Los au­di­to­res eu­ro­peos pi­den fir­me­za con los paí­ses más en­deu­da­dos

El País (1ª Edición) - - MUNDIAL 2018 - Es­pa­ña de­be el 98%

Na­die sa­be cuán­do es­ta­lla­rá la pró­xi­ma re­ce­sión. Ni con qué fuer­za gol­pea­rá a Eu­ro­pa. Pe­ro los ci­clos eco­nó­mi­cos si­guen exis­tien­do, y los au­di­to­res eu­ro­peos creen que los Es­ta­dos miem­bros no se es­tán pre­pa­ran­do co­mo de­be­rían pa­ra cuan­do lleguen las va­cas fla­cas. En un in­for­me pu­bli­ca­do ayer, el Tribunal de Cuen­tas apun­ta a la ele­va­da deu­da pú­bli­ca de los so­cios co­mu­ni­ta­rios co­mo el gran pun­to dé­bil si la cri­sis vuel­ve a las an­da­das. Aun­que se­ña­la a los ju­ga­do­res, el es­tu­dio car­ga las cul­pas con­tra el ár­bi­tro: la­men­ta que la Co­mi­sión Eu­ro­pea ha­ya per­mi­ti­do in­cum­plir las re­glas sis­te­má­ti­ca­men­te, y le acu­sa de no ha­ber ejer­ci­do su tra­ba­jo de ga­ran­te de las fi­nan­zas pú­bli­cas co­mo de­bía.

“Las dis­po­si­cio­nes en ma­te­ria de fle­xi­bi­li­dad in­tro­du­ci­das por la Co­mi­sión no es­ta­ban su­je­tas a la du­ra­ción del pe­río­do de cri­sis y, de he­cho, en la prác­ti­ca lle­ga­ron de­ma­sia­do le­jos”, cri­ti­ca Ne­ven Ma­tes, en­car­ga­do del in­for­me y an­ti­guo di­rec­ti­vo del FMI.

El Pac­to de Es­ta­bi­li­dad y Cre­ci­mien­to es el ins­tru­men­to con el que Bru­se­las pue­de aflo­jar o apre­tar la so­ga al cue­llo de los in­cum­pli­do­res. El pre­si­den­te del BCE, Ma­rio Drag­hi, sue­le ca­li­fi­car­la co­mo el an­cla de con­fian­za en el proyecto eu­ro­peo. Sus nor­mas gi­ran en torno a dos ci­fras (3% de dé­fi­cit so­bre PIB y 60% de deu­da pú­bli­ca). Tras años de avi­sos y ame­na­zas de mul­ta, so­lo Es­pa­ña si­gue por en­ci­ma del pri­mer um­bral en el dé­fi­cit. El se­gun­do, el de la deu­da so­be­ra­na, es mu­cho más con­cu­rri­do: 15 paí­ses de la UE­lo su­pe­ra­ban a cie­rre de 2017, en­tre ellos Gre­cia (178,6%), Ita­lia (131,8%), Por­tu­gal (125,7%), Bél­gi­ca (103,1%) y Es­pa­ña (98,3%). Los au­di­to­res acu­san a la Co­mi­sión de re­du­cir las exi­gen­cias de ajus­te y no pres­tar la su­fi­cien­te aten­ción al asun­to. “Es­to re­sul­ta es­pe­cial­men­te preo­cu­pan­te en el ca­so de al­gu­nos miem­bros con ele­va­da deu­da pú­bli­ca, por­que en la pró­xi­ma re­ce­sión su sos­te­ni­bi­li­dad pue­de pro­vo­car preo­cu­pa­ción en los mer­ca­dos”, ad­vier­ten.

Pe­se a las al­tas ta­sas de cre­ci­mien­to, la Autoridad In­de­pen­dien­te de Res­pon­sa­bi­li­dad Fis­cal (Airef) cal­cu­la que ha­brá que es­pe­rar al me­nos has­ta 2035 pa­ra que la deu­da pú­bli­ca es­pa­ño­la cai­ga por de­ba­jo del 60% del PIB, el to­pe que se fi­jó en los cri­te­rios de Maas­tricht pa­ra crear la mo­ne­da úni­ca. Los au­di­to­res eu­ro­peos creen que Bru­se­las ha pe­ca­do de fle­xi­ble, y le ins­ta a em­plear­se con ma­yor du­re­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.