Sin se­mi­llas pa­ra sem­brar

El ci­clo agrí­co­la en el país arran­ca en abril, pe­ro los pro­duc­to­res no dis­po­nen de me­dios pa­ra cul­ti­var

El País (Andalucía) - - INTERNACIONAL - FLORANTONIA SINGER,

Un ca­mión que sa­le con 3.000 ki­los de plá­tano de Tá­chi­ra (oc­ci­den­te de Ve­ne­zue­la) siem­pre lle­ga a Caracas con 300 ki­los me­nos, cuen­ta Ju­lio Mén­dez, pro­duc­tor en esa re­gión. La re­gla es ru­ti­na en un país don­de el co­bro ar­bi­tra­rio de pea­jes en al­ca­ba­las (pues­tos de po­li­cía) for­ma ca­si par­te de la cul­tu­ra, pe­ro en los úl­ti­mos me­ses ha adop­ta­do un ca­riz anár­qui­co en me­dio de una pro­fun­da cri­sis de es­ca­sez.

A prin­ci­pios de mar­zo 11 pro­duc­to­res de que­so de Apu­re pa­sa­ron dos no­ches en un ca­la­bo­zo por ne­gar­se a en­tre­gar el 10% de una car­ga de 100.000 ki­los a una Em­pre­sa de Pro­duc­ción Social —crea­da por el Go­bierno, y co­man­da­da por la al­cal­de­sa de la lo­ca­li­dad— a un pre­cio muy por de­ba­jo del mer­ca­do, que no cu­bría si­quie­ra el cos­te del li­tro de le­che ne­ce­sa­rio pa­ra pro­du­cir­lo. La ope­ra­ción im­pli­ca­ba ca­si un asal­to a una ca­ra­va­na de 70 ca­mio­nes car­ga­dos de que­so.

“Lle­vá­ba­mos las guías, to­dos los per­mi­sos y co­mo nos ne­ga­mos a dar­les el que­so nos agre­die­ron, lan­za­ron bom­bas la­cri­mó­ge­nas y nos lle­va­ron pre­sos”, cuen­ta Ma­nuel Cas­ti­llo, de la Aso­cia­ción de Ga­na­de­ros del Es­ta­do Apu­re, una re­gión que lle­gó a ser pri­me­ra pro­duc­to­ra de car­ne del país y hoy es la se­gun­da más po­bre de Ve­ne­zue­la. Al gru­po lo sol­ta­ron dos días des­pués y la car­ga no lle­gó a su des­tino.

Es­ta prác­ti­ca en la que go­ber­na­do­res y alcaldes, to­dos afi­nes a Ni­co­lás Ma­du­ro, in­ten­tan re­te­ner par­te de la pro­duc­ción se vie­ne apli­can­do des­de ha­ce me­ses en los Es­ta­dos lla­ne­ros de Apu­re, Ba­ri­nas, Guá­ri­co y Co­je­des y mo­ti­vó una lla­ma­da de aten­ción del mi­nis­tro de De­fen­sa, Vla­di­mir Pa­drino Ló­pez, quien en enero dic­tó una re­so­lu­ción que prohí­be a los go­bier­nos re­gio­na­les y lo­ca­les re­te­ner o con­fis­car mer­can­cías. Los alu­di­dos ha­cen ca­so omi­so.

Los pro­duc­to­res na­cio­na­les in­ten­tan abas­te­cer ca­da vez con ma­yo­res di­fi­cul­ta­des los mer­ca­dos, en los que la co­mi­da im­por­ta­da a pre­cios inac­ce­si­bles pa­ra la ma­yo­ría de las fa­mi­lias —el 87% que vi­ve por de­ba­jo de la lí­nea de po­bre­za— es la que es­tá ocu­pan­do los anaque­les.

Con­trol de pre­cios

Tir­so Ra­mí­rez, de 57 años, trae ver­du­ras de los An­des ve­ne­zo­la­nos a Caracas pe­se a la es­ca­sez de se­mi­llas. “En los An­des el que sem­bra­ba 200 sa­cos de pa­pa aho­ra siem­bra 50 si aca­so. Aho­ra nos es­ta­mos co­mien­do los cha­yo­tes que an­tes le dá­ba­mos a los co­chi­nos”, di­ce. La caí­da de la pro­duc­ción la mi­de tam­bién por los ejes del ca­mión que con­du­ce. Has­ta ha­ce dos me­ses pi­lo­ta­ba uno de tres ejes con ca­pa­ci­dad pa­ra 13.000 ki­los. Aho­ra, usa uno que no car­ga más de 10.000.

En 2017 los pro­duc­to­res lo­gra­ron pro­du­cir ape­nas el 25% del con­su­mo. Ha­ce 15 años el cam­po ve­ne­zo­lano po­día ali­men­tar al 70% de la po­bla­ción. La in­mi­nen­cia de abril con sus lluvias abre una nue­va preo­cu­pa­ción. “De ca­ra al ini­cio del ci­clo de siem­bra más im­por­tan­te del año no te­ne­mos na­da pa­ra pro­du­cir, ni las se­mi­llas ni los fer­ti­li­zan­tes ni pla­gui­ci­das ni equi­pos. Nos preo­cu­pa el ham­bre que nos es­pe­ra pa­ra los pró­xi­mos me­ses. El Go­bierno con­tro­la las di­vi­sas, los pre­cios, mo­no­po­li­za to­do el ca­nal de dis­tri­bu­ción de los in­su­mos agrí­co­las, tie­ne plan­tas pro­ce­sa­do­ras y ha ex­pro­pia­do tie­rras, y es­te país ca­da día pro­du­ce me­nos ali­men­tos”, se­ña­la Aqui­les Hop­kins, de la Fe­de­ra­ción de Aso­cia­cio­nes de Pro­duc­to­res Agrí­co­las.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.