fin de im­pe­dir­lo. El asal­to, que se vie­ne pre­pa­ran­do des­de el pa­sa­do ma­yo, tie­ne co­mo ob­je­ti­vo de­cla­ra­do aca­bar con ese con­tra­ban­do.

Sin em­bar­go, nu­me­ro­sos ob­ser­va­do­res sos­pe­chan que en reali­dad se tra­ta de ro­dear por com­ple­to el en­cla­ve no­roc­ci­den­tal en el que se han he­cho fuer­tes los Hut­hi pa­ra cor­tar­les el abas­te­ci­mien­to, as­fi­xiar­los eco­nó­mi­ca­men­te y for­zar su ren­di­ción.

“Es­ta ofen­si­va mi­li­tar va a echar por tie­rra to­da po­si­bi­li­dad de un acuer­do de paz”, ad­vier­te la em­ba­ja­do­ra de la UE pa­ra Ye­men, la es­pa­ño­la An­to­nia Cal­vo, en un in­ter­cam­bio de men­sa­jes con EL PAÍS. Cal­vo sub­ra­ya el ries­go de víc­ti­mas ci­vi­les de la ope­ra­ción que se desa­rro­lla en una zo­na den­sa­men­te po­bla­da. “La ONUes­ti­ma que pue­den pro­du­cir­se 250.000 muer­tos, eso es la mi­tad de los que ha cau­sa­do la gue­rra de Si­ria”, se­ña­la con evi­den­te preo­cu­pa­ción. Ana­lis­tas ye­me­níes te­men que Ho­dei­da se con­vier­ta en “la Ale­po de Ye­men”.

El nue­vo en­via­do de la ONU pa­ra Ye­men, Mar­tin Grif­fith, si­gue in­ten­tan­do me­diar en­tre los re­bel­des y los dos pi­la­res de la coa­li­ción ára­be, Ara­bia Sau­dí y EAU. “Es­toy ex­tre­ma­da­men­te preo­cu­pa­do por la te­rri­ble si­tua­ción hu­ma­ni­ta­ria y no pue­do de­jar de in­sis­tir en que no hay so­lu­ción mi­li­tar al con­flic­to”, di­jo en un co­mu­ni­ca­do, en el que pe­día con­ten­ción a to­das las par­tes. Si­tua­da a 150 ki­ló­me­tros al oes­te de Sa­ná, la ciu­dad de Ho­dei­da al­ber­ga el prin­ci­pal puer­to ye­me­ní del mar Ro­jo (y el se­gun­do ma­yor del país tras el de Adén, ba­jo con­trol emi­ra­tí). Ya an­tes de la gue­rra, ese fon­dea­de­ro era la en­tra­da pa­ra el 70% de las im­por­ta­cio­nes, en un país que importa el 90% de sus ali­men­tos. Des­de en­ton­ces, se ha con­ver­ti­do no so­lo en la pri­me­ra fuente de in­gre­sos pa­ra los Hut­hi que lo con­tro­lan, sino en la úni­ca vía de ac­ce­so de la ayu­da hu­ma­ni­ta­ria pa­ra los dos ter­cios de la po­bla­ción que vi­ven en el te­rri­to­rio ba­jo su fé­ru­la.

“Es pro­ba­ble que la ba­ta­lla por Ho­dei­da se pro­lon­gue y de­je a mi­llo­nes de ye­me­níes sin co­mi­da, com­bus­ti­ble y otros su­mi­nis­tros vi­ta­les. La lu­cha des­alen­ta­rá en lu­gar de fa­ci­li­tar un re­gre­so a la me­sa de ne­go­cia­cio­nes. Ye­men se hun­di­rá aún más en lo que ya es la peor cri­sis hu­ma­ni­ta­ria del mun­do”, aler­ta­ba la se­ma­na pa­sa­da un in­for­me del In­ter­na­tio­nal Cri­sis Group. Ca­tor­ceONGhan di­ri­gi­do una car­ta abier­ta al pre­si­den­te fran­cés, Em­ma­nuel Ma­cron, pa­ra que pos­pon­ga la con­fe­ren­cia hu­ma­ni­ta­ria pa­ra Ye­men pre­vis­ta pa­ra el pró­xi­mo día 27 de ju­nio y que cuen­ta con la co­pre­si­den­cia de Ara­bia Sau­dí.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.