Co­ches, mó­vi­les y elec­tro­do­més­ti­cos, el fu­tu­ro es co­nec­tar­lo to­do

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

Es el lu­gar en el que to­das las com­pa­ñías que se de­di­can a fa­bri­car tec­no­lo­gía de­ben es­tar. El CES (por las si­glas en in­glés de Con­su­mer Elec­tro­nics Show, o fe­ria de elec­tró­ni­ca de con­su­mo) se ce­le­bra des­de 1967, y aquí se han anun­cia­do in­ven­tos co­mo la gra­ba­do­ra de ví­deo VHS, el CD, la te­le­vi­sión en al­ta de­fi­ni­ción, el BluRay o las im­pre­so­ras 3D. Es­te año en la fe­ria, que se ce­rró el vier­nes en Las Ve­gas (ya sá­ba­do en Es­pa­ña), no se han anun­cia­do gran­des no­ve­da­des, pe­ro sí se han con­fir­ma­do ten­den­cias co­mo la es­pe­ra­da lle­ga­da del 5G, la om­ni­pre­sen­cia de los te­le­vi­so­res con de­fi­ni­ción 8K o la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial des­ti­na­da a co­nec­tar to­dos los dis­po­si­ti­vos que hay en nues­tra vi­da, in­clu­so co­ches y la­va­do­ras.

Tam­bién ha es­ta­do pre­sen­te la úni­ca tec­no­ló­gi­ca que se per­mi­te el lu­jo de es­tar au­sen­te ca­da año, Ap­ple. Tan­to Sam­sung co­mo LG han anun­cia­do que el soft­wa­re de la com­pa­ñía de Cu­per­tino en­tra­rá en sus te­le­vi­so­res, un acuer­do más re­le­van­te de lo que pa­re­ce y que po­dría in­di­car que las po­bres ven­tas del iPho­ne es­tán obli­gan­do a Ap­ple a po­ner fin a su tra­di­cio­nal po­lí­ti­ca de ais­la­mien­to. Es­tas son las prin­ci­pa­les no­ve­da­des del CES 2019:

El CES (don­de EL PAÍS ha acu­di­do in­vi­ta­do por Sam­sung) no es una fe­ria de te­le­fo­nía, así que la ma­yor par­te de los fa­bri­can­tes se guar­dan sus anun­cios en es­te ám­bi­to para el Mo­bi­leWorld Con­gress que se ce­le­bra­rá en un mes y me­dio en Barcelona. Sin em­bar­go, la nueva tec­no­lo­gía 5G ha es­ta­do pre­sen­te en to­das las pre­sen­ta­cio­nes que se han rea­li­za­do. Des­de el trans­por­te a la reali­dad vir­tual, pa­san­do por la sa­lud di­gi­tal o la fa­bri­ca­ción a gran es­ca­la, el 5G pro­me­te cam­biar­lo to­do: “Aún no so­mos ca­pa­ces de sa­ber has­ta qué pun­to va a ha­cer­lo”, ase­gu­ra John Pen­ney, vi­ce­pre­si­den­te de 20th Cen­tury Fox. El 5G pro­me­te 100 ve­ces más ve­lo­ci­dad que el 4G con me­nor con­su­mo de ener­gía. Pe­ro, so­bre to­do, no ha­brá la­ten­cia. Es­to sig­ni­fi­ca­rá una “re­vo­lu­ción”, en pa­la­bras del vi­ce­pre­si­den­te de Qual­comm John Smee, en cues­tio­nes co­mo ope­ra­cio­nes qui­rúr­gi­cas a dis­tan­cia o en reali­dad vir­tual y au­men­ta­da. El pri­mer te­lé­fono 5G lle­ga­rá al mer­ca­do es­te año, se­gún anun­ció Sam­sung.

“He­mos pa­sa­do los úl­ti­mos 30 años co­nec­tan­do a la gen­te. Pa­sa­re­mos los pró­xi­mos 30 co­nec­tan­do co­sas”. La ci­ta de Brian Mo­doff, otro vi­ce­pre­si­den­te de Qual­comm, sir­vió a Ben Ar­nold, director de in­no­va­ción de CTA (la aso­cia­ción de com­pa­ñías tec­no­ló­gi­cas de EE UU, que or­ga­ni­za el CES) para pre­sen­tar una nueva ge­ne­ra­ción de apa­ra­tos in­ter­co­nec­ta­dos con in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial en el ho­gar. Des­de las cá­ma­ras in- ter­nas en las ne­ve­ras de Bosch has­ta los asis­ten­tes in­te­li­gen­tes de Ama­zon o Goo­gle, to­do es­tá co­nec­ta­do. El mer­ca­do de los dis­po­si­ti­vos in­te­li­gen­tes para el ho­gar cre­ce­rá un 17% es­te año en EE UU, has­ta los 4.600 mi­llo­nes de dó­la­res, se­gún la CTA.

El te­le­vi­sor, co­mo gran aglu­ti­na­dor del ocio en el ho­gar, es el pro­ta­go­nis­ta in­dis­cu­ti­ble del CES. El nego- cio que más cre­ce­rá es­te año en EE UU es, con di­fe­ren­cia, el del con­te­ni­do emi­ti­do en strea­ming por pla­ta­for­mas co­mo Net­flix o HBO, has­ta los 26.000 mi­llo­nes de dó­la­res (un 25% más que en 2018). La ilu­mi­na­ción de la pan­ta­lla, la re­so­lu­ción y, cla­ro, el ac­ce­so a los con­te­ni­dos son las cla­ves de los nue­vos te­le­vi­so­res, se­gún ex­pli­ca Jo­sé Ig­na­cioMon­ge, director de mar­ke­ting de la di­vi­sión de Con­su­mer Elec­tro­nics

La tec­no­lo­gía 8K, que tie­ne 16 ve­ces más re­so­lu­ción que el Full HD, es­tá ya pre­sen­te en la ma­yor par­te de los te­le­vi­so­res que se pre­sen­ta­ron en CES. La te­le­vi­sión ja­po­ne­sa NHK ya ha anun­cia­do que la re­trans­mi­sión de los Jue­gos Olím­pi­cos de 2020 se­rá en 8K, y la ma­yor par­te de los pro­duc­to­res de pe­lí­cu­las y se­ries rue­dan ya a es­ta re­so­lu­ción. La gran du­da es cuán­do lle­ga­rá es­ta tec­no­lo­gía al grue­so de los ho­ga­res, mu­chos de los cua­les aca­ban de ac­tua­li­zar­se al 4K. Es­te año se­rá tam­bién, se­gún Monge, en el que em­pe­za­re­mos a man­dar al te­le­vi­sor con la voz, no so­lo para que cam­bie de ca­nal, sino para que to­me de­ci­sio­nes por no­so­tros (“¿cuál es la pró­xi­ma se­rie que me re­co­mien­das?”).

CES se ha con­ver­ti­do, des­de ha­ce al­gu­nos años, en una gran fe­ria para el co­che co­nec­ta­do. Has­ta 11 fa­bri­can­tes de au­to­mó­vi­les han pre­sen­ta­do di­fe­ren­tes pro­duc­tos, en­tre los que des­ta­ca la mo­to eléc­tri­ca de Har­ley-Da­vid­son o el ta­xi aé­reo de Bell He­li­cop­ter. La ma­yor par­te de las com­pa­ñías han pre­sen­ta­do tec­no­lo­gías que me­jo­ran la se­gu­ri­dad y la co­nec­ti­vi­dad de los vehícu­los, y es­te año lle­ga­rán a las ca­lles de al­gu­nas ciu­da­des de EE UU los vehícu­los au­to­má­ti­cos de G, Ford y Daim­ler. Al vehícu­lo 100% au­tó­no­mo, sin em­bar­go, no se le es­pe­ra has­ta 2030, se­gún las pre­vi­sio­nes de la CTA.

En CES se han vis­to to­do ti­po de ro­bots. Qui­zá el más fo­to­gra­fia­do fue el Lo­vot que, se­gún su fa­bri­can­te, la com­pa­ñía ja­po­ne­sa Groo­ve X, es­tá pen­sa­do para erra­di­car la so­le­dad: no ha­ce na­da de uti­li­dad sal­vo ser ado­ra­ble. Sam­sung pre­sen­tó por pri­me­ra vez su pro­pia ba­te­ría de ro­bots, es­tos sí, pen­sa­dos para cui­dar de la sa­lud y ayu­dar en el ho­gar y en tien­das o res­tau­ran­tes. Y Sony re­no­vó su pe­rro ro­bot Ai­bo. Es­te es uno de es­tos mer­ca­dos en los que la exa­ge­ra­ción (o hy­pe, co­mo se di­ce en es­te ne­go­cio) va muy por de­lan­te de la reali­dad. A la es­pe­ra de que el 5G pue­da hacer reali­dad mu­chas de las pro­me­sas de los pro­duc­tos de las gran­des em­pre­sas del sec­tor (co­mo las ga­fas de reali­dad mix­ta Ho­lo­lens de Mi­cro­soft o las Ocu­lus de Facebook), sí se vie­ron al­gu­nas co­sas in­tere­san­tes, co­mo las ga­fas de sol con reali­dad vir­tual de la com­pa­ñía chi­na Nreal Light, que so­lo pe­san 85 gra­mos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.