“Uri­be y yo te­ne­mos di­fe­ren­cias, so­mos cla­ra­men­te dos per­so­nas dis­tin­tas”

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

Diez días des­pués de ga­nar las elec­cio­nes el pa­sa­do 17 de ju­nio, Iván Du­que ini­ció un via­je que su­po­ne en sí una de­cla­ra­ción de in­ten­cio­nes. Pri­me­ro vi­si­tó Was­hing­ton, don­de el nue­vo pre­si­den­te de Co­lom­bia se for­mó du­ran­te una dé­ca­da co­mo con­se­je­ro del Ban­co In­te­ra­me­ri­cano de Desa­rro­llo (BID). De allí vo­ló a Ma­drid. Fue re­ci­bi­do por Fe­li­pe VI; el je­fe del Eje­cu­ti­vo, Pe­dro Sán­chez, y pre­sen­tó a los em­pre­sa­rios un plan de re­for­mas eco­nó­mi­cas cen­tra­do en el im­pul­so de las in­dus­trias crea­ti­vas.

Du­que, na­ci­do en Bogotá, re­co­ge­rá el tes­ti­go de Juan Ma­nuel Santos el pró­xi­mo 7 de agos­to, una se­ma­na des­pués de cum­plir 42 años. Pro­me­te co­rre­gir los acuer­dos de paz con las FARC al­can­za­dos por su an­te­ce­sor “sin ha­cer­los tri­zas”, se pro­po­ne unir a un país di­vi­di­do tras más de me­dio si­glo de con­flic­to y bus­ca di­si­par las in­quie­tu­des de una par­te de la so­cie­dad que des­con­fía del ex­pre­si­den­te Ál­va­ro Uri­be, su prin­ci­pal men­tor. Es­ta en­tre­vis­ta se ce­le­bró el lu­nes pa­sa­do en el es­ce­na­rio del Tea­tro Al­cá­zar de la ca­pi­tal a pe­ti­ción de su equi­po.

Pre­gun­ta. En su pri­me­ra com­pa­re­cen­cia co­mo pre­si­den­te elec­to hi­ló un dis­cur­so cen­tra­do en la re­con­ci­lia­ción. La so­cie­dad es­tá di­vi­di­da, so­bre to­do en torno al pro­ce­so de paz con las FARC, y us­ted quie­re ha­cer al­gu­nas co­rrec­cio­nes a esos acuer­dos. ¿No co­rre el ries­go, así, de aca­bar con­ten­tan­do so­lo a al­gu­nos sec­to­res?

Res­pues­ta. El error más gran­de que se co­me­tió en los úl­ti­mos años fue di­vi­dir a Co­lom­bia en­tre ami­gos y enemi­gos de la paz, cuan­do to­dos so­mos ami­gos de la paz. El ple­bis­ci­to del 2 de oc­tu­bre de 2016 se ga­nó por par­te de la cam­pa­ña del no y tan pron­to se ga­nó se in­vi­tó a un gran acuer­do na­cio­nal que nun­ca cris­ta­li­zó. Hoy ten­go una apro­xi­ma­ción muy cla­ra. No se tra­ta de des­truir los acuer­dos, no se tra­ta de ha­cer­los tri­zas. Se tra­ta de man­te­ner aque­llas co­sas que son im­por­tan­tes, co­mo la des­mo­vi­li­za­ción, el desar­me y la re­in­ser­ción de la ba­se gue­rri­lle­ra; ade­lan­tar una apro­xi­ma­ción de desa­rro­llo ru­ral in­te­gral; man­te­ner unas in­ver­sio­nes im­por­tan­tes en las zo­nas que han si­do gol­pea­das por la vio­len­cia y ga­ran­ti­zar la pro­tec­ción de quie­nes han he­cho ese trán­si­to a la re­con­ci­lia­ción.

Pe­ro hay que co­rre­gir aque­llas co­sas que es­tán sa­lien­do mal y que ge­ne­ran efec­tos ne­ga­ti­vos: la ex­pan­sión ver­ti­gi­no­sa de los cul­ti­vos ilí­ci­tos, el he­cho de que hay ar­mas y di­ne­ro es­con­di­dos, que son una for­ma de afren­ta a las víc­ti­mas, y que se pue­da garanti- zar que el par­ti­do FARC man­ten­ga su re­pre­sen­ta­ción en el Con­gre­so, pe­ro si al­guno de sus miem­bros es con­de­na­do por crí­me­nes de le­sa hu­ma­ni­dad de­be sa­lir del Con­gre­so y ser re­em­pla­za­do por otro. Esas re­for­mas son sen­sa­tas, ne­ce­sa­rias, y co­rri­gen lo que es­tá sa­lien­do mal. Esa es una for­ma de unir a los co­lom­bia­nos.

P. ¿Cree que es­tas tres o cua­tro re­for­mas pue­den ten­sio­nar un po­co el cli­ma, pe­ro no van a su­po­ner que las FARC rom­pan?

R. Si hay una ver­da­de­ra vo­lun­tad de paz de par­te de las FARC, que de aho­ra en ade­lan­te el nar­co­trá­fi­co no sea un de­li­to am­nis­tia­ble es al­go que tie­ne to­do el sen­ti­do. Que la erra­di­ca­ción y la sus­ti­tu­ción de cul­ti­vos de co­ca sean obli­ga­to­rias es una po­tes­tad que si­gue que­dan­do en ca­be­za del Es­ta­do, pe­ro tie­ne que ir acom­pa­ña­da del desa­rro­llo al­ter­na­ti­vo. Eso no pue­de ser vis­to de nin­gu­na ma­ne­ra co­mo una pro­vo­ca­ción o una in­sen­sa­tez. Que las ar­mas y el di­ne­ro es­con­di­do im­pli­quen que ha­ya san­cio­nes ejem­pla­ri­zan­tes me pa­re­ce le­gí­ti­mo. Y lo que no­so­tros es­ta­mos di­cien­do es que si las con­de­nas se ra­ti­fi­can ten­drán que sa­lir del Con­gre­so, pe­ro el par­ti­do FARC po­drá re­em­pla­zar esa per­so­na por otra que no ten­ga deu­das con la jus­ti­cia.

P. ¿Es­tá us­ted se­gu­ro de que las tres, cua­tro re­for­mas con­cre- tas que es­tá plan­tean­do no van a su­po­ner una rup­tu­ra?

R. Es que yo creo que no de­be­rían su­po­ner­lo. Por el con­tra­rio, lo que pue­den ge­ne­rar es real­men­te unir a Co­lom­bia en torno a es­tos ele­men­tos.

P. ¿Eli­mi­na­rá la sus­ti­tu­ción vo­lun­ta­ria de cul­ti­vos de co­ca?

R. No. Creo que el prin­ci­pio tie­ne que ser la obli­ga­to­rie­dad. Es de­cir, la sus­ti­tu­ción es obli­ga­to­ria, pe­ro si den­tro del man­da­to de obli­ga­to­rie­dad al­guien di­ce “lo quie­ro ha­cer vo­lun­ta­ria­men­te”, pues en­ton­ces se tra­ba­ja con las co­mu­ni­da­des. P. ¿Y vol­ve­rá a la as­per­sión? R. Vol­ver a la as­per­sión se ne­ce­si­ta, pe­ro tie­ne que ser con un quí­mi­co au­to­ri­za­do, y pa­ra mi­ti­gar efec­tos en ter­ce­ros hay que bus­car fu­mi­ga­ción de pre­ci­sión, con dro­nes u otra téc­ni­ca.

P. Hi­zo una cam­pa­ña cen­tra­da en la re­ge­ne­ra­ción y aho­ra es el pre­si­den­te de Co­lom­bia más jo­ven de los úl­ti­mos 60 años. No obs­tan­te, sus ad­ver­sa­rios le acu­san de ha­ber­lo lo­gra­do gra­cias a un apa­ra­to po­lí­ti­co clá­si­co vin­cu­la­do al ex­pre­si­den­te Uri­be.

R. La cam­pa­ña elec­to­ral ya ter­mi­nó. Yo no es­toy go­ber­nan­do pen­san­do en ad­ver­sa­rios. Es­toy go­ber­nan­do pen­san­do en el bie­nes­tar de to­dos los co­lom­bia­nos. Hoy soy el pre­si­den­te de to­dos los co­lom­bia­nos. Quie­ro go­ber­nar pa­ra to­dos los co­lom­bia­nos y quie­ro plan­tear a Co­lom­bia una agen­da de fu­tu­ro que nos una.

P. Us­ted quie­re re­no­var Co­lom­bia, lle­ga con ese man­da­to. Aun­que el su­yo, el Cen­tro De­mo­crá­ti­co, es un par­ti­do tra­di­cio­nal…

R. El par­ti­do nues­tro es de los más jó­ve­nes de Co­lom­bia. Tie­ne el ma­yor nú­me­ro de con­gre­sis­tas me­no­res de 50 años y una de las

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.