La lu­cha de gé­ne­ro le­van­ta su voz en el ini­cio del Só­nar

La elec­tró­ni­ca bas­tar­da de Ko­ko­ko! y Pu­to­chi­no­ma­ri­cón con­tras­ta con la plea­mar de mú­si­ca de Jenny Hval en la pri­me­ra jor­na­da

El País (Andalucía) - - CULTURA - LUIS HI­DAL­GO,

Pri­me­ras ho­ras del Só­nar 2018 y una sen­sa­ción si­mi­lar a es­tar en una pla­ya de Be­ni­dorm a las cin­co de la ma­ña­na: don­de so­lo se ve are­na más tar­de so­lo ha­brá cuer­pos al sol. En el Só­nar no hay are­na; sí el tra­di­cio­nal cés­ped ar­ti­fi­cial don­de el pú­bli­co, eso sí, to­ma el sol. Y es­cu­cha mú­si­ca en esa pri­me­ra jor­na­da en la que las fuer­zas per­ma­ne­cen in­tac­tas. La pal­ma de la se­sión diur­na se la lle­va­ron pro­pues­tas co­mo la de Ko­ko­ko!, Pu­to­chi­no­ma­ri­cón o Jenny Hval, un sim­ple mues­treo de la va­rie­dad de es­ti­los vin­cu­la­dos a la elec­tró­ni­ca de la que el fes­ti­val ha­ce en­se­ña. Y en bue­na me­di­da orien­ta­da a la lu­cha de gé­ne­ro.

Qui­zás lo más lla­ma­ti­vo, por no­ve­do­so y por en­car­nar el es­pí­ri­tu de las mi­no­rías, fue la bre­ve ac­tua­ción de Pu­to­chi­no­ma­ri­cón. El nom­bre no es fru­to de las ga­nas de mo­les­tar, que tam­bién, sino que res­pon­de a lo que la gen­te le di­ce al ar­tis­ta, Chen­ta Tsai, un jo­ven de ori­gen asiá­ti­co que vi­ve en Madrid, cuan­do le ven por la ca­lle. Su dis­cur­so fes­ti­vo le­van­ta la voz de los gais, les­bia­nas, trans y, por ex­ten­sión, de una ju­ven­tud que ma­ta las ho­ras com­pran­do en AliEx­press, cha­tean­do o sin­tien­do có­mo el mun­do les da la es­pal­da por in­do­len­tes.

Su mú­si­ca, de raíz pop y en­torno de elec­tró­ni­ca bas­tar­da, se ha­ce can­ción en tí­tu­los co­mo Tu pu­ta vi­da nos da (un po­co) igual o No ten­go wi­fi, to­do un himno pre­ña­do de iro­nía y des­ca­ro. Las le­tras, in­ge­nio­sas y agu­das, pu­ro or­gu­llo

/ MAR­TA PÉ­REZ (EFE)

Pu­to­chi­no­ma­ri­cón, du­ran­te su ac­tua­ción en la pri­me­ra jor­na­da del Só­nar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.