Cam­pa­nas de bo­da pa­ra las ‘te­le­cos’ y los me­dios

El País (1ª Edición) - - MUNDIAL 2018 - Gi­gan­tes in­te­gra­dos

La ca­rre­ra por la con­so­li­da­ción en la in­dus­tria de me­dios aca­ba de re­ci­bir un im­por­tan­te es­pal­da­ra­zo le­gal en Es­ta­dos Uni­dos, des­pués de que un juez fe­de­ral au­to­ri­za­ra el mar­tes sin con­di­cio­nes la fusión en­tre el ope­ra­dor de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes AT&T y el con­glo­me­ra­do de en­tre­te­ni­mien­to Ti­meWar­ner. Se con­cen­tra­rá de es­ta ma­ne­ra en una mis­ma es­truc­tu­ra un dis­tri­bui­dor y un pro­vee­dor de con­te­ni­do, una com­bi­na­ción que ten­drá ra­mi­fi­ca­cio­nes du­ran­te las pró­xi­mas dé­ca­das. La de­ci­sión es de­ter­mi­nan­te pa­ra otras ope­ra­cio­nes si­mi­la­res en las in­dus­trias de me­dios.

La ma­cro­fu­sión, que fue blo­quea­da en no­viem­bre por el De­par­ta­men­to de Jus­ti­cia, es si­mi­lar a la que pro­ta­go­ni­za­ron el ope­ra­dor de ca­ble Com­cast y el gru­po de en­tre­te­ni­mien­to NBC Uni­ver­sal ha­ce po­co me­nos de una dé­ca­da. Pe­ro por aquel en­ton­ces, las pla­ta­for­mas strea­ming de Net­flix y Ama­zon o la in­tru­sión de Goo­gle y Fa­ce­book en el ne­go­cio de la pu­bli­ci­dad no re­pre­sen­ta­ban una ame­na­za tan evi­den­te pa­ra los vie­jos co­lo­sos. AT&T se do­ta así de una po­de­ro­sa ar­ma pa­ra com­pe­tir.

Los ana­lis­tas de Sti­fel an­ti­ci­pan que “to­do va a ir muy rá­pi­do” des­pués de es­ta de­ci­sión ju­di­cial, por­que per­mi­te apun­ta­lar el es­ta­tus quo le­gal en vi­gor res­pec­to a las fu­sio­nes de em­pre­sas que no com­pi­ten di­rec­ta­men­te. Las com­pa­ñías que crean con­te­ni­do, ex­pli­can, ne­ce­si­tan te­ner un ac­ce­so di­rec­to al con­su­mi­dor pa­ra po­der ofre­cer­les pro­gra­mas que quie­ren con­su­mir. Por su par­te, las te­le­cos bus­can ofre­cer nue­vos ser­vi­cios pa­ra atraer a más clien­tes y ele­var así sus in­gre­sos.

Con la luz ver­de ju­di­cial a es­ta ope­ra­ción va­lo­ra­da en 85.400 mi­llo­nes de dó­la­res, la aten­ción se con­cen­tra aho­ra pre­ci­sa­men­te en Com­cast, que se es­pe­ra pre- sen­te una ofer­ta for­mal por los ac­ti­vos de en­tre­te­ni­mien­to del con­glo­me­ra­do Twenty First Cen­tury Fox. Eso des­en­ca­de­na­rá una ver­da­de­ra pu­ja con el gru­po Dis­ney, que po­dría ver­se obli­ga­da a en­dul­zar los tér­mi­nos del acuer­do que ya ce­rró con la com­pa­ñía con­tro­la­da por el em­pre­sa­rio Ru­pert Mur­doch.

Net­flix, Ama­zon, Fa­ce­book y Ap­ple es­tán en pa­ra­le­lo des­ti­nan­do su­mas in­gen­tes de di­ne­ro pa­ra pro­du­cir con­te­ni­do ori­gi­nal. Es uno de los ar­gu­men­tos que uti­li­zó AT&T pa­ra de­fen­der la com­pra de Ti­me War­ner. Las ope­ra­cio­nes que tie­nen en mar­cha las com­pa­ñías tra­di­cio­na­les en la in­dus­tria de me­dios y te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes po­drían, a su vez, lle­var a las gran­des tec­no­ló­gi­cas a ad­qui­rir es­tu­dios co­mo Paramount o A24.

La úl­ti­ma vez que en EE UU se de­nun­ció una fusión ver­ti­cal co­mo es­te fue ha­ce cua­tro dé­ca­das. El pro­pio ma­gis­tra­do hi­zo men­ción du­ran­te el pro­ce­so a la mag­ni­tud del ca­so y su im­por­tan- cia. Hi­zo tam­bién men­ción al pre­sen­tar su opi­nión fi­nal al enor­me po­der que du­ran­te los úl­ti­mos años ga­na­ron las fir­mas tec­no­ló­gi­cas en el ne­go­cio de la ge­ne­ra­ción y de la dis­tri­bu­ción de con­te­ni­do. Los abo­ga­dos del De­par­ta­men­to de Jus­ti­cia uti­li­za­ron co­mo ar­gu­men­to pa­ra opo­ner­se a la fusión que la ope­ra­ción de AT&T, due­ña de Di­re­cTV, y Ti­meWar­ner de­ja­ría la in­dus­tria en ma­nos de dos gi­gan­tes in­te­gra­dos ver­ti­cal­men­te. Es más, su­gi­rió la po­si­bi­li­dad de que pu­die­ran coor­di­nar­se pa­ra li­mi­tar el cre­ci­mien­to de las pla­ta­for­mas strea­ming. Net­flix es el lí­der de le­jos en es­ta nue­va reali­dad, pe­ro Ap­ple es la que tie­ne más re­cur­sos a mano.

Los mo­vi­mien­tos en la in­dus­tria de en­tre­te­ni­mien­to no son nue­vos, pe­ro la irrup­ción de es­tos po­de­ro­sos ac­to­res es­tá cam­bian­do la di­ná­mi­ca. CBS y Via­com lle­van tiem­po in­ten­tan­do vol­ver a in­te­grar­se, pe­ro las ne­go­cia­cio­nes en­tre sus equi­pos di­rec­ti­vos es­tán com­ple­ta­men­te es­tan­ca­das. El ma­gis­tra­do del ca­so de AT&T Ri­chard Leon ci­ta ex­pre­sa­men­te en su ve­re­dic­to que los ca­na­les tra­di­cio­na­les pier­den au­dien­cia, por­que sus clien­tes es­tán emi­gran­do a los ser­vi­cios que ofre­cen las tec­no­ló­gi­cas.

La de­ci­sión del juez se co­no­ció un día des­pués de que en­tra­ra en vi­gor las nue­vas nor­mas pa­ra re­gu­lar el ac­ce­so a la red, otro ar­gu­men­to pa­ra que las tec­no­ló­gi­cas es­tu­dien cuá­les son sus op­cio­nes de com­pra. Otros pro­vee­do­res de In­ter­net y de te­le­fo­nía mó­vil co­mo Ve­ri­zon, que con­tro­la ya AOL y Yahoo, po­drían par­ti­ci­par en el pro­ce­so de con­so­li­da­ción en mar­cha. Mien­tras que T-Mo­bi­le y Sprint pue­den uti­li­zar su opi­nión tam­bién co­mo ar­gu­men­to pa­ra de­fen­der su fusión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.