Evo Mo­ra­les se­rá can­di­da­to pe­se a per­der la con­sul­ta de la re­elec­ción

El País (1ª Edición) - - PORTADA - Pro­tes­tas

En me­dio de crí­ti­cas y pro­tes­tas de la opo­si­ción, el Tri­bu­nal Su­pre­mo Elec­to­ral de Bo­li­via ins­cri­bió an­te­ayer a los can­di­da­tos Evo Mo­ra­les y Ál­va­ro Gar­cía Li­ne­ra —pre­si­den­te y vi­ce­pre­si­den­te, res­pec­ti­va­men­te— pa­ra op­tar a una cuar­ta re­elec­ción en los co­mi­cios de oc­tu­bre de 2019. Los opo­si­to­res bus­ca­ban que la au­to­ri­dad elec­to­ral im­pi­die­ra ese re­gis­tro so­bre la ba­se de la Cons­ti­tu­ción, que li­mi­ta las re­elec­cio­nes de los man­da­ta­rios, y por el re­sul­ta­do del re­fe­ren­do del 21 de fe­bre­ro de 2016, en el que los vo­tan­tes re­cha­za­ron una re­for­ma de la ley fun­da­men­tal pro­pues­ta por el Go­bierno pa­ra su­pri­mir esos lí­mi­tes.

Dos vo­ca­les del Tri­bu­nal Elec­to­ral vo­ta­ron en con­tra de la ins­crip­ción de Mo­ra­les y Gar­cía Li­ne­ra. Pe­ro otros cua­tro vo­ca­les la au­to­ri­za­ron, lo que fue ca­li­fi­ca­do por el prin­ci­pal can­di­da­to opo­si­tor, el ex­pre­si­den­te Car­los Me­sa, co­mo “una he­ri­da de muer­te a la de­mo­cra­cia”. Otros lí­de­res opo­si­to­res ha­bla­ron de un “gol­pe de Es­ta­do” ins­ti­tu­cio­nal y del co­mien­zo de una “dic­ta­du­ra” en Bo­li­via.

El ofi­cia­lis­mo jus­ti­fi­ca la nue­va pos­tu­la­ción de sus can­di­da­tos, que go­bier­nan el país des­de 2006, en un fa­llo del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal que es­ta­ble­ció la sus­pen­sión de las li­mi­ta­cio­nes a la re­elec­ción con el ar­gu­men­to de que las mis­mas coar­tan el “de­re­cho hu­mano” de to­do ciu­da­dano a ele­gir y ser elec­to. Evo Mo­ra­les sos­tie­ne que per­dió el re­fe­ren­do de 2016 por cul­pa de una “men­ti­ra” res­pec­to a sus re­la­cio­nes con una ex­no­via que fue pro­ce­sa­da por en­ri­que­ci­mien­to ilí­ci­to. Gar­cía Li­ne­ra re­cor­dó ha­ce po­co que la di­fe­ren­cia en di­cho re­fe­ren­do fue muy es­tre­cha (51% di­jo no y el 49% sí a un cam­bio en las re­glas de la re­elec­ción).

En una en­tre­vis­ta con EL PAÍS rea­li­za­da a prin­ci­pios de es­te año, el vi­ce­pre­si­den­te se­ña­ló que pa­ra el mo­vi­mien­to po­pu­lar y los in­dí­ge­nas pres­cin­dir de Evo Mo­ra­les “se­ría un sui­ci­dio po­lí­ti­co”, ya que co­mo lí­der en­car­na el pro­ce­so de acu­mu­la­ción de fuer­zas de la iz­quier­da bo­li­via­na des­de 2006.

Mien­tras, la de­ci­sión de per­mi­tir la ins­crip­ción de Mo­ra­les y Gar­cía Li­ne­ra co­mo can­di­da­tos ha ge­ne­ra­do va­rias pro­tes­tas y mar­chas. Hoy hay con­vo­ca­do un pa­ro la­bo­ral en las prin­ci­pa­les ciu­da­des en con­tra de la par­ti­ci­pa­ción de Mo­ra­les en unas nue­vas elec­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.