El Atlé­ti­co si­gue sin afi­lar­se

Si­meo­ne en­sal­za el jue­go del equi­po pe­se a la fal­ta de gol de sus ata­can­tes. Un po­lé­mi­co pe­nal­ti de­rro­ta al Le­van­te

El País (América) - - DEPORTES - GOR­KA PÉ­REZ, Ma­drid

“Si no fue el me­jor [par­ti­do], con el del Bo­rus­sia Dort­mund, fue uno de los me­jo­res”, ase­gu­ró ayer Die­go Si­meo­ne en sa­la de pren­sa, des­pués de que el Atlé­ti­co de­rro­ta­se por la mínima al Le­van­te en el Wan­da Me­tro­po­li­tano con un gol de Griez­mann de pe­nal­ti, en el pri­mer en­cuen­tro de la tem­po­ra­da que se dis­pu­tó a las 12.00. “So­bre to­do por la re­gu­la­ri­dad en el par­ti­do. Des­de que em­pe­zó has­ta que ter­mi­nó siem­pre tu­vi­mos una mis­ma in­ten­ción”, pro­fun­di­zó el téc­ni­co ar­gen­tino, que aca­ba­do el due­lo abra­zó uno a uno a to­dos sus ju­ga­do­res an­tes de me­ter­se en el tú­nel de ves­tua­rios. “Lo hi­ce por­que es lo que sen­tía”.

Han pa­sa­do al­go más de dos me­ses des­de que el Atlé­ti­co de­rro­tó en no­viem­bre al Dort­mund en el cuar­to par­ti­do de la fa­se de gru­pos de la Cham­pions (2-0), cuan­do se to­mó la re­van­cha por la go­lea­da re­ci­bi­da en Ale­ma­nia (4-0). En­ton­ces lo­gró la vic­to­ria tras re­ma­tar 15 ve­ces, sie­te de ellas a por­te­ría, y sin con­ce­der nin­gún dis­pa­ro a la meta de Oblak. An­te el Le­van­te se lle­vó la vic­to­ria de pe­nal­ti, tras re­ma­tar en 19 oca­sio­nes, 10 de ellas fue­ra, y con­ce­dien­do a los gra­no­ta dos opor­tu­ni­da­des cla­ras en las que so­lo la pe­ri­cia del por­te­ro es­lo­veno evi­tó el gol.

“He­mos he­cho un par­ti­do muy se­rio, la gen­te en el es­ta­dio se lo ha pa­sa­do muy bien in­de­pen­dien­te­men­te del re­sul­ta­do”, apun­tó Juan­fran, que ocu­pó el la­te­ral iz­quier­do des­pués de que Lu­cas Hernández, que ha­bía en­tra­do en la con­vo­ca­to­ria tras re­ci­bir el al­ta mé­di­ca, fue­ra el des­car­ta­do por Si­meo­ne en el úl­ti­mo mo­men­to.

Si bien la pro­duc­ción ofen­si­va del Atlé­ti­co, al que el VAR le pri­vó de un gol tras de­cre­tar fal­ta de Ro­dri­go en la mis­ma ju­ga­da que re­sol­vió Ko­ke —“uso un po­co el bra­zo pa­ra de­te­ner la ju­ga­da”, re­co­no­ció el in­frac­tor des­pués—, re­sul­tó sos­te­ni­da en el tiem­po, y acre­cen­ta­da es­pe­cial­men­te en la se­gun­da par­te, nin­guno de sus re­gis­tros an­te el Le­van­te su­peró los pi­cos es­ta­ble­ci­dos en otros par­ti­dos de la tem­po­ra­da. An­te el Sant An­dreu re­ma­tó más a gol, 25 a 19; fren­te al Ei­bar fue­ron más a puer­ta: nue­ve a cin­co; con la Real So­cie­dad tu­vo más el ba­lón, 61,24% a 58,5%; y an­te el Bru­jas com­ple­tó más pases, 684 a 508.

Ova­ción a Vi­to­lo

Tam­po­co Griez­mann, que mar­có su 14º gol de la tem­po­ra­da, el sex­to en cin­co jor­na­das y el quin­to pe­nal­ti que ano­ta de ma­ne­ra con­se­cu­ti­va en LaLi­ga —es­tá a un mes de fir­mar dos años se­gui­dos sin ma­rrar una pe­na má­xi­ma—, reali­zó más re­ma­tes a puer­ta que en nin­gún otro en­cuen­tro. So­lo en tres oca­sio­nes dis­pa­ró el fran­cés, una me­nos que fren­te a Bru­jas, Es­pan­yol y Sevilla, sus me­jo­res marcas has­ta la fe­cha. “No he­mos es­ta­do muy bien los de arri­ba. Yo el pri­me­ro, fa­llan­do pases (11), me pe­sa­ban las pier­nas”, re­co­no­ció tras el en­cuen­tro. “Nos fal­ta más tran­qui­li­dad a la ho­ra de lle­gar al área ri­val”, se su­mó Ro­dri­go. “Nos los di­ce el mís­ter. Igual cuan­do te­ne­mos que chu­tar da­mos el pa­se y al revés. Al final el 1-0 es la mis­ma vic­to­ria que 8-0, así que es­ta­mos con­ten­tos”.

Más allá del re­co­no­ci­mien­to gru­pal, tan­to Si­meo­ne co­mo el ves­tua­rio rojiblanco re­sal­ta­ron la ac­tua­ción de Vi­to­lo, que re­ci­bió la ova­ción del es­ta­dio tras ser sus­ti­tui­do. “No sue­le ju­gar, pe­ro hoy [por ayer] hi­zo un par­ti­da­zo”, le en­sal­zó Griez­mann. “Lle­gó con el en­tu­sias­mo de ren­dir. Por mo­men­tos el en­tre­na­dor no le pu­so, por mo­men­tos se le­sio­nó, y aho­ra se preo­cu­pa por me­jo­rar. Vi­to­lo es­tá bien, le ne­ce­si­ta­mos, le da una pau­sa al equi­po que la tie­ne so­lo con Griez­mann”, aña­dió Si­meo­ne.

Sin em­bar­go, el fut­bo­lis­ta más exa­mi­na­do so­bre el cam­po, y no por su ren­di­mien­to, que por otra par­te fue al­to, fue Vuk­ce­vic, so­bre cu­yo bra­zo de­re­cho gol­peó un cen­tro ra­so de Tho­mas que dio pie al pe­nal­ti que de­ci­dió el par­ti­do. “Tho­mas quie­re ha­cer un pa­se atrás y le pe­ga en la mano. Des­pués ca­da ár­bi­tro tie­ne su opinión y ve la ju­ga­da co­mo quie­re. Por suer­te, ha pi­ta­do el pe­nal­ti”, exa­mi­nó Griez­mann. “Pa­ra mí sí lo ha si­do. Pe­ro no en­tro en na­da más. Es de­ci­sión del co­le­gia­do”, le se­cun­dó Ro­dri­go.

No to­dos lo vie­ron así. “Es­te año ha sa­li­do una cir­cu­lar nue­va, la cua­tro, que ha­bla de las ma­nos en el sue­lo y si la lee­mos creo que no se de­be­ría ha­ber pi­ta­do pe­nal­ti”, de­fen­dió Pa­co Ló­pez, en­tre­na­dor del Le­van­te. “Si con las ma­nos apo­ya­das so­bre el te­rreno de jue­go o des­li­zán­do­se so­bre el mis­mo, el ju­ga­dor no ha­ce nin­gún mo­vi­mien­to in­ten­cio­na­do o vo­lun­ta­rio pa­ra in­ter­cep­tar el ba­lón el ár­bi­tro no de­be­rá san­cio­nar la mano”, se­ña­la la nor­ma a la que hi­zo re­fe­ren­cia el téc­ni­co gra­no­ta. “Le to­ca a los árbitros re­sol­ver cómo y por qué es pe­nal­ti ca­da mano. En al­gu­na otra oca­sión el ba­lón dio en la mano de un ri­val y no nos pi­ta­ron pe­nal­ti”, re­fren­dó Si­meo­ne.

La peor no­ti­cia pa­ra los ro­ji­blan­cos fue la le­sión de Sa­vic, que se las­ti­mó el mus­lo iz­quier­do en una ca­rre­ra inofen­si­va y es­tá a la es­pe­ra de so­me­ter­se a prue­bas mé­di­cas.

/ SERGIO PÉ­REZ (REU­TERS)

El ba­lón gol­pea en el bra­zo de­re­cho de Vuk­ce­vic tras el cen­tro de Tho­mas, la ac­ción cas­ti­ga­da con pe­nal­ti.

/ S. P. (REU­TERS)

Si­meo­ne abra­za a Griez­mann tras el en­cuen­tro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.