El Real pre­sen­ta al Wag­ner más ver­de y apo­ca­líp­ti­co

El País (1ª Edición) - - PORTADA - Pe­num­bra per­pe­tua

Cuan­do se ex­trae el me­tal sin bri­llo del agua y se po­ne al sol, uno es­tá per­di­do. Se con­vier­te en oro que re­lu­ce mal­di­to y la ava­ri­cia de ese des­te­llo, no so­lo des­tru­ye a quien la per­si­gue. Tam­bién al mun­do. Pue­de pa­re­cer un re­su­men de la his­to­ria de la hu­ma­ni­dad. De he­cho, lo es. Y esa era la in­ten­ción de Richard La co­mi­sión eje­cu­ti­va del Gran Tea­tro del Li­ceo de Bar­ce­lo­na, reuni­da ayer, nom­bró al bar­ce­lo­nés Víc­tor Gar­cía de Go­mar, de 43 años, co­mo fu­tu­ro di­rec­tor ar­tís­ti­co de la ins­ti­tu­ción, una vez que la ac­tual directora, Ch­ris­ti­na Schep­pel­mann, de­je el car­go al fi­na­li­zar la tem­po­ra­da 2018-2019, in­for­mó en un co­mu­ni­ca­do el cen­tro.

El nue­vo car­go ha si­do se­lec­cio­na­do en­tre 16 can­di­da­tu­ras pre­sen­ta­das, tres mu­je­res y 13 hom­bres, a un con­cur­so pú­bli­co. Una co­mi­sión de nue­ve ex­per­tos, pre­si­di­da por Sal­va­dor Ale­many, al fren­te de la fun­da­ción del tea­tro, se en­car­gó de es­tu­diar las di­fe­ren­tes pro­pues- Wag­ner al crear su obra má­xi­ma: la te­tra­lo­gía de El ani­llo del Ni­be­lun­go. La gran ale­go­ría del uni­ver­so y la es­pe­cie que lo puebla, esa cons­truc­ción de la des­truc­ción, ex­pli­ca co­mo po­cas co­sas qué nos pa­sa, nos ha pa­sa­do y nos se­gui­rá pa­san­do. Con El oro del Rin, la pri­me­ra par­te de las cua­tro que lo com­po­nen, abren en el Tea­tro Real el di­rec- tas. La in­cor­po­ra­ción de De Go­mar ten­drá lu­gar en sep­tiem­bre, coin­ci­dien­do con el ini­cio de la tem­po­ra­da 2019-2020. Es­te ca­len­da­rio, se­gún se­ña­ló el tea­tro, per­mi­ti­rá “una tran­si­ción or­de­na­da” con la ac­tual directora y tam­bién fa­ci­li­ta­rá la re­or­ga­ni­za­ción del Pa­lau de la Mú­si­ca Ca­ta­la­na, don­de Gar­cía del Go­mar os­ten­ta des­de 2011 el car­go de di­rec­tor ar­tís­ti­co ad­jun­to.

La pro­pues­ta con la que Gar­cía de Go­mar ha ga­na­do la pla­za in­clu­ye co­mo no­ve­dad la in­cor­po­ra­ción co­mo ase­sor du­ran­te los pró­xi­mos cua­tro años del di­rec­tor de es­ce­na Àlex Ollé, co­fun­da­dor de La Fu­ra dels Baus y buen co­no­ce­dor del tor de es­ce­na Ro­bert Car­sen y el mú­si­co Pablo He­ras-Ca­sa­do es­te pró­lo­go a una aven­tu­ra de cua­tro años con­se­cu­ti­vos.

Pa­ra He­ras-Ca­sa­do, “es­ta es la obra de ar­te más gran­de ja­más con­ce­bi­da por un ser hu­mano”. Lo di­jo ayer en la pre­sen­ta­ción de lo que a par­tir del jue­ves día 17 y has­ta el 3 de fe­bre­ro es­ta­rá en car­tel, acom­pa­ña­do de Car­sen, del es­ce­nó­gra­fo Pa­trick Kin­month y del di­rec­tor ar­tís­ti­co del Real, Joan Ma­ta­bosch.

Su­po­ne el de­but del mú­si­co con di­cha obra en el fo­so. Nin­gún di­rec­tor sa­le in­dem­ne de la tra­ve­sía. El ani­llo del Ni­be­lun­go te trans­for­ma. Y He­ras-Ca­sa­do es cons­cien­te de lo que su­po­ne des­de que con 20 años lo vio por pri­me­ra vez en el Fes­ti­val de Bay­reuth. “Es un desafío de di­men­sio­nes épi­cas: 110 mú­si­cos en el fo­so, pe­ro no so­lo pa­ra au­men­tar los de­ci­be­lios, sino pa­ra bus­car to­dos los co­lo­res y so­ni- pa­no­ra­ma ope­rís­ti­co in­ter­na­cio­nal. La bús­que­da del pú­bli­co jo­ven se con­ver­ti­rá una de las prio­ri­da­des.

El ju­ra­do de ex­per­tos ha va­lo­ra­do en Gar­cía de Go­mar su ex­pe­rien­cia en equi­pa­mien­tos mu­si­ca­les, es­pe­cial­men­te en el Pa­lau de la Mú­si­ca, que le ha per­mi­ti­do un buen co­no­ci­mien­to de ese ám­bi­to y el es­ta­ble­ci­mien­to de una red re­la­cio­nal muy am­plia a ni­vel in­ter­na­cio­nal del sec­tor mu­si­cal y ope­rís­ti­co.

Tam­bién ha re­co­no­ci­do el ju­ra­do su ver­tien­te “crea­ti­va y ho­lís­ti­ca” (con­fluen­cia de to­das las ar­tes) y la de ges­tor, “fun­da­men­tal pa­ra en­ten­der y bus­car el equi­li­brio pre­su­pues­ta­rio de la ins­ti­tu­ción”. Asi­mis­mo, se­ña­la la no­ta, pa­ra ele­gir­lo se ha te­ni­do en cuen­ta su ca­pa­ci­dad de tra­ba­jo en equi­po, es­pe­cial­men­te re­le­van­te en la eta­pa en la cual se en­cuen­tra el Li­ceo.

Del pro­yec­to de Gar­cía de Go­mar, el ju­ra­do ha des­ta­ca­do Des­de los dio­ses a los es­cla­vos, del ex­plo­ta­dor al ex­plo­ta­do, to­do res­ba­la ha­cia la pen­dien­te y ha de­ja­do tras su paso un río con­ta­mi­na­do, de pá­ja­ros mo­ri­bun­dos, una pe­num­bra per­pe­tua y cria­tu­ras desahu­cia­das. Con otro cam­bio de paso vi­sio­na­rio pa­ra nues­tra épo­ca, se­gún Pa­trick Kin­month: “Em­pie­za con un hom­bre y acaba con una mu­jer”, ase­gu­ra. Co­mo ci­clo abier­to y es­pe­ran­za de trans­for­ma­ción del­mun­do, en esa pro­fe­cía cons­cien­te tan ade­cua­da al si­glo XXI.

La obra sim­bo­li­za con fuer­za el po­der del ge­nio, la cer­te­za del ar­te vi­sio­na­rio. To­do eso pre­ña la te­tra­lo­gía wag­ne­ria­na. “No po­de­mos sa­ber si lo hi­zo de ma­ne­ra cons­cien­te. Lo que sí pa­re­ce evi­den­te es que cons­tan­te­men­te nos pre­vie­ne so­bre lo que nos pue­de pa­sar si ca­da quien per­si­gue lo su­yo. Pe­ro, ade­más de to­do eso, pre­di­ce el po­der del sub­cons­cien­te en los ele­men­tos mu­si­ca­les y dra­ma­túr­gi­cos an­tes de Freud”, co­men­ta Car­sen.

To­do ello con la ayu­da, so­bre to­do de Nietzs­che y la teo­ría del eterno re­torno, pe­ro tam­bién de Scho­pen­hauer y El mun­do co­mo vo­lun­tad y re­pre­sen­ta­ción, dos de sus gran­des re­fe­ren­cias fi­lo­só­fi­cas pa­ra en­ten­der El ani­llo del ni­be­lun­go. ade­más “el de­sa­rro­llo de una mi­ra­da in­no­va­do­ra, in­ter­na­cio­nal y con­tem­po­rá­nea, sin per­der la esen­cia tra­di­cio­nal y ori­gi­na­ria del equi­pa­mien­to; la cons­tan­te re­fe­ren­cia al de­sa­rro­llo de nue­vos pú­bli­cos, y una idea que re­vi­sa los tea­tros de ópe­ra”.

Gar­cía de Go­mar cuen­ta en su cu­rrícu­lo con es­tu­dios de De­re­cho y de ges­tión de em­pre­sa y tie­ne for­ma­ción su­pe­rior en can­to y piano en el con­ser­va­to­rio del Li­ceo. Asi­mis­mo, ha par­ti­ci­pa­do co­mo can­tan­te en el Or­feò Ca­ta­là y en pro­duc­cio­nes se­mi­pro­fe­sio­na­les ope­rís­ti­cas, que le han per­mi­ti­do una am­plia vin­cu­la­ción al sec­tor des­de ha­ce más de 15 años.

Apar­te de su lar­ga con­tri­bu­ción al Pa­lau de la Mú­si­ca, el nue­vo di­rec­tor ar­tís­ti­co del Li­ceo ha desa­rro­lla­do pro­yec­tos cul­tu­ra­les en Gi­ro­na. Por úl­ti­mo, es des­ta­ca­ble su ge­ren­cia de la Or­ques­ta Ba­rro­ca de Sevilla y por for­mar par­te de pro­yec­tos co­mo el Fes­ti­val de Mú­si­ca An­ti­gua de Bar­ce­lo­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.