“No se ve con na­tu­ra­li­dad que una mu­jer di­ri­ja a hom­bres”

El País (1ª Edición) - - MUNDIAL 2018 -

Se pue­de te­ner to­do con­tro­la­do pa­ra ha­cer una gran re­trans­mi­sión del Mun­dial de Ru­sia, pen­sar qué ocu­rri­rá si Es­pa­ña pa­sa o no a las pró­xi­mas ron­das y có­mo reac­cio­na­rá la Re­dac­ción, pen­sar en las co­ne­xio­nes y la co­ber­tu­ra de las se­lec­cio­nes fa­vo­ri­tas, pe­ro un des­con­cier­to co­mo el cau­sa­do por Ju­len Lo­pe­te­gui, el Real Ma­drid y la Fe­de­ra­ción, no. Un día an­tes del ini­cio del Mun­dial de fút­bol, la di­rec­to­ra de De­por­tes de la ca­de­na SER, Lau­ra Mar­tí­nez (Ta­rra­go­na, 1978) se mues­tra sor­pren­di­da co­mo to­dos con el des­pi­do del se­lec­cio­na­dor y su relevo por Fer­nan­do Hie­rro y or­gu­llo­sa de có­mo ha reac­cio­na­do el equi­po de la emi­so­ra an­te el bom­ba­zo in­for­ma­ti­vo. “El pe­rio­dis­ta de­por­ti­vo es­tá muy pre­pa­ra­do pa­ra la in­me­dia­tez. En el día a día nos mo­ve­mos en eso, en bus­car no­ti­cias, reac­cio­nar y ha­cer di­rec­tos cons­tan­te­men­te en los pro­gra­mas de la ca­de­na”.

Pre­gun­ta. To­do pre­pa­ra­do y lle­ga el caos...

Res­pues­ta. Na­die lo es­pe­ra­ba. Cuan­do hay una gran cri­sis se es­pe­ra una gran so­lu­ción, y de pri­me­ras no la hu­bo. Lo úl­ti­mo en que se ha pen­sa­do, tan­to por par­te de Lo­pe­te­gui co­mo de la Fe­de­ra­ción y del Ma­drid es en la se­lec­ción. ¡A 48 ho­ras de em­pe­zar un Mun­dial!

P. ¿Có­mo cam­bian las ex­pec­ta­ti­vas res­pec­to a la Ro­ja?

R. Has­ta el mar­tes, pen­sa­ba en Es­pa­ña co­mo una de las fa­vo­ri­tas pa­ra avan­zar en es­te Mun­dial y ni me plan­tea­ba lo que pa­só en Bra­sil ha­ce cua­tro años. Sin­ce­ra­men­te, ten­go muy ma­las sen­sa­cio­nes, con­ta­gia­das no so­lo por lo que ha pa­sa­do, sino por to­da la pren­sa in­ter­na­cio­nal. P. Con el de­but ma­ña­na... R. Te­ne­mos ju­ga­do­res con mu­cha sol­ven­cia y hay que en- co­men­dar­se aho­ra mis­mo al po­der del equi­po. Es­pa­ña va a ju­gar la gran fi­nal ma­ña­na con­tra Por­tu­gal.

P. ¿Có­mo se or­ga­ni­za el se­gui­mien­to de un even­to así?

R. Em­pie­za ca­si dos años an­tes. Lo más com­pli­ca­do es el te­ma lo­gís­ti­co y el pre­su­pues­ta­rio. Com­bi­nar to­do. Hay que tras­la­dar­se a otro país, lle­var a un nú­me­ro gran­de de gen­te, es­tar pen­dien­te de dón­de se va a alo­jar la se­lec­ción. Hay que ha­cer un plan­tea­mien­to de la pro­gra­ma­ción y de có­mo crees que po­dría ha­cer el me­jor Mun­dial la SER. To­do eso requiere un tra­ba­jo que afec­ta a mu­chí­si­mas áreas. P. ¿Y si Es­pa­ña cae pron­to? R. Si pa­sa eso, hay una par­te del equi­po que se vuel­ve an­tes, por­que el se­gui­mien­to de­cae en Es­pa­ña. Pa­só en el Mun­dial de Bra­sil: caí­mos en la pri­me­ra fa­se y la mi­tad del equi­po re­gre­só a Es­pa­ña. Si per­die­ra pron­to, re­ubi­ca­ría­mos las po­si­cio­nes.

P. Es di­rec­to­ra de De­por­tes en un ám­bi­to de tra­ba­jo muy mas­cu­lino...

R. Lo lle­vo con na­tu­ra­li­dad. Es­toy muy acos­tum­bra­da y tra­ba­jo muy có­mo­da. Lle­vo des­de el año 2000 tra­ba­jan­do en de­por­tes, la ma­yo­ría de mis com- pa­ñe­ros han si­do hom­bres y nun­ca he te­ni­do nin­gún pro­ble­ma. Sí que es ver­dad que, des­de que lle­gué, lo que más me han pre­gun­ta­do ha si­do có­mo lle­vo tra­ba­jar con tan­tos hom­bres, más que a qué me de­di­co o cuá­les son mis fun­cio­nes. Eso me ha­ce pen­sar que no se ve con na­tu­ra­li­dad que una mu­jer di­ri­ja a hom­bres; en eso es en lo que hay que se­guir tra­ba­jan­do.

P. ¿Por qué hay po­cas mu­je­res en el pe­rio­dis­mo de­por­ti­vo?

R. He­mos lle­ga­do más tar­de a mu­chí­si­mas co­sas. Sí que hay mu­chas mu­je­res, ca­da vez más, pe­ro to­da­vía la pro­por­ción no es la mis­ma. Ha­ce un mes, hi­ce las prue­bas de se­lec­ción de be­ca­rios y de la gen­te que se pre­sen­tó pa­ra ha­cer las prác­ti­cas en la sec­ción de De­por­tes: el 30% eran chi­cas; no es­ta­ba igua­la­do, por gus­tos o por lo que sea. En la ra­dio, ca­da vez va a ha­ber más mu­je­res; es al­go que ya se ve. Aho­ra es un 30%, pe­ro ha­ce cin­co años igual el por­cen­ta­je que se pre­sen­ta­ban a las prác­ti­cas era de un 10%. La vi­sión fe­me­ni­na en­ri­que­ce al pe­rio­dis­mo de­por­ti­vo en to­dos los sen­ti­dos. Los gus­tos que te­ne­mos en al­gu­nas co­sas son di­fe­ren­tes. Por ejem­plo, amí no­me gus­ta na­da na­rrar; en cam­bio, a la ma­yo­ría de hom­bres les en­can­ta. Me mo­ti­van más otras co­sas del pe­rio­dis­mo de­por­ti­vo. P. ¿Có­mo cuá­les? R. La sen­sa­ción del di­rec­to, el po­der es­tar en acon­te­ci­mien­tos in­ter­na­cio­na­les, en el día a día de cual­quier club de­por­ti­vo... He es­ta­do en otras áreas, co­mo en In­for­ma­ti­vos, y dis­fru­té me­nos.

P. ¿Su fa­vo­ri­ta pa­ra ga­nar el Mun­dial?

R. El mar­tes era Es­pa­ña; ayer por la ma­ña­na era Es­pa­ña... es­pe­ro que ma­ña­na, se­gún jue­gue, si­ga sien­do Es­pa­ña. Y tam­bién Ale­ma­nia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.