Cos­pe­dal se ve con San­ta­ma­ría pe­ro ce­de apo­yos a Ca­sa­do

El País (1ª Edición) - - PORTADA - El fac­tor Ga­li­cia

Los can­di­da­tos a pre­si­dir el PP tra­tan de mo­vi­li­zar apo­yos en­tre los 3.184 com­pro­mi­sa­rios que de­ci­di­rán en el con­gre­so de los pró­xi­mos 20 y 21 de ju­lio. Ca­sa­do di­ce contar con más de 2.100 vo­tos, en­tre ellos bue­na par­te de los apo­yos de Cos­pe­dal, eli­mi­na­da en la pri­me­ra vuel­ta. Sáenz de San­ta­ma­ría ase­gu­ra que el vi­ce­se­cre­ta­rio se va a “lle­var sor­pre- sas”, pe­ro no qui­so re­ve­lar ayer el con­te­ni­do de su char­la con la nú­me­ro dos del par­ti­do—“es una con­ver­sa­ción pri­va­da”, di­jo— y se li­mi­tó a afir­mar que el en­cuen­tro ha­bía si­do “muy cor­dial”.

Ros­tros muy co­no­ci­dos del equi­po de Cos­pe­dal, co­mo la ex­mi­nis­tra de Agri­cul­tu­ra Isabel Gar­cía Te­je­ri­na, se han pa­sa­do al equi­po del vi­ce­se­cre­ta­rio. “A na- die se le es­ca­pa que he es­ta­do aquí y en otras pro­vin­cias de Cas­ti­lla y León apo­yan­do a Cos­pe­dal”, jus­ti­fi­ca­ba ayer, en un ac­to de cam­pa­ña de Ca­sa­do. “Pe­ro en es­te par­ti­do de vuel­ta quie­ro agra­de­cer a Pa­blo que me lla­ma­ra. Me sien­to muy có­mo­da apo­yán­do­le pa­ra la presidencia del PP. Aho­ra to­ca char­lar con los com­pro­mi­sa­rios de Cas­ti­lla y Ayer lo hi­zo, por ejem­plo, el eu­ro­par­la­men­ta­rio Es­te­ban Gon­zá­lez Pons, y el día an­te­rior Jo­sé Ma­nuel Ba­rrei­ro, el por­ta­voz po­pu­lar en el Se­na­do. Ba­rrei­ro se pu­so, ade­más, co­mo ejem­plo, ya que en 2005, en la rec­ta fi­nal del pro­ce­so pa­ra ele­gir al su­ce­sor de Ma­nuel Fraga al frente del PP ga­lle­go, decidió in­te­grar­se en la can­di­da­tu­ra de Al­ber­to Nú­ñez Fei­jóo, que te­nía más ava­les.

Ga­li­cia es el cuar­to te­rri­to­rio con más com­pro­mi­sa­rios pa­ra la vo­ta­ción en la que se ele­gi­rá al su­ce­sor de Ma­riano Ra­joy en el con­gre­so. Ca­sa­do estuvo el miér­co­les en esa co­mu­ni­dad, y Sáenz de San­ta­ma­ría irá es­te fin de se­ma­na. La ten­sión en­tre los can­di­da­tos tam­bién ha di­lui­do las po­si­bi­li­da­des de un de­ba­te de can­di­da­tos por­que la di­rec­ción del PP no es­tá pre­ci­sa­men­te en­tu­sias­ma­da por la idea de ese en­fren­ta­mien­to pú­bli­co. Ayer vol­vie­ron a la car­ga: “De­je­mos de ha­blar de hom­bres, mu­je­res, jó­ve­nes o vie­jos; el PP no pue­de se­guir en fun­cio­nes”, de­cla­ró Ca­sa­do. “No pi­do el vo­to por ser mu­jer”, res­pon­dió Sáenz de San­ta­ma­ría.

El vi­ce­se­cre­ta­rio insiste en que ju­ga­rá el par­ti­do has­ta el fi­nal. La ex­vi­ce­pre­si­den­ta ya ha char­la­do con él va­rias ve­ces por te­lé­fono, pe­ro quie­re sen­tar­se con Ca­sa­do pa­ra “ha­blar lar­go y ten­di­do” y ha­cer un “diag­nós­ti­co” de “qué es lo me­jor” pa­ra el PP.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.