Una de­nun­cia abre una vía al Mun­dial de Rugby pa­ra Es­pa­ña

La fe­de­ra­ción in­ves­ti­ga a Ru­ma­nia por ali­nea­ción ile­gal

El País (Andalucía) - - DEPORTES - LUIS JA­VIER GON­ZÁ­LEZ,

Es­pa­ña po­dría aca­bar con pla­za di­rec­ta pa­ra el Mun­dial de Ja­pón por una tor­pe­za ad­mi­nis­tra­ti­va. Ru­ma­nia se ha re­for­za­do en los úl­ti­mos años con va­rios ju­ga­do­res de Ocea­nía, so­bre to­do de Ton­ga. La nor­ma­ti­va lo per­mi­te siem­pre que no ha­yan re­pre­sen­ta­do ofi­cial­men­te a su país de ori­gen. Al rugby mun­dial ya se le plan­tea­ba un ca­so com­pli­ca­do en el que una par­te, Es­pa­ña, pi­de que se re­pi­ta el par­ti­do que per­dió en Bél­gi­ca por un ar­bi­tra­je par­cial, y la otra, Ru­ma­nia, que se san­cio­ne a los es­pa­ño­les por hos­ti­gar al co­le­gia­do. Pe­ro aho­ra la par­ti­ci­pa­ción de Sio­ne Fa­ka’osi­lea en un tor­neo en 2013 con Ton­ga po­dría su­po­ner la des­ca­li­fi­ca­ción de Ru­ma­nia por ali­nea­ción in­de­bi­da.

El pa­so de los días da cre­di­bi­li­dad a es­ta hi­pó­te­sis. Rugby Eu­ro­pe, la fe­de­ra­ción en­car­ga­da de or­ga­ni­zar la cla­si­fi­ca­ción mundialista, se reunió el jue­ves pa­ra de­ci­dir so­bre el Bél­gi­ca-Es­pa­ña, pe­ro de­ci­dió apla­zar la de­ci­sión una se­ma­na por­que quie­re “re­ca­bar más in­for­ma­ción” an­tes de de­ci­dir, se­gún ha in­for­ma­do Es­pa­ña.

Ru­sia, que se me­te­ría en la re­pes­ca si Ru­ma­nia fue­ra des­ca­li­fi­ca­da, y Es­pa­ña, que en­tra­ría di­rec­ta­men­te en el Mun­dial, han pe­di­do a las au­to­ri­da­des de­por­ti­vas que co­rro­bo­ren si Fa­ka’osi­lea ju­gó un tor­neo ofi­cial de se­vens (rugby a sie­te) en 2013 an­tes de pre­sen­tar for­mal­men­te su re­cla­ma­ción. El ju­ga­dor com­ple­tó el pe­rio­do de re­si­den­cia de tres años en Ru­ma­nia an­tes de de­bu­tar el año pa­sa­do en So­chi, pe­ro no po­dría se ali­nea­do si hu­bie­se ju­ga­do con Ton­ga. Lo cier­to es que tras va­rios men­sa­jes con­tun­den­tes Ru­ma­nia ha res­pon­di­do con un mo­des­to co­mu­ni­ca­do en el que de­cía “con­fiar” en las ins­ti­tu­cio­nes.

Es­pa­ña con­si­de­ra a Rugby Eu­ro­pe “juez y par­te” del pro­ble­ma por ha­ber de­ne­ga­do su so­li­ci­tud pa­ra cam­biar a los ár­bi­tros en un par­ti­do di­ri­gi­do por el ru­mano Vlad Ior­da­ches­cu y del que de­pen­día la cla­si­fi­ca­ción pa­ra el Mun­dial. Las es­pe­ran­zas de Es­pa­ña es­tán pues­tas en World Rugby, el ór­gano su­pe­rior, que ha to­ma­do un pa­pel vi­gi­lan­te des­de el en­cuen­tro del 18 de mar­zo. Así lo con­fir­mó el mar­tes su vi­ce­pre­si­den­te, el ar­gen­tino Agus­tín Pi­chot, en Twit­ter: “No es­ta­mos ig­no­ran­do la preo­cu­pa­ción de mi­les de per­so­nas con res­pec­to al par­ti­do de Bél­gi­ca con­tra Es­pa­ña. Des­de World Rugby es­ta­mos tra­ba­jan­do des­de ha­ce más de una se­ma­na pa­ra te­ner la ma­yor cla­ri­dad po­si­ble y ase­gu­rar la me­jor de­ci­sión pa­ra nues­tro rugby”.

A ese men­sa­je le si­guió otro más in­quie­tan­te pa­ra los in­tere­ses es­pa­ño­les por las im­por­tan­tes san­cio­nes que pue­den su­frir los ju­ga­do­res que per­si­guie­ron a Ior­da­ches­cu al fi­nal del en­cuen­tro: “El ár­bi­tro siem­pre tie­ne ra­zón, al­gu­nas ve­ces es di­fí­cil de acep­tar por­que pen­sa­mos que no es jus­to, pe­ro al fi­nal es al­go que te­ne­mos que acep­tar y pro­te­ger siem­pre”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.