Los per­de­do­res de la glo­ba­li­za­ción

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

l eco­no­mis­ta Da­ni Ro­drik ha pu­bli­ca­do un ar­tícu­lo don­de ela­bo­ra se­ries his­tó­ri­cas y lle­ga a la con­clu­sión de que tras un pe­rio­do de glo­ba­li­za­ción y re­vo­lu­ción tec­no­ló­gi­ca le si­gue un pe­rio­do de pro­tec­cio­nis­mo. Es­to su­pon­dría que Trump, Le Pen, Bre­xit, se­rían una nor­ma­li­dad his­tó­ri­ca. To­dos tie­nen cau­sas lo­ca­les pe­ro com­par­ten un vi­rus glo­bal.

En Es­pa­ña el fe­nó­meno co­men­zó con Po­de­mos en 2014 y aho­ra la ex­tre­ma de­re­cha ha vuel­to a un Par­la­men­to. Po­de­mos se aso­ció a la cri­sis eco­nó­mi­ca. Vox co­mien­za a su­bir en las en­cues­tas des­de la mo­ción de cen­su­ra de­ma­yo que per­mi­tió a Pe­dro Sán­chez lle­gar a La Mon­cloa con el apo­yo de los in­de­pen­den­tis­tas ca­ta­la­nes. Pe­ro sin aná­li­sis glo­bal no es po­si­ble ex­pli­car el fe­nó­meno. La ven­ta­ja de lle­gar tar­de es que co­no­ce­mos la di­ná­mi­ca de fe­nó­me­nos si­mi­la­res en otros paí­ses eu­ro­peos.

El pro­gra­ma elec­to­ral de Vox es sim­ple y di­rec­to a las emo­cio­nes, y sa­be­mos que en otros paí­ses ha si­do­muy efec­ti­vo. Co­lec­ti­vos po­ten­cia­les son los hom­bres obre­ros fue­ra de los gran­des cen­tros ur­ba­nos y los jó­ve­nes. Am­bos co­lec­ti­vos son los per­de­do­res de la glo­ba­li­za­ción y la cri­sis. La ube­ri­za­ción y la ro­bo­ti­za­ción in­ven­ta­da por el Si­li­con Va­lley pro­vo­ca mie­do a per­der el em­pleo y es un cal­do de cul­ti­vo del pro­tec­cio­nis­mo. Y los jó­ve­nes en Es­pa­ña son los que más han su­fri­do la cri­sis con me­nos em­pleo, sa­la­rios pre­ca­rios, subidas de pre­cios de las ma­trí­cu­las uni­ver­si­ta­rias, et­cé­te­ra.

El pro­ble­ma de so­lu­cio­nes sim­ples a pro­ble­mas com­ple­jos es la reali­dad que con el tiem­po es im­pla­ca­ble. Las pro­pues­tas eco­nó­mi­cas de Vox se cen­tran en te­mas fis­ca­les sin un plan eco­nó­mi­co pa­ra afron­tar los re­tos fu­tu­ros. Pro­me­ten me­jo­rar las pen­sio­nes y los sub­si­dios a co­lec­ti­vos más vul- ne­ra­bles y una in­ten­sa ba­ja­da del im­pues­to so­bre la ren­ta, lo cual lo acep­ta­rían la ma­yo­ría de es­pa­ño­les.

La du­da es ¿quién lo pa­ga? Vox pro­po­ne re­cor­tar prin­ci­pal­men­te eli­mi­nan­do las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas. Pa­ra eli­mi­nar las au­to­no­mías ha­ce fal­ta re­for­mar la Cons­ti­tu­ción, al­go po­co pro­ba­ble que con­si­ga Vox. Y si lo con­si­guie­ran com­pro­ba­rían que la ma­yor par­te del gas­to pú­bli­co son suel­dos de fun­cio­na­rios prin­ci­pal­men­te en sa­ni­dad y en edu­ca­ción, y el gas­to se man­ten­dría.

Es­pa­ña tie­ne 1,2 bi­llo­nes de deu­da pú­bli­ca y 20.000 mi­llo­nes de eu­ros de dé­fi­cit. Re­ba­jas de im­pues­tos y re­cor­tes de gas­to no rea­lis­tas su­pon­dría au­men­tar el dé­fi­cit y la deu­da pú­bli­ca en unos 50.000 mi­llo­nes, lo cual su­pon­dría más que tri­pli­car el dé­fi­cit ac­tual. Su­pon­dría au­men­tar la pri­ma de ries­go. Im­pli­ca­ría pe­dir otro res­ca­te a nues­tros so­cios eu­ro­peos. E in­cre­men­ta­ría más el pa­go en in­tere­ses, subidas de im­pues­tos y re­cor­tes en sa­ni­dad y edu­ca­ción co­mo hi­zo Ra­joy en 2012. La mis­ma his­to­ria de Ale­xis Tsi­pras en Gre­cia en 2015 yMa­teo Sal­vi­ni en Ita­lia aho­ra.

Lo que tie­nen que ex­pli­car los lí­de­res de Vox es ¿có­mo pa­ga­rían las pen­sio­nes y los suel­dos de los fun­cio­na­rios en ese es­ce­na­rio? El ca­breo es com­pren­si­ble, pe­ro to­do es sus­cep­ti­ble de em­peo­rar. La pa­ra­do­ja es que la cri­sis se ge­ne­ró en la bur­bu­ja in­mo­bi­lia­ria con Jo­sé Ma­ría Az­nar y los ideó­lo­gos de Vox ini­cia­ron su ca­rre­ra po­lí­ti­ca con él en FAES y en La Mon­cloa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.