El pre­sen­ta­dor usó una em­pre­sa pa­ra de­frau­dar a Ha­cien­da

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

Mà­xim Huer­ta fue con­de­na­do a li­qui­dar a Ha­cien­da 365.939 eu­ros por ha­ber usa­do, en­tre 2006 y 2008, una em­pre­sa in­ter­pues­ta pa­ra pa­gar me­nos im­pues­tos.

Cuan­do ayer se co­no­ció la no­ti­cia, ade­lan­ta­da por El Con­fi­den­cial, Huer­ta ale­gó que él no ha­bía he­cho na­da irre­gu­lar, por­que de­cla­rar in­gre­sos a tra­vés de em­pre­sas era al­go le­gal has­ta que Ha­cien­da “cam­bió de cri­te­rio” en 2012: “Me pa­só, co­mo a tan­tos pe­rio­dis­tas y crea­do­res, que Ha­cien­da cam­bió de cri­te­rio, hi­ce los pa- gos co­rres­pon­dien­tes y se aca­bó. No hu­bo ma­la fe. No ocul­té na­da. Es­toy al co­rrien­te de mis obli­ga­cio­nes fis­ca­les”, di­jo. Ho­ras des­pués, al anun­ciar su re­nun­cia, in­sis­tió en que es “inocen­te”. En reali­dad, no hu­bo tal cam­bio le­gal: de­cla­rar a tra­vés de una em­pre­sa era y es le­gal si la so­cie­dad crea­da fun­cio­na co­mo tal, con ac­ti­vi­dad y me­dios ma­te­ria­les y hu­ma­nos. Se­gún los jue­ces, no era el ca­so de la em­pre­sa de Huer­ta.

El pe­rio­dis­ta y pre­sen­ta­dor de te­le­vi­sión fac­tu­ró a tra­vés de su em­pre­sa, Al­ma­xi­mo Pro­fe­sio­na- les de la Ima­gen, 798.520 eu­ros en tres años. Dos sen­ten­cias del Tri­bu­nal Su­pe­rior de Jus­ti­cia de Ma­drid de ma­yo de 2017 ex­pli­can que Huer­ta usa­ba esa em­pre­sa pa­ra pa­gar, en im­pues­to de so­cie­da­des, un ti­po del 25%, mien­tras que, si hu­bie­ra de­cla­ra­do sus in­gre­sos en el IRPF, ten­dría que ha­ber tri­bu­ta­do con un ti­po del 48%. Él era el úni­co ti­tu­lar de la em­pre­sa, y la se­de so­cial era su ca­sa.

Se­gún las sen­ten­cias, el ar­tis­ta fac­tu­ró a tra­vés de su em­pre­sa 207.920 eu­ros en 2006; 287.094 eu­ros en 2007 y 303.506 eu­ros en 2008 por su ac­ti­vi­dad co­mo pre­sen­ta­dor de Te­le­cin­co y por ac­tos pu­bli­ci­ta­rios. Car­ga­ba sus gas­tos a la em­pre­sa y se los de­du­cía al ha­cer la de­cla­ra­ción del im­pues­tos de so­cie­da­des. De he­cho, en­tre 2006 y 2008 car­gó gas­tos in­de­bi­dos por 310.150 eu­ros. La ma­yo­ría eran per­so­na­les. La em­pre­sa te­nía in­clu­so pues­to a su nom­bre un apar­ta­men­to en Alicante.

Ha­cien­da con­si­de­ra ade­más que de­frau­dó al no tri­bu­tar co­rrec­ta­men­te por las “ope­ra­cio­nes vin­cu­la­das”. Es de­cir, a tra­vés de la em­pre­sa Huer­ta se asig­na­ba a sí mis­mo un sa­la­rio anual (44.400 eu­ros en 2006; 43.065 en 2007 y 60.000 eu­ros en 2008) por el que tri­bu­ta­ba en IRPF a un ti­po más ba­jo del que ha­bría co­rres­pon­di­do si lo hu­bie­ra he­cho por to­dos sus in­gre­sos. Y la re­mu­ne­ra­ción que co­bra­ba era muy in­fe­rior al va­lor del mer­ca­do. Lo que per­ci­bía de su so­cie­dad era mu- cho me­nos de lo que es­ta fac­tu­ra­ba por las ac­ti­vi­da­des co­mo pre­sen­ta­dor de Te­le­cin­co.

Aun­que Huer­ta di­jo ayer que su si­tua­ción se de­bió a un cam­bio de cri­te­rio de Ha­cien­da, en reali­dad no hu­bo tal. Sim­ple­men­te la Agen­cia Tri­bu­ta­ria es­tre­chó el cer­co so­bre los ar­tis­tas, de­por­tis­tas, ter­tu­lia­nos y pre­sen­ta­do­res en 2012 tras de­tec­tar el abu­so que ha­cían de las so­cie­da­des in­ter­pues­tas. “No hay cam­bio de cri­te­rio, lo que se pro­du­jo fue un cam­bio de con­duc­ta de los con­tri­bu­yen­tes”, ex­pli­ca Jo­sé Luis Gro­ba, pre­si­den­te de la aso­cia­ción de Ins­pec­to­res de Ha­cien­da (IHE). Gro­ba re­cuer­da que a par­tir de 2003 mu­chos pro­fe­sio­na­les apro­ve­cha­ron pa­ra crear so­cie­da­des pa­ra pa­gar me­nos im­pues­tos. “En­con­tra­mos so­cie­da­des que son co­mo un me­ro cas­ca­rón, va­cías, sin ac­ti­vi­dad ni per­so­nal”, apun­ta. Es­to se co­no­ce co­mo una si­mu­la­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.