Mes­si, en aler­ta ama­ri­lla

El de­lan­te­ro ar­gen­tino no com­ple­tó el en­tre­na­mien­to jun­to a sus com­pa­ñe­ros. El Barcelona en­ca­ra un mes car­ga­do de par­ti­dos con su co­lum­na ver­te­bral to­ca­da

El País (Andalucía) - - DEPORTES - JUAN I. IRI­GO­YEN,

Au­sen­te en el cam­po, pre­sen­te en el ves­tua­rio. Mes­si sal­tó del pal­co del Wan­da Me­tro­po­li­tano a los ca­ma­ri­nes pa­ra in­ten­tar le­van­tar la mo­ral de sus com­pa­ñe­ros, en te­ra­pia in­ten­si­va, tras la pa­li­za que le pro­pi­nó Es­pa­ña. “Sal­gan de acá con la ca­be­za en al­to, es­to los va­mos a sa­car to­dos jun­tos. Tran­qui­los”, le pi­dió el ca­pi­tán de la Al­bi­ce­les­te a sus com­pa­ñe­ros, tras la go­lea­da his­tó­ri­ca en la ca­sa del Atlé­ti­co de Ma­drid. Ha­ce ocho años, cuan­do en el Mun­dial de Su­dá­fri­ca, el en­ton­ces en­tre­na­dor de Ar­gen­ti­na, Die­go Ma­ra­do­na, le sol­tó el bra­za­le­te de ca­pi­tán por pri­me­ra vez, Mes­si es­ta­ba in­quie­to. “So­lo le vi ner­vio­so una vez”, con­tó Juan Se­bas­tián Ve­rón, tiem­po des­pués; “fue an­tes del pri­mer par­ti­do con Gre­cia. No era la res­pon­sa­bi­li­dad ni el liderazgo lo que lo in­co­mo­da­ba. Era que te­nía que dar un dis­cur­so an­te sus com­pa­ñe­ros”. Hoy, Mes­si bo­rró la ti­mi­dez de sus re­gis­tros. Es el lí­der to­tal de una se­lec­ción, es­pe­cial­men­te to­ca­da des­pués del duelo an­te Es­pa­ña. El par­ti­do que el 10 azul­gra­na más ga­nas te­nía de ju­gar. Sus mo­les­tias mus­cu­la­res en el aduc­tor de la pier­na de­re­cha no se lo per­mi­tie­ron.

La idea de Jor­ge Sam­pao­li, téc­ni­co de la se­lec­ción ar­gen­ti­na, era que Mes­si ju­ga­ra an­te Ita­lia y des­can­sa­ra an­te Es­pa­ña. No que­ría car­gar de mi­nu­tos las pier­nas del 10, ya con la ten­sión al lí­mi­te en la du­ra tem­po­ra­da del Barcelona. Pe­ro el ro­sa­rino le lle­gó to­ca­do a la ciu­dad de­por­ti­va del Man­ches­ter City, don­de Ar­gen­ti­na se pre­pa­ró pa­ra el duelo an­te la Azu­rra. Nun­ca hu­bo un par­te ofi­cial An­tes de la fi­nal de la Co­pa del Rey, en­tre el Barcelona y el Se­vi­lla, que se dispu­tará el pró­xi­mo 21 de abril en el Wan­da Me­tro­po­li­tano, el Tri­bu­nal Su­pe­rior de Justicia de Ma­drid ha re­cha­za­do por inade­cua­do el re­cur­so pre­sen­ta­do por el club azul­gra­na con­tra la prohi­bi­ción de ex­hi­bir es­te­la­das en la fi­nal de la Co­pa en 2016.

El Tri­bu­nal Su­pe­rior ma­dri­le­ño en­tien­de que el Ba­rça “es­ta­tu­ta­ria­men­te no pue­de de­fen­der el de­re­cho de sus so­cios a por­tar ban­de­ras de de­ter­mi­na­das ten­den­cias po­lí­ti­cas”. Se­gún in­ter­pre­ta el Barcelona, es una sen­ten­cia téc­ni­ca que po­ne en dis­cu­sión la le­gi­ti­ma­ción ac­ti­va co­mo club a la ho­ra de de­fen­der a sus so­cios. “No­so­tros lo que pe­di­mos es de­fen­der la li­ber­tad de ex­pre­sión de nues­tros so­cios”, ase­gu­ran fuen­tes del club.

La en­ti­dad azul­gra­na va a es­tu­diar si pre­sen­tar un nue­vo re­cur­so, es­ta vez an­te el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal. de la AFA, so­lo la pa­la­bra de Sam­pao­li. “Va­mos a es­pe­rar has­ta úl­ti­mo mo­men­to”, ad­vir­tió en la pre­via an­te Ita­lia. “Pre­fe­ri­mos que, co­mo te­nía esa mo­les­tia, no par­ti­ci­pa­ra”, ex­pli­có des­pués de la vic­to­ria an­te Ita­lia (2-0).

Sin Bus­quets

La in­cer­ti­dum­bre cre­ció cuan­do Mes­si no par­ti­ci­pó en el pri­mer en­tre­na­mien­to de Ar­gen­ti­na en Ma­drid. “Me mo­les­ta”, ex­pli­có el 10. El ca­pi­tán en­tre­nó con nor­ma­li­dad an­tes del par­ti­do an­te Es­pa­ña, aun­que fi­nal­men­te no com­pa­re­ció en el cés­ped del Me­tro­po­li­tano. “Leo tu­vo una se­ma­na muy bue­na de en­tre­na­mien­tos, pe­ro se­guía con fa­ti­ga”, des­ve­ló Sam­pao­li. El ro­sa­rino re­gre­só a Barcelona el mar­tes por la no­che jun­to a Pi­qué, Inies­ta y Jor­di Al­ba, y el miér­co­les des­can­só. “Creo que no es im­por­tan­te”, di­jo Er­nes­to Val­ver­de el miér­co­les en la pre­sen­ta­ción de la de­ci­mo­cuar­ta edi­ción del li­bro Re­la­tos So­li­da­rios del De­por­te. “Es­toy tran­qui­lo, él se co­no­ce muy bien. Ter­mi­nó bien el úl­ti­mo par­ti­do [an­te el Ath­le­tic], pe­ro es ver­dad que te­nía una pe­que­ña mo­les­tia”. Y ayer, el Barcelona in­for­mó de que el 10 no com­ple­tó el en­tre­na­mien­to jun­to a sus com­pa­ñe­ros. Tra­ba­jó un po­co con el gru­po, otro po­co al mar­gen.

El pro­ble­ma pa­ra el Ba­rça es que Mes­si no es el úni­co que lle­gó en­tre al­go­do­nes. Ter Ste­gen no ju­gó el amis­to­so an­te Bra­sil y Pi­qué tu­vo mo­les­tias en la ro­di­lla en el par­ti­do an­te Ar­gen­ti­na. Val­ver­de, en cual­quier ca­so, ayer pu­do con­tar du­ran­te to­do el en­tre­na­mien­to con el ca­ta­lán y el ale­mán. El úni­co que no pi­só el cam­po Ti­to Vi­la­no­va fue Bus­quets. El pi­vo­te, que se ejer­ci­tó en el gim­na­sio, con­ti­núa con la re­cu­pe­ra­ción de su frac­tu­ra en el de­do me­ñi­que del pie de­re­cho. Ter Ste­gen y Pi­qué via­ja­rán a Se­vi­lla; Bus­quets, no. La pre­sen­cia de Mes­si, sin em­bar­go, es­tá en el ai­re.

En los pró­xi­mos 21 días, al Barcelona le es­pe­ran sie­te com­pro­mi­sos. El Se­vi­lla, el Le­ga­nés, el Va­len­cia y el Cel­ta por la Li­ga; la Ro­ma por los cuar­tos de fi­nal de la Cham­pions; y de nue­vo el Se­vi­lla en la fi­nal de la Co­pa del Rey. Jus­to cuan­do el Ba­rça en­ca­ra la rec­ta fi­nal de la tem­po­ra­da, Val­ver­de tie­ne to­ca­da a su co­lum­na ver­te­bral. Un do­lor de ca­be­za aña­di­do, cuan­do es Mes­si el que es­tá en aler­ta ama­ri­lla.

/ MI­GUEL RUIZ

Mes­si, ayer, en­tre Al­cá­cer e Inies­ta, en la par­te del en­tre­na­mien­to que pu­do com­ple­tar con sus com­pa­ñe­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.