Con­ver­sa­ción en vi­ñe­tas pa­ra asen­tar la con­vi­ven­cia en Eus­ka­di

Al­fon­so Za­pi­co con­vier­te en có­mic la en­tre­vis­ta que el po­lí­ti­co so­cia­lis­ta Eduar­do Ma­di­na, mu­ti­la­do por ETA, reali­zó al mú­si­co y mi­li­tan­te ‘aber­tza­le’ Fer­min Mu­gu­ru­za

El País (Andalucía) - - CULTURA - TOMMASO KOCH,

Un ca­fé y una co­mi­da en una ma­ña­na in­ver­nal. No pa­re­ce el ar­gu­men­to más apa­sio­nan­te pa­ra un li­bro. “De un menú del día, fa­bri­ca­mos 200 pá­gi­nas”, se ríe el di­bu­jan­te Al­fon­so Za­pi­co. Pe­ro agre­ga: “Al­go tan ba­nal era ex­tra­or­di­na­rio”. Por­que en la me­sa, jun­to con unas alu­bias de Ger­ni­ka, se ser­vía diá­lo­go. No ha si­do, ni mu­cho me­nos, el pan de ca­da día en el País Vas­co. Y me­nos en­tre dos in­ter­lo­cu­to­res que, a prio­ri, ape­nas pa­re­cen com­par­tir ha­ber na­ci­do en Eus­ka­di. Eduar­do Ma­di­na (Bil­bao, 1976), ex­dipu­tado so­cia­lis­ta a quien una bom­ba la­pa de ETA en su co­che mu­ti­ló la pier­na iz­quier­da en fe­bre­ro 2002, pre­gun­ta­ba. Y res­pon­día Fer­min Mu­gu­ru­za (Irún, Gi­puz­koa, 1963), mú­si­co, fun­da­dor del gru­po Kor­ta­tu, can­di­da­to en 1999 y 2003 en lis­tas de la iz­quier­da aber­tza­le, quien du­ran­te años de­fen­dió “con sen­ti­do crí­ti­co” la lu­cha ar­ma­da. En di­ciem­bre de 2016, am­bos char­la­ron du­ran­te cin­co ho­ras: de mú­si­ca, te­rro­ris­mo, la Guar­dia Ci­vil, la Eus­ka­di que que­rrían... So­bre to­do, fue­ron, me­dia­do­res, cons­truc­to­res de puen­tes. Zu­bi­gi­leak, por de­cir­lo en eus­ke­ra.

Así se ti­tu­la tam­bién el te­beo, que sa­le a la ven­ta en ma­yo, en el que Za­pi­co, pre­mio Na­cio­nal de Có­mic en 2012 por Du­bli­nés, re­crea la con­ver­sa­ción de los dos, a la que asis­tió. Pa­ra la ver­sión en cas­te­llano se ha op­ta­do por Los puen­tes de Moscú (As­ti­be­rri), co­mo se co­no­ce al ba­rrio de Mu­gu­ru­za en Irún, don­de se ce­le­bró la ci­ta. “No es un có­mic so­bre ETA, el ge­ne­ral [de la Guar­dia Ci­vil En­ri­que Rodríguez] Ga­lin­do [con­de­na­do por crí­me­nes de los GAL], Kor­ta­tu o el PSOE. Y, sin em­bar­go, apa­re­ce­rán ETA, Ga­lin­do, Kor­ta­tu y el PSOE”, es­cri­be Za­pi­co. En­ton­ces, ¿de qué tra­ta?

“De có­mo ha cam­bia­do el País Vas­co. Fer­min y yo vi­vi­mos, en la mis­ma épo­ca, dos Eus­ka­dis. Hoy po­de­mos ca­si vi­vir la mis­ma”, res­pon­de Ma­di­na a EL PAÍS. El pro­yec­to na­ció de él mis­mo: pri­me­ro, pro­pu­so a la re­vis­ta Jot Down en­tre­vis­tar a Mu­gu­ru­za, cu­ya mú­si­ca amó de jo­ven. “Fue el cen­tro del rock radical. En mi ge­ne­ra­ción so­na­ba cons­tan­te­men­te pa­ra to­do el mun­do. Que­ría sa­ber en qué an­da­ba. Y en la charla sal­dría nues­tro en­torno”, pro­si­gue.

Por­que “el de­co­ra­do” de esos años, cuen­ta el có­mic, for­jó el des­tino y el ca­rác­ter de cuan­tos vi­vie­ron allí. “Te­rro­ris­mo, pa­ro, he­roí­na, ten­sio­nes... Pa­ra man­te­ner­se al mar­gen de un con­tex­to vi­tal así ha­bía que ha­cer un es­fuer­zo”, ex­pli­ca Ma­di­na. Un re­pre­sen­tan­te de Mu­gu­ru­za re­cha­zó la pe­ti­ción de ha­blar con es­te dia­rio, pa­ra “con­cen­trar­se” en Black is Bel­tza, el fil­me de ani­ma­ción en el que tra­ba­ja.

Ma­di­na pi­dió lue­go a Za­pi­co que se su­ma­ra a la ci­ta, y el di­bu­jan­te as­tu­riano acu­dió con ro­tu­la­do­res y un “gran res­pe­to”. El crea­dor se aden­tra­ba en una jungla, así que en el có­mic di­bu­ja la im­po­si­bi­li­dad de en­ten­der y juz­gar mu­cho de lo ocu­rri­do se­gún cá­no­nes nor­ma­les. “La tram­pa de lo ab­sur­do” bau­ti­za dos pá­gi­nas en las que se au­to­rre­tra­ta ro­dea­do de pa­la­bras co­mo “ame­na­za y odio”.

“Me he cu­ra­do en sa­lud. He in­ten­ta­do ser cohe­ren­te y fiel a ellos dos”, di­ce Za­pi­co. Am­bos le guia­ron en la crea­ción del te­beo pa­ra no dar pa­sos en fal­so en la reali­dad vas­ca. Los tres, al fin y al ca­bo, ya se co­no­cían. Ma­di­na y Mu­gu­ru­za coin­ci­die­ron en San Se­bas­tián en la pro­yec­ción en 2003 de La pe­lo­ta vas­ca, do­cu­men­tal de Ju­lio Mé­dem en el que par­ti­ci­pa­ron. Pe­ro los tiem­pos ha­bían cam­bia­do, y mu­cho.

Tal vez por eso, am­bos re­pa­san li­bre­men­te su his­to­ria re­cien­te; ha­blan de la ab­so­lu­ción por el

Des­de la iz­quier­da, Al­fon­so Za­pi­co, Eduar­do Ma­di­na y Fer­min Mu­gu­ru­za, re­tra­ta­dos por el di­bu­jan­te pa­ra la por­ta­da del có­mic.

Ilus­tra­cio­nes de Za­pi­co de San Se­bas­tián y Bil­bao (aba­jo) pa­ra Los puen­tes de Moscú.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.