Aven­tu­ras y amor en un mun­do fan­tás­ti­co

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

Hu­mano, bru­ja, vam­pi­ro, de­mo­nio. Es­te es el jue­go con el que De­bo­rah Hark­ness, pro­fe­so­ra de la Uni­ver­si­dad del Sur de Ca­li­for­nia y blo­gue­ra de vi­nos, se so­lía en­tre­te­ner cuan­do iba por la ca­lle. Pen­sar quién po­día ser quién en­tre quie­nes se cru­za­ba a dia­rio. Su jue­go co­bró otra di­men­sión cuan­do es­cri­bió la pri­me­ra no­ve­la, El des­cu­bri­mien­to de las bru­jas (2011), de lo que se con­ver­ti­ría en la tri­lo­gía To­das las al­mas. Su salto a la pantalla en tiem­pos de Harry Pot­ter, Cre­púscu­lo o Ani­ma­les fan­tás­ti­cos es­ta­ba can­ta­do, y aho­ra, Sky emi­te la pri­me­ra tem­po­ra­da de la se­rie en Es­pa­ña. “Mi de­seo era lle­var las aven­tu­ras de Dia­na Bis­hop a la pantalla, pe­ro cuan­do Ja­ne Tran­ter se sen­tó a ha­blar de la adap­ta­ción no du­dé que la te­le­vi­sión era el me­dio”, re­cuer­da Hark­ness.

Tran­ter es una his­tó­ri­ca pro­duc­to­ra de la te­le­vi­sión bri­tá­ni­ca. Su tra­yec­to­ria in­clu­ye, en­tre los tí­tu­los más re­cien­tes, se­ries co­mo The Night Of o Suc­ces­sion. Y la com­pa­ñía que la apo­ya es Bad Wolf, que se en­cuen­tra de­trás de pro­duc­cio­nes co­mo Doc­tor Who. Un buen co­mien­zo que con­ti­nua­ría por el mis­mo ca­mino de ca­li­dad con un re­par­to que in­clu­ye a Te­re­sa Pal­mer, Matt­hew Goo­de o Alex Kings­ton.

La cla­ve del éxi­to es la his­to­ria: las aven­tu­ras de una jo­ven bi­blio­te­ca­ria que es­con­de su pa­sa­do fa­mi­liar y se enamo­ra de un cien­tí­fi­co que tra­ta de ocul­tar su con­di­ción de vam­pi­ro en un mun­do en el que exis­te el ra­cis­mo en­tre es­pe­cies. El éxi­to de su pri­me­ra en­tre­ga le ha su­pues­to ya la re­no­va­ción por dos tem­po­ra­das más. Co­mo sos­tie­ne Hark­ness, tam­bién guio­nis­ta, su se­rie es mu­cho más que una his­to­ria de amor ado­les­cen­te. “En el día a día se nos pi­de que sea­mos nor­ma­les, que su­pri­ma­mos lo que nos ha­ce di­fe­ren­tes. Y yo quie­ro ha­blar de las di­fe­ren­cias. Del he­cho de que to­dos lle­va­mos un hé­roe en nues­tro in­te­rior, pe­ro tam­bién un de­mo­nio”, re­su­me.

La au­to­ra no ha­bla de­ma­ne­ra fi­gu­ra­da. Más de uno en El des­cu­bri­mien­to de las bru­jas lle­va el de­mo­nio den­tro mien­tras hu­ma­nos y otras cria­tu­ras se pe­lean por el li­bro de en­can­ta­mien­tos con el que ha da­do la pro­ta­go­nis­ta. En él pue­de es­tar la cla­ve del fu­tu­ro de to­das las es­pe­cies o su ex­tin­ción. “El li­bro es co­mo los ma­nus­cri­tos del Mar Muer­to o el Ar­ca de la Alian­za y nos pue­de en­se­ñar có­mo se desa­rro­lló la ra­za hu­ma­na”, des­cri­be el ac­tor Owen Tea­le, cu­yo per­so­na­je es­tá ob­se­sio­na­do con dar con ese vo­lu­men. “O có­mo aca­bar con el res­to de las es­pe­cies”, con­clu­ye la fra­se Pal­mer, cu­yo per­so­na­je des­cien­de de una es­tir­pe de bru­jas, aun­que ella lo que que­rría es ser nor­mal.

Pe­ro, por en­ci­ma de to­do, El des­cu­bri­mien­to de las bru­jas gi­ra en torno a la his­to­ria de un amor prohi­bi­do en­tre una bru­ja y un vam­pi­ro, una re­la­ción de la que to­dos des­con­fían. Pe­ro tam­bién mues­tra una to­tal li­ber­tad se­xual cuan­do se tra­ta de la mis­ma es­pe­cie, co­mo de­mues­tran Sa­rah y Emily, am­bas bru­jas y guar­dia­nas de la pro­ta­go­nis­ta, una pa­re­ja del­mis­mo se­xo in­ter­pre­ta­da por las ac­tri­ces Alex Kings­ton y Va­la­rie Pet­ti­ford. “Mos­tra­mos los mis­mos pro­ble­mas de nues­tra so­cie­dad, pe­ro en otro en­torno”, re­su­men las in­tér­pre­tes.

Ba­jo to­do es­te tras­fon­do, El des­cu­bri­mien­to de las bru­jas quie­re ser una se­rie de aven­tu­ras que tie­ne a Pal­mer en­tu­sias­ma­da ha­cien­do sus pro­pias es­ce­nas de ac­ción col­ga­da de di­fe­ren­tes ca­bles. Le gus­ta tan­to, que si pu­die­ra ele­gir en la vi­da real, ase­gu­ra, se­ría bru­ja. La es­cri­to­ra pre­fie­re que­dar­se co­mo hu­ma­na. “So­mos mu­cho más re­sis­ten­tes de lo que pa­re­ce­mos”, con­clu­ye.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.