Ofen­si­va con­tra la po­bre­za y el te­rro­ris­mo en el Sahel

El País (1ª Edición) - - PORTADA - Mal­nu­tri­ción agu­da

El Sahel es­tá pla­ga­do de mi­li­ta­res, pe­ro el ra­di­ca­lis­mo se ex­tien­de a lo­mos de la po­bre­za. Co­mo aler­tan Ox­fam, Ac­ción con­tra el Ham­bre y Sa­ve the Chil­dren, es la re­gión del mundo que ha ex­pe­ri­men­ta­do un ma­yor au­men­to del ham­bre en la úl­ti­ma dé­ca­da, 13,1 millones de per­so­nas malnu­tri­das en 11 años se­gún la ONU. Es­te año ha si­do es­pe­cial­men­te du­ro, con dos millones de ni­ños en si­tua­ción de­malnu­tri­ción agu­da se­ve­ra y ta­sas su­pe­rio­res al 15% en zo­nas de Mau­ri­ta­nia, Ní­ger y Chad. Ya no se pue­de ha­blar de ham­bru­nas pe­rió­di­cas en el Sahel, sino de una “cri­sis ali­men­ta­ria es­truc­tu­ral y om­ni­pre­sen­te” en la que el avan­ce del de­sier­to o la al­ta na­ta­li­dad son fac­to­res de­ci­si­vos y po­co te­ni­dos en cuen­ta. Las mi­gra­cio­nes, so­bre to­do del cam­po a la ciudad, son una con­se­cuen­cia más de to­do ello.

Des­de su crea­ción en 2014, el G5, un club de paí­ses en­tre los que se en­cuen­tran los más po­bres del mundo, se ha ido con­so­li­dan­do co­mo un ac­tor ca­da vez más re­le­van­te y di­ná­mi­co en la re­gión. Para Eu­ro­pa, se ha con­ver­ti­do en un so­cio ne­ce­sa­rio. La Alian­za por el Sahel, que pre­vé in­ver­tir has­ta 8.000 millones en los pró­xi­mos años, es una bue­na mues­tra de es­ta preo­cu­pa­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.