“En 2019 ha­brá un paso cla­ve pa­ra su­bir el sa­la­rio mí­ni­mo”

LUI­SA MA­RÍA AL­CAL­DE Se­cre­ta­ria de Tra­ba­jo de Mé­xi­co

El País (América) - - PORTADA - LUIS PA­BLO BEAU­RE­GARD, Mé­xi­co

La nue­va se­cre­ta­ria de Tra­ba­jo de Mé­xi­co, Lui­sa Ma­ría Al­cal­de (Ciu­dad de Mé­xi­co, 1987), asu­me el car­go con la de­ter­mi­na­ción de que su se­cre­ta­ría “vuel­va a los orí­ge­nes”. Su tra­ba­jo, ase­gu­ra en en­tre­vis­ta con EL PAÍS, se­rá cen­trar­se en “la pro­tec­ción de los de­re­chos de los tra­ba­ja­do­res, del sa­la­rio, de los equi­li­brios en el sec­tor pro­duc­ti­vo”. En es­te sen­ti­do, quie­re orien­tar la ges­tión de su car­te­ra. El pre­si­den­te Andrés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor ha pro­me­ti­do du­pli­car du­ran­te su se­xe­nio el sa­la­rio mí­ni­mo, si­tua­do en 88 pe­sos (unos cua­tro dó­la­res). Es­ta es una de las ta­reas que le to­ca­rá asu­mir. “Que­re­mos dar un pri­mer paso con­tun­den­te en 2019”, ade­lan­ta Al­cal­de, que ex­pli­ca que ya se ha ana­li­za­do una pro­pues­ta pa­ra una pri­me­ra subida que han dis­cu­ti­do con sec­to­res, em­pre­sa­rios y au­to­ri­da­des de Ha­cien­da pa­ra evi­tar ten­sio­nes in­fla­cio­na­rias. Le to­cá­rá tam­bién coor­di­nar el pro­gra­ma Jó­ve­nes Cons­tru­yen­do el Fu­tu­ro, un plan pa­ra me­xi­ca­nos de en­tre 18 y 29 años, que no es­tu­dian ni tra­ba­jan y bus­can ca­pa­ci­tar­se. —unos 2,3 mi­llo­nes, cal­cu­lan—. El plan in­clu­ye una be­ca de unos 180 dó­la­res men­sua­les du­ran­te un año y for­ma­ción en em­pre­sas. De mo­men­to, 250 com­pa­ñías ya se han ins­cri­to pa­ra par­ti­ci­par.

Lui­sa Ma­ría Al­cal­de (Ciu­dad de Mé­xi­co, 1987) es la ministra más jo­ven del nue­vo ga­bi­ne­te me­xi­cano. El pre­si­den­te Andrés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor ha ele­gi­do a una abo­ga­da de 31 años pa­ra ha­cer­se car­go de la po­lí­ti­ca la­bo­ral de su Ad­mi­nis­tra­ción. Es un per­fil po­co co­mún. Una mu­jer jo­ven se­rá la in­ter­lo­cu­to­ra del Go­bierno con los sin­di­ca­tos y con las 12 prin­ci­pa­les cá­ma­ras, con­fe­de­ra­cio­nes pa­tro­na­les y aso­cia­cio­nes, to­das en­ca­be­za­das por hom­bres. Ayer, Al­cal­de lan­zó la prin­ci­pal apues­ta del Mo­vi­mien­to de Re­ge­ne­ra­ción Na­cio­nal (Mo­re­na). Se tra­ta de un pro­gra­ma de be­ca­rios que co­nec­ta­rá a más de dos mi­llo­nes de jó­ve­nes que no es­tu­dian ni tra­ba­jan con cien­tos de em­pre­sas en to­do el país pa­ra que sean ca­pa­ci­ta­dos. El Go­bierno les pa­ga­rá, du­ran­te un año, cer­ca de 180 dó­la­res men­sua­les sin im­por­tar si tra­ba­jan en una plan­ta au­to­mo­triz de Que­ré­ta­ro, el cam­po oa­xa­que­ño o con un za­pa­te­ro de Nue­vo León. Has­ta el mo­men­to, 250 em­pre­sas —en­tre ellas el po­de­ro­so Gru­po Sa­li­nas, que ha pro­me­ti­do 12.000 pues­tos— se han apun­ta­do a la ini­cia­ti­va, que co­men­zó ayer.

Pre­gun­ta. ¿Qué res­pon­sa­bi­li­dad tie­ne ser la se­cre­ta­ria más jo­ven en un ga­bi­ne­te con una edad pro­me­dio de 58 años?

Res­pues­ta. Sien­to gran res­pon­sa­bi­li­dad no so­lo por ser la más jo­ven sino por las cir­cuns­tan­cias. Hay una ex­pec­ta­ti­va gi­gan­tes­ca de mu­cha gen­te que con­fía en un cam­bio en se­rio. Un mo­de­lo que per­mi­ta ma­yor cre­ci­mien­to, bie­nes­tar, que eli­mi­ne la co­rrup­ción. Eso me ge­ne­ra la res­pon­sa­bi­li­dad de te­ner una se­cre­ta­ría que vuel­va a los orí­ge­nes: la pro­tec­ción de los de­re­chos de los tra­ba­ja­do­res, del sa­la­rio, de los equi­li­brios en el sec­tor pro­duc­ti­vo.

P. ¿Se ha­bía per­di­do esa esen­cia?

R. Sin du­da. La ten­den­cia era a con­tro­lar las or­ga­ni­za­cio­nes gre­mia­les y el sa­la­rio. La po­lí­ti­ca la­bo­ral es que no hu­bie­se po­lí­ti­ca la­bo­ral.

P. Su per­fil es atí­pi­co. Las cá­ma­ras pa­tro­na­les es­tán en­ca­be­za­das por hom­bres. ¿No se sien­te co­mo un cor­de­ro en me­dio de los lo­bos?

R. He­mos te­ni­do muy buen tra­to con los lí­de­res obre­ros, las cá­ma­ras pa­tro­na­les y em­pre­sa­rios. Ha si­do cor­dial y res­pe­tuo­so. No he sen­ti­do nin­gu­na ac­ti­tud que de­me­ri­te mi ac­tuar. Me he sen­ti­do có­mo­da y res­pe­ta­da tan­to por mi edad co­mo por mi gé­ne­ro. Se agradece la aper­tu­ra a los per­fi­les di­fe­ren­tes.

P. Us­ted coor­di­na­rá el pro­gra­ma Jó­ve­nes Cons­tru­yen­do el Fu­tu­ro, que ma­ne­ja­rá un pre­su­pues­to mul­ti­mi­llo­na­rio. ¿Cuá­les son sus ob­je­ti­vos?

R. El ob­je­ti­vo es aten­der a la to­ta­li­dad de jó­ve­nes que no es­tu­dian y no tra­ba­jan, que tie­nen en­tre 18 y 29 años y que quie­ren ca­pa­ci­tar­se. El cálcu­lo es que hay 2,3 mi­llo­nes. Que­re­mos in­cor­po­rar­los a las ac­ti­vi­da­des pro­duc­ti­vas.

P. ¿Có­mo ob­tie­nen la ci­fra de los 2,3 mi­llo­nes de per­so­nas?

R. Es el cálcu­lo que se reali­zó con da­tos del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca y Geo­gra­fía, ade­más de en­cues­tas de ocu­pa­ción.

P. ¿En qué con­sis­te el pro­gra­ma?

R. Es una be­ca de 3.600 pe­sos men­sua­les (177 dó­la­res) que se da­rán a tra­vés de tar­je­tas de cré­di­to. El pa­go se ha­rá di­rec­ta­men­te des­de la te­so­re­ría fe­de­ral al jo­ven sin in­ter­me­dia­rios. Las em­pre­sas y ne­go­cios de to­dos los ta­ma­ños pue­den par­ti­ci­par. In­clu­so las per­so­nas que se de­di­can a ofi­cios. Tam­bién pro­fe­sio­nis­tas con des­pa­chos de ar­qui­tec­tos y di­se­ño... La idea es que el 70% de los jó­ve­nes va­ya al sec­tor pri­va­do, 20% al pú­bli­co y 10% al sec­tor so­cial. Nos con­vie­ne que los pri­va­dos sean los que más re­ci­ban a los jó­ve­nes por­que la in­ten­ción es que una vez con­clui­do el plan de ca­pa­ci­ta­ción, tras 12 me­ses, pue­dan que­dar­se en los cen­tros de tra­ba­jo. Cual­quier em­pre­sa de­sig­na­rá tu­to­res, que le da­rán se­gui­mien­to a la ca­pa­ci­ta­ción de los jó­ve­nes.

P. ¿Son 3.600 pe­sos pa­ra to­do el país o de­pen­de de las re­gio­nes?

R. Es igual. To­dos re­ci­ben lo mis­mo con in­de­pen­den­cia del ni­vel edu­ca­ti­vo. Te­ne­mos jó­ve­nes con maes­tría que no tie­nen tra­ba­jo.

P. ¿El pro­gra­ma empata a los be­ca­rios con sus in­tere­ses?

R. Ese es el tra­ba­jo de la se­cre­ta­ría. Los tu­to­res in­di­can el mí­ni­mo ni­vel edu­ca­ti­vo que re­quie­ren. Es­ta­mos tra­tan­do de con­se­guir muy di­ver­sos: des­de la in­dus­tria ae­ro­es­pa­cial a fá­bri­cas. La idea es que el pro­gra­ma per­mi­ta in­cluir a jó­ve­nes del cam­po o la ciu­dad.

P. ¿No le pa­re­ce que el pro­gra­ma no ata­ca la pre­ca­ri­za­ción del tra­ba­jo?

R. No es la so­lu­ción de to­dos los pro­ble­mas y no pre­ten­de ser­lo. Es un pro­gra­ma de in­clu­sión y de aten­ción a una pro­ble­má­ti­ca es­pe­cí­fi­ca: te­ne­mos mi­llo­nes de jó­ve­nes en to­do el país que que­rien­do ha­cer­lo, no tie­nen po­si­bi­li­da­des de tra­ba­jar ni de es­tu­diar. Ga­ran­ti­za el de­re­cho a te­ner un fu­tu­ro en es­te país.

P. El sa­la­rio mí­ni­mo es­tá en 88 pe­sos, unos cua­tro dó­la­res. Ló­pez Obra­dor ha pro­me­ti­do du­pli­car­lo en el se­xe­nio. ¿Cuán­do se ve­rá un in­cre­men­to?

R. Que­re­mos dar un pri­mer paso con­tun­den­te en 2019. Que el sa­la­rio mí­ni­mo pa­se de 88 a 102 pe­sos. He­mos ve­ni­do ana­li­zan­do y ha­blan­do con sec­to­res y em­pre­sa­rios, in­clu­so con au­to­ri­da­des de Ha­cien­da. Cree­mos que no va a ge­ne­rar nin­gún ries­go de in­fla­ción.

P. ¿Hay con­sen­so con to­dos los sec­to­res?

R. Sí, prác­ti­ca­men­te. Veo muy bue­na ac­ti­tud del sec­tor em­pre­sa­rial y obre­ro de dar es­te men­sa­je de ir en una ru­ta de re­cu­pe­ra­ción del sa­la­rio mí­ni­mo.

P. El­ba Est­her Gor­di­llo ha anun­cia­do pú­bli­ca­men­te su in­ten­ción de re­gre­sar al sin­di­ca­to de maes­tros. ¿Qué opi­na de es­to?

R. No le to­ca al Go­bierno po­ner ni qui­tar lí­de­res sin­di­ca­les. Les to­ca a los tra­ba­ja­do­res. A es­ta se­cre­ta­ría to­ca ga­ran­ti­zar que sean los tra­ba­ja­do­res los que de­ci­dan. Du­ran­te mu­cho tiem­po no han si­do ellos lo que han de­ter­mi­na­do quien los di­ri­ja. ¿A quién le to­ca de­ter­mi­nar eso? A los maes­tros.

“Has­ta aho­ra, la po­lí­ti­ca la­bo­ral es que no hu­bie­se po­lí­ti­ca la­bo­ral”

Un pro­gra­ma de be­ca­rios ofre­ce 180 dó­la­res y for­ma­ción en em­pre­sas

/ HÉC­TOR GUE­RRE­RO

Lui­sa Ma­ría Al­cal­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.