La ex­dipu­tada del PSC Te­re­sa Cu­ni­lle­ra, de­le­ga­da en Ca­ta­lu­ña

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

La ex­dipu­tada del PSC Te­re­sa Cu­ni­lle­ra se­rá la de­le­ga­da del Go­bierno en Ca­ta­lu­ña. Cu­ni­lle­ra, que sus­ti­tu­ye al po­pu­lar En­ric Mi­llo en el car­go, se­rá nom­bra­da hoy por el Con­se­jo de Mi­nis­tros. La so­cia­lis­ta com­par­ti­rá con el Go­bierno de Pe­dro Sán­chez la ta­rea de en­cau­zar des­de Ca­ta­lu­ña las re­la­cio­nes en­tre el Eje­cu­ti­vo y la Ge­ne­ra­li­tat, to­da vez que he­re­da de su pre­de­ce­sor una gé­li­da re­la­ción en­tre am­bas Ad­mi­nis­tra­cio­nes.

La so­cia­lis­ta ca­ta­la­na asu­me un pues­to de­li­ca­do que ad­qui­rió es­pe­cial re­le­van­cia en el man­da­to de Mi­llo por la apli­ca­ción del ar­tícu­lo 155. La mar­cha de es­te oxi­ge­na de en­tra­da la re­la­ción en­tre el pa­lau de la Ge­ne­ra­li­tat y la de­le­ga­ción del Go­bierno en Ca­ta­lu­ña. La com­pli­ca­da re­la­ción en­tre las dos ins­ti­tu­cio­nes cul­mi­nó en ma­yo cuan­do el Go­vern re­cri­mi­nó a Mi­llo que le de­ne­ga­ra al pre­si­den­te Quim To­rra el uso de la sa­la de au­to­ri­da­des del ae­ro­puer­to por­que no lo co­mu­ni­có y por­que iba a vi­si­tar a los pre­sos. El en­torno de To­rra cul­pó en­ton­ces a Mi­llo de “de­ni­grar y hu­mi­llar” al pre­si­dent. En su úl­ti­mo dis­cur­so, Mi­llo ha­bía ne­ga­do a To­rra su con­di­ción de in­ter­lo­cu­tor vá­li­do.

Na­ci­da en Llei­da en 1951, Cu­ni­lle­ra es una ve­te­ra­na en po­lí­ti­ca: ha si­do dipu­tada en seis le­gis­la­tu­ras y vi­ce­pre­si­den­ta del Con­gre­so. Tie­ne tam­bién ex­pe­rien­cia de Go­bierno en el ga­bi­ne­te de Fe­li­pe González, y es de la má­xi­ma con­fian­za de Pe­dro Sán­chez y de Mi­quel Ice­ta. (ARMH) ya so­li­ci­tó al Go­bierno de Ma­riano Ra­joy la re­ti­ra­da de la me­da­lla a Billy el Ni­ño. No se pue­de “obli­gar a la ciu­da­da­nía que de­fien­de la de­mo­cra­cia a pa­gar con sus im­pues­tos ese pre­mio a un tor­tu­ra­dor”, ar­gu­men­ta­ban.

La ARMH tam­bién so­li­ci­tó a tra­vés del por­tal de trans­pa­ren­cia del Go­bierno la re­la­ción de “mé­ri­tos y ser­vi­cios de ca­rác­ter ex­tra­or­di­na­rio” por los que se ha­bía con­ce­di­do a Billy el Ni­ño la me­da­lla. El pa­sa­do 4 de ju­nio, el di­rec­tor ge­ne­ral de la po­li­cía res­pon­dió que fa­ci­li­tar esa in­for­ma­ción “vul­ne­ra­ría su de­re­cho a la in­ti­mi­dad” y po­dría po­ner­le en pe­li­gro. “Pon­dría al afec­ta­do en un estado cons­tan­te de an­sie­dad. Si las per­so­nas res­pon­sa­bles de he­chos de­lic­ti­vos en los que González Pa­che­co par­ti­ci­pó co­mo agen­te de la au­to­ri­dad co­no­cie­ran esa par­ti­ci­pa­ción po­drían lle­var a ca­bo ac­cio­nes de re­pre­sa­lia con­tra él, ha­cien­do pe­li­grar su in­te­gri­dad y la de otras per­so­nas, da­do que en la re­la­ción de mé­ri­tos fi­gu­ra in­for­ma­ción al res­pec­to”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.