¿Pre­su­pues­to mi­ni pa­ra la eu­ro­zo­na?

El País (1ª Edición) - - MUNDIAL 2018 -

Un ins­tru­men­to cla­ve con­tra las pró­xi­mas cri­sis que la cum­bre eu­ro­pea de ju­nio de­be­ría crear pa­ra re­for­zar la ar­qui­tec­tu­ra del eu­ro es un pre­su­pues­to pro­pio de la eu­ro­zo­na. Ese pre­su­pues­to no res­ca­ta­ría paí­ses en ries­go de quie­bra (a car­go del Me­ca­nis­mo de Es­ta­bi­li­za­ción, me­dio bi­llón de eu­ros) o de su su­ce­sor, un FME más o me­nos co­mu­ni­ta­ri­za­do, que es el col­chón con­tra una ame­na­za gra­ve con­tra el con­jun­to de la zo­na.

Se­ría pa­ra­le­lo o com­ple­men­ta­rio. Fran­cia su­ge­ría un pre­su­pues­to del 2% anual (24.000 mi­llo­nes) del PIB de la eu­ro­zo­na (12 bi­llo­nes lar­gos) por­cen­ta­je do­ble al del pre­su­pues­to de to­da la UE. Ale- mania re­ce­la­ba y los nór­di­cos se opo­nían.

Así que la Co­mi­sión lan­zó la idea de un fon­do al­ter­na­ti­vo con­cen­tra­do en con­tra­rres­tar re­ce­sio­nes de me­nor al­can­ce, que afec­ten a al­gu­nos y a otros no: pro­duc­to de shocks asi­mé­tri­cos. Se­ría de en­tre 30.000 mi­llo­nes du­ran­te el sep­te­na­to pre­su­pues­ta­rio (0,28% del PIB anual de la eu­ro­zo­na) y 100.000 mi­llo­nes. Ser­vi­ría pa­ra su­plir con prés­ta­mos sub­ven­cio­na­dos par­te de las in­ver­sio­nes que los Es­ta­dos ji­ba­ri­zan al pri­mer signo de re­ce­sión y des­plo­me de sus in­gre­sos pre­su­pues­ta­rios. Un pro­yec­to com­pra­do —aun­que sin ci­fras— por la can­ci­ller Mer­kel (FAZ, 3/6).

La cuan­tía del “fon­do de in­ver­sio­nes” fue cri­ti­ca­da por su es­ca­sa re­le­van­cia ma­cro­eco­nó­mi­ca. Pe­ro jun­to a otro nue­vo fon­do de apo­yo a las re­for­mas em­pren­di­das por los as­pi­ran­tes al eu­ro, ca­si se du­pli­ca­ría (con 25.000 mi­llo­nes más).

La re­le­van­cia pre­su­pues­ta­ria pa­ra los afec­ta­dos se­ría mu­cho más sus­tan­ti­va, pues los clien­tes prin­ci­pa­les (aun­que no úni­cos) fre­cuen­te­men­te se­rían los más vul­ne­ra­bles. Los ayer res­ca­ta­dos (Gre­cia, Por­tu­gal, Ir­lan­da y Es­pa­ña) su­po­nen el 14% de la eu­ro­zo­na, 1,7 bi­llo­nes (se­gún la cla­ve de re­par­to en el ca­pi­tal del BCE), con lo que el flu­jo de ayu­da se in­ten­si­fi­ca­ría por sie­te ve­ces.

Y muy re­le­van­te pa­ra ca­da país. Los apo­yos so­lo se pe­di­rían anual­men­te. Y el to­pe má­xi­mo so­li­ci­ta­ble por ca­da uno se­ría del 30% del to­tal dis­po­ni­ble: 9.000 mi­llo­nes si el fon­do es más pe­que­ño; o 30.000 (di­fí­cil) si se do­ta­se con 100.000 mi­llo­nes. Con can­ti­da­des adi­cio­na­les muy me­no­res pa­ra sub­ven­cio­nar los ti­pos de in­te­rés de los prés­ta­mos: ob­te­ni­dos en el mer­ca­do por la Co­mi­sión y en­tre­ga­dos back to back a los paí­ses be­ne­fi­cia­rios.

Con esos ba­re­mos, Es­pa­ña po­dría ha­ber man­te­ni­do so­bra­da­men­te en la Gran Re­ce­sión y años pos­te­rio­res su in­ver­sión pú­bli­ca en I+D. Y un buen pe­lliz­co de los 18.600 mi­llo­nes re­cor­ta­dos anual­men­te de las in­ver­sio­nes to­ta­les, en re­la­ción a los bue­nos tiem­pos. Re­cor­de­mos que Es­pa­ña re­ci­be ya 11.592 mi­llo­nes de eu­ros en in­ver­sio­nes pú­bli­cas de la UE (2016).

Y ade­más el di­ne­ro pro­ven­dría de la emi­sión eu­ro­pea de deu­da, res­pal­da­da por el pre­su­pues­to co­mún de los 27. Un en­sa­yo de eu­ro­bo­nos. No ma­si­vo. Pe­ro quien no em­pie­za no cul­mi­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.