In­te­rior eli­mi­na la prohi­bi­ción de gra­bar en los aseos a los de­te­ni­dos

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

El an­te­rior mi­nis­tro del In­te­rior, Juan Ig­na­cio Zoi­do, eli­mi­nó la prohi­bi­ción de uti­li­zar sis­te­mas de vi­deo­vi­gi­lan­cia en los aseos de los ca­la­bo­zos de las co­mi­sa­rías de la Po­li­cía Na­cio­nal y de los cuar­te­les de la Guar­dia Ci­vil só­lo unos días an­tes de que su sus­ti­tu­to, Fer­nan­do Gran­de-Mar­las­ka, to­ma­ra po­se­sión del car­go. En una ins­truc­ción fir­ma­da el 14 de ma­yo por su se­cre­ta­rio de Es­ta­do de Se­gu­ri­dad, Jo­sé An­to­nio Nie­to —aún en el car­go en fun­cio­nes—, y que en­tró en vi­gor el 5 de ju­nio, Zoi­do mo­di­fi­có el “pro­to­co­lo de ac­tua­ción en las áreas de cus­to­dia de de­te­ni­dos de las Fuer­zas y Cuer­pos de Se­gu­ri­dad del Es­ta­do” ela­bo­ra­do en 2015. Lo hi­zo pa­ra in­tro­du­cir li­ge­ras mo­di­fi­ca­cio­nes tras re­ci­bir sen­dos in­for­mes de la Po­li­cía Na­cio­nal y la Guar­dia Ci­vil “ba­sa­dos en la ex­pe­rien­cia”, se­gún re­co­ge el pro­pio do­cu­men­to en su in­tro­duc­ción.

El prin­ci­pal cam­bio es la des­apa­ri­ción aho­ra en vi­gor de la prohi­bi­ción ex­pre­sa de uti­li­zar equi­pos de vi­deo­vi­gi­lan­cia pa­ra con­tro­lar a los de­te­ni­dos mien­tras es­tán en los aseos. El pro­to­co­lo de 2015 —ela­bo­ra­do por el en­ton­ces mi­nis­tro Jor­ge Fer­nán­dez Díaz— es­pe­ci­fi­ca­ba que di­chos sis­te­mas de vi­sio­na­do y gra­ba­ción de imá­ge­nes en de­pen­den­cias po­li­cia­les “en nin­gún ca­so, po­drán per­mi­tir la vi­sua­li­za­ción de las zo­nas de aseo, con el fin de pre­ser­var la in­ti­mi­dad de las per­so­nas de­te­ni­das”. Re­co­gía así una re­co­men­da­ción del De­fen­sor del Pue­blo, que en su in­for­me de 2014 del Me­ca­nis­mo Na­cio­nal de Pre­ven­ción de la Tor­tu­ra re­cal­ca­ba que “los aseos y las sa­las pa­ra en­tre­vis­tas con los abo­ga­dos” de­bían que­dar fue­ra de la vi­deo­vi­gi­lan­cia. Fuen­tes de la ins­ti­tu­ción in­sis­tían ayer a es­te dia­rio en que es­ta re­co­men­da­ción si­gue en vi­gor.

Sin em­bar­go, el nue­vo pro­to­co­lo no ha­ce nin­gu­na men­ción a di­cha prohi­bi­ción y se li­mi­ta a re­co­ger la ne­ce­si­dad de con­tar con equi­pos de vi­deo­vi­gi­lan­cia que per­mi­tan tan­to el vi­sio­na­do co­mo la gra­ba­ción de lo que ocu­rre en el in­te­rior de los ca­la­bo­zos en cual­quier con­di­ción lu­mí­ni­ca “pa­ra ga­ran­ti­zar la in­te­gri­dad fí­si­ca y la se­gu­ri­dad de las per­so­nas pri­va­das de li­ber­tad y la de los fun­cio­na­rios po­li­cia­les que ejer­cen su cus­to­dia”. Allí don­de “aún no se dis­pon­ga de cá­ma­ras o es­tas no abar­quen la vi­sión de to­da la cel­da”, or­de­na que los agen­tes reali­cen ron­das ca­da me­dia ho­ra. El tex­to aña­de que las gra­ba­cio­nes so­lo po­drán con­ser­var­se du­ran­te “30 días a par­tir de su cap­ta­ción” y que, una vez cum­pli­do es­te pla­zo, “se- rán des­trui­das” sal­vo que sean ne­ce­sa­rias pa­ra in­ves­ti­gar un de­li­to.

Fuen­tes po­li­cia­les aseguran que la me­di­da se ha adop­ta­do pa­ra evi­tar que los de­te­ni­dos se au­to­le­sio­nen en los aseos pre­ci­sa­men­te por que­dar fue­ra de la vi­deo­vi­gi­lan­cia. Tan­to el nue­vo pro­to­co­lo co­mo el an­te­rior ha­cen es­pe­cial hin­ca­pié en evi­tar es­te ti­po de con­duc­tas, so­bre to­do en “los de­te­ni­dos por vio­len­cia de gé­ne­ro y fa­mi­liar, es­ta­dís­ti­ca­men­te más pro­cli­ves”. En es­tos ca­sos, In­te­rior or­de­na adop­tar “me­di­das es­pe­cia­les de se­gu­ri­dad”. El do­cu­men­to tam­bién re­co­ge la obli­ga­ción de los agen­tes de in­for­mar a los de­te­ni­dos a su lle­ga­da de la exis­ten­cia de las cá­ma­ras y de que es­ta­rán “per­ma­nen­te­men­te vi­gi­la­do”.

Es­te pe­rió­di­co in­ten­tó ayer sin éxi­to re­ca­bar la ver­sión del Nie­to so­bre la mo­di­fi­ca­ción del pro­to­co­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.