La ONU im­po­ne un em­bar­go de ar­mas a Su­dán del Sur

El País (1ª Edición) - - PORTADA - Cam­bio de con­duc­ta

Ce­rrar el gri­fo del flu­jo de ar­mas pa­ra po­ner fin a la vio­len­cia y ali­viar el su­fri­mien­to de la po­bla­ción. Con es­te ob­je­ti­vo, el Con­se­jo de Se­gu­ri­dad de las Na­cio­nes Uni­das to­mó ayer la de­ci­sión de im­po­ner un em­bar­go de ar­mas a Su­dán del Sur ca­si cin­co años des­pués de es­ta­llar la gue­rra ci­vil. Ade­más, ad­vir­tió de que se to­ma­rán me­di­das adi­cio­na­les con­tra los que tra­ten de ha­cer des­ca­rri­lar el pro­ce­so pa­ra lo­grar una so­lu­ción política.

Es­ta­dos Uni­dos ya tra­tó de im­po­ner una me­di­da si­mi­lar ha­ce dos años. Pe­ro fra­ca­só. Es­ta vez la re­so­lu­ción lo­gró el apo­yo mí­ni­mo de nue­ve paí­ses que ne­ce­si­ta­ba pa­ra pros­pe­rar. El res­to op­tó por abs­te­ner­se. Fue el ca­so de Ru­sia, Chi­na, Etio­pía y Gui­nea Ecua­to­rial, jun­to con Bo­li­via y Ka­za­jis­tán. Con­si­de­ran que el mo­men­to no es el ade­cua­do, a la vis­ta de los in­ten­tos que se es­tán ha­cien­do des­de la re­gión pa­ra re­vi­ta­li­zar el pro­ce­so de paz.

“El em­bar­go de ar­mas, com­bi­na­do con las san­cio­nes, ten­drá se­rias im­pli­ca­cio­nes”, ad­vir­tió el re­pre­sen­tan­te etío­pe Te­ke­da Ale­mu. En nom­bre de la re­gión pi­dió por eso al Con­se­jo de Se­gu­ri­dad que ges­tio­ne la si­tua­ción “con pru­den­cia y pa­cien­cia”. Su te­mor, di­jo, es que la cri­sis de­ge­ne­re aún más y se in­cre­men­ten las vio­la­cio­nes de los de­re­chos hu­ma­nos. La em­ba­ja­do­ra es­ta­dou­ni­den­se Nik­ki Ha­ley di­jo, sin em­bar­go, que el Con­se­jo de Se­gu­ri­dad no de­bía li­mi­tar­se a de­nun­ciar las atro­ci­da­des. “Hay que pa­rar la vio­len­cia pa­ra po­der ayu­dar a su gen­te”, reite­ró. “Los gru­pos ar­ma­dos que­man a la gen­te vi­va y la cuel­gan de los ár­bo­les, no per­mi­ten que se mo­vi­li­ce la asis­ten­cia hu­ma­ni­ta­ria y asal­tan a mu­je­res y ni­ños”, re­la­tó.

En el de­ba­te se di­jo que se in­ten­tó to­do pa­ra lo­grar un al­to el fue­go y con­se­guir un cam­bio de con­duc­ta de las par­tes en con­flic­to. El em­ba­ja­dor sue­co an­te la ONU, Olof Skoog, pre­si­den­te es­te mes del Con­se­jo de Se­gu­ri­dad, di­jo que la me­di­da se adop­ta en un mo­men­to crí­ti­co con el ob­je­ti­vo de “evi­tar que se pro­lon­gue el en­fren­ta­mien­to”.

El re­pre­sen­tan­te de Su­dán del Sur, Akuei Bo­na Mal­wal, la­men­tó la re­so­lu­ción adop­ta­da. “El em­bar­go no va a ser de ayu­da y amenaza con tor­pe­dear el pro­ce­so de paz”, ad­vir­tió, “por­que po­ne la ba­lan­za del la­do de una de las par­tes en la ne­go­cia­ción”. Afir­mó que es una “bo­fe­ta­da” pa­ra los es­fuer­zos de las or­ga­ni­za­cio­nes afri­ca­nas que bus­can lle­var la paz a la re­gión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.