La inago­ta­ble ilu­sión de Bor­ja Ma­yo­ral

El pun­ta del Ma­drid, don­de so­lo jue­ga el 18% de los mi­nu­tos, ex­pri­me ca­da opor­tu­ni­dad y se des­qui­ta con la sub-21

El País (Andalucía) - - DEPORTES - ELEO­NO­RA GIOVIO,

No so­lo Is­co apro­ve­chó al má­xi­mo los mi­nu­tos dispu­tados con la se­lec­ción (mar­có un tri­ple­te con­tra Ar­gen­ti­na). Tam­bién lo hi­zo Bor­ja Ma­yo­ral, que ano­tó cin­co tan­tos en dos par­ti­dos con la sub-21. “Me voy con más con­fian­za de la que vi­ne; cuan­do uno jue­ga se sien­te im­por­tan­te. La se­lec­ción es la se­lec­ción y el Ma­drid es el Ma­drid, es di­fí­cil con tan­ta com­pe­ten­cia te­ner mi­nu­tos. Aho­ra, a tra­ba­jar du­ro pa­ra que lle­guen las opor­tu­ni­da­des”, di­jo el de­lan­te­ro de 20 años del equi­po blan­co. Con su club ape­nas ha dispu­tado el 18% de los mi­nu­tos en lo que va de tem­po­ra­da. Ha te­ni­do con­ti­nui­dad só­lo en la Co­pa. Ha mar­ca­do cin­co go­les, da­do dos asis­ten­cias y se ha que­da­do fue­ra de la lis­ta de con­vo­ca­dos en 16 par­ti­dos. Bas­tan­te le­jos del pa­pel de se­cun­da­rio que, en un prin­ci­pio, se es­pe­ra­ba. Ma­yo­ral te­nía cla­ro que iba a ser com­pli­ca­do te­ner el mis­mo pro­ta­go­nis­mo que Mo­ra­ta, pe­ro con­ta­ba con te­ner más del que tu­vo Ma­riano, por ejem­plo. Zi­da­ne, igual que con el res­to de jó­ve­nes lle­ga­dos es­te ve­rano, ape­nas ha con­ta­do con él. No le ha da­do ca­rre­te tam­po­co en la peor ra­cha de Ben­ze­ma (ocho go­les en 34 par­ti­dos; ape­nas cua­tro en la Li­ga).

Y, sin em­bar­go, Ma­yo­ral no se ha ve­ni­do aba­jo. En ve­rano re­cha­zó va­rias ofer­tas (Be­tis y Ala­vés, en­tre otros) por­que Zi­da­ne le pi­dió que se que­da­ra. “Ja­más ba­ja­ré los bra­zos. Siem­pre hay una op­ción de que pue­da ju­gar e ir con­vo­ca­do. Me pre­pa­ro dia­ria­men­te pa­ra eso, pa­ra te­ner opor­tu­ni­da­des y apro­ve­char­las”, di­ce.

“So­lo tu­vo un mo­men­to ma­lo —re­cuer­da Kity, su her­mano ma­yor, que le acom­pa­ñó el año pa­sa­do en su aven­tu­ra en el Wolfs­bur­go—, cuan­do es­ta­ba en Ale­ma­nia y de­cía: ‘A lo me­jor no soy tan bueno co­mo pen­sa­ba’. Des­de en­ton­ces tra­ba­ja con más ilu­sión y más ga­nas. La ilu­sión de triun­far en la eli­te si­gue in­tac­ta. So­mos más no­so­tros, los fa­mi­lia­res, los que a ve­ces de­ci­mos: ‘Joer, ma­cho, no jue­ga’. Él siem­pre nos di­ce que es­tá ilu­sio­na­do por cum­plir su sue­ño de pe­que­ño: el de ju­gar en el Ma­drid”.

Frus­tra­ción ale­ma­na

En el Wolfs­bur­go ape­nas dis­pu­tó el 13% de los mi­nu­tos (427 por los 775 que lle­va aho­ra). Le ha­bían pro­me­ti­do ser el de­lan­te­ro ti­tu­lar y el úl­ti­mo día de mer­ca­do fi­cha­ron a Ma­rio Gó­mez. Ma­yo­ral pi­dió ayu­da a uno de los pe­sos pe­sa­dos del ves­tua­rio pa­ra que le hi­cie­ra de tra­duc­tor con el en­tre­na­dor (Die­ter Hec­king). “¿Qué ten­go que ha­cer pa­ra ju­gar?”, le pre­gun­tó an­tes de pe­dir­le que fue­ra va­lien­te y que ju­ga­ra con dos pun­tas, que no le iba a fa­llar. “Bor­ja sabía que des­pués de ve­nir de la Bun­des­li­ga sin ha­ber dispu­tado mu­chos mi­nu­tos, se iba a to­mar

/ GETTY IMAGES

Da­ni Ce­ba­llos y Bor­ja Ma­yo­ral, el mar­tes con la sub-21.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.