El pre­si­den­te de EE UU no­mi­na pa­ra fis­cal ge­ne­ral a Wi­lliam Barr

El re­pu­bli­cano ya ocu­pó el mis­mo car­go con Bush pa­dre

El País (América) - - PORTADA - P. G., Was­hing­ton

Los úl­ti­mos pues­tos que han que­da­do va­can­tes en el Go­bierno de Do­nal Trump ya tie­nen can­di­da­tos. El pre­si­den­te de EE UU no­mi­nó ayer al abo­ga­do Wi­lliam Barr co­mo fis­cal ge­ne­ral, des­pués de que ha­ce un mes for­za­ra la sa­li­da de Jeff Ses­sions. De con­fir­mar­se su nom­bra­mien­to en el Se­na­do, vol­ve­ría al car­go que ocu­pó du­ran­te la pre­si­den­cia de Geor­ge Bush pa­dre. Ade­más, eli­gió a Heat­her Nauert, por­ta­voz del De­par­ta­men­to de Es­ta­do co­mo em­ba­ja­do­ra an­te la ONU.

Wi­lliam Barr es el ele­gi­do por Do­nald Trump pa­ra ser el nue­vo fis­cal ge­ne­ral de Es­ta­dos Uni­dos, re­gre­san­do al fren­te del De­par­ta­men­to de Jus­ti­cia que ya di­ri­gió en­tre 1991 y 1993, du­ran­te la pre­si­den­cia del re­cien­te­men­te fa­lle­ci­do Geor­ge H. W. Bush. Así lo con­fir­mó ayer el pre­si­den­te, que tam­bién anun­ció que la has­ta aho­ra por­ta­voz del De­par­ta­men­to de Es­ta­do, Heat­her Nauert, se­rá la nue­va em­ba­ja­do­ra de Es­ta­dos Uni­dos an­te la ONU.

Los dos nom­bra­mien­tos, pen­dien­tes de ha­cer­se ofi­cia­les y con­fir­mar­se en el Se­na­do, vie­nen a cu­brir las va­can­tes de­ja­das por la di­mi­sión de Nik­ki Ha­ley, re­pre­sen­tan­te an­te las Na­cio­nes Uni­das des­de enero de 2017, y el des­pi­do de Jeff Ses­sions, tras una lar­ga ba­ta­lla por su pa­pel en la in­ves­ti­ga­ción de la tra­ma ru­sa. El sus­ti­tu­to en fun­cio­nes de Ses­sions en el De­par­ta­men­to de Jus­ti­cia, Matt­hew G. Whi­ta­ker, fue re­ci­bi­do con crí­ti­cas ge­ne­ra­li­za­das.

“Barr se­rá no­mi­na­do pa­ra el pues­to de fis­cal ge­ne­ral [que en Es­ta­dos Uni­dos es tam­bién mi­nis­tro de Jus­ti­cia] y con­fío en que el pro­ce­so se­rá muy rá­pi­do”, ma­ni­fes­tó Trump, mien­tras aban­do­na­ba la Ca­sa Blan­ca pa­ra via­jar a Mi­su­ri. “Fue mi pri­me­ra op­ción des­de el día uno”, ase­gu­ró.

Em­ba­ja­do­ra an­te la ONU

So­bre Nauert, el pre­si­den­te nor­te­ame­ri­cano di­jo que “ha he­cho un gran tra­ba­jo con Mi­chael Pom­peo”. “Tie­ne mu­cho ta­len­to, es muy lis­ta, muy rá­pi­da y creo que se­rá res­pe­ta­da por to­dos”, aña­dió.

Ses­sions, otro­ra gran alia­do de Trump, fue obli­ga­do a di­mi­tir tras un lar­go des­en­cuen­tro con el pre­si­den­te que em­pe­zó cuan­do de­ci­dió in­hi­bir­se de la in­ves­ti­ga­ción de la lla­ma­da tra­ma ru­sa, que bus­ca arro­jar luz so­bre la in­je­ren­cia de Mos­cú en las elec­cio­nes de 2016 y los po­si­bles víncu­los del en­torno de Trump con el Krem­lin.

Des­de que el pa­sa­do 7 de no­viem­bre, tras la mar­cha de Ses­sions, Whi­ta­ker se con­vir­tió en fis­cal ge­ne­ral en fun­cio­nes, se vie­ne es­pe­cu­lan­do con la hi­pó­te­sis de que Trump de­ci­die­ra man­te­ner­lo ofi­cial­men­te en el pues­to, co­sa que al final no ha su­ce­di­do. Es el De­par­ta­men­to de Jus­ti­cia el en­car­ga­do de su­per­vi­sar la in­ves­ti­ga­ción de la tra­ma ru­sa, que Whi­ta­ker ha ca­li­fi­ca­do, igual que el pre­si­den­te, de “ca­za de bru­jas”.

Barr, de 68 años, tam­bién ha cri­ti­ca­do as­pec­tos con­cre­tos de la in­ves­ti­ga­ción. Ha su­ge­ri­do, por ejem­plo, que el fis­cal es­pe­cial Ro­bert Mue­ller con­tra­tó a mu­chos fis­ca­les que ha­bían do­na­do di­ne­ro a cam­pa­ñas de los de­mó­cra­tas. Tam­bién ha apo­ya­do a Trump en sus reite­ra­das pe­ti­cio­nes a Ses­sions pa­ra que abrie­ra una in­ves­ti­ga­ción cri­mi­nal con­tra Hi­llary Clin­ton, su ri­val de­mó­cra­ta las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les de 2016, en el con­tex­to de to­da la tra­ma ru­sa.

El nom­bra­mien­to de Nauert co­mo em­ba­ja­do­ra an­te la ONU, por su par­te, lla­ma la aten­ción por su re­la­ti­va inex­pe­rien­cia en asun­tos de po­lí­ti­ca ex­te­rior. Nauert se con­vir­tió en por­ta­voz del De­par­ta­men­to de Es­ta­do el año pa­sa­do, sin nin­gu­na ex­pe­rien­cia po­lí­ti­ca pre­via y tras una ca­rre­ra co­mo pre­sen­ta­do­ra de Fox News. Su pre­de­ce­so­ra, Nik­ki Ha­ley, tam­bién ca­re­cía de ex­pe­rien­cia en el ta­ble­ro in­ter­na­cio­nal pe­ro con­ta­ba con una só­li­da ca­rre­ra po­lí­ti­ca, tras ha­ber si­do ele­gi­da dos ve­ces co­mo go­ber­na­do­ra de Ca­ro­li­na del Sur.

Si el nom­bra­mien­to de Nauert es con­fir­ma­do por el Se­na­do, no se es­pe­ra que ten­ga es­ta­tus de miembro del Ga­bi­ne­te, a di­fe­ren­cia de Ha­ley, lo que sig­ni­fi­ca que las de­ci­sio­nes de po­lí­ti­ca ex­te­rior se man­ten­drán fir­mes en ma­nos del ase­sor de Se­gu­ri­dad Na­cio­nal de Trump, John Bol­ton, y el ac­tual je­fe de Nauert, Mi­ke Pom­peo.

Wi­lliam Barr.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.