La po­li­cía bus­ca a un hom­bre que ti­ró a su pa­re­ja por la ven­ta­na

Otra mu­jer tam­bién so­bre­vi­ve en Má­la­ga a una agre­sión ma­chis­ta

El País (Andalucía) - - ESPAÑA - R. CARRANCO / E. CO­DI­NA

Los Mos­sos d’Es­qua­dra bus­ca­ban ayer a un hom­bre que pre­sun­ta­men­te ti­ró a su pa­re­ja des­de un se­gun­do pi­so el pa­sa­do mar­tes en Ba­da­lo­na (Bar­ce­lo­na). La mu­jer se en­cuen­tra in­gre­sa­da en el Hos­pi­tal Ger­mans Trias i Pu­jol en es­ta­do gra­ve, se­gún fuen­tes po­li­cia­les. En Má­la­ga, otra mu­jer so­bre­vi­vió tam­bién al ata­que de su pa­re­ja, que pre­sun­ta­men­te in­ten­tó ma­tar­la a mar­ti­lla­zos y lue­go se sui­ci­dó. En lo que va de año, 21 mu­je­res han si­do ase­si­na­das a ma­nos de sus pa­re­jas o ex­pa­re­jas.

La agre­sión en Ba­da­lo­na se pro­du­jo el mar­tes a pri­me­ra ho­ra de la ma­ña­na. La po­li­cía ca­ta­la­na re­ci­bió un avi­so de una pe­lea en el in­te­rior de un do­mi­ci­lio y pos­te­rior­men­te de que una mu­jer se ha­bía pre­ci­pi­ta­do al va­cío des­de un se­gun­do pi­so. En el lu­gar en­con­tra­ron a la víc­ti­ma, que fue tras­la­da­da al hos­pi­tal. Los pri­me­ros in­di­cios apun­tan a un ca­so de vio­len­cia de gé­ne­ro.

En Má­la­ga, un hom­bre de 43 años in­ten­tó ma­tar ayer a su pa­re­ja, de 42, a mar­ti­lla­zos, cuan­do am­bos se en­con­tra­ban en un apar­ca­mien­to de la Ave­ni­da de Eu­ro­pa. La po­li­cía tra­ba­ja con la hi­pó­te­sis de que el agre­sor dio por muer­ta a la víc­ti­ma y hu­yó del lu­gar. Es­ta, de 42 años, re­cu­pe­ró la con­cien­cia y pi­dió so­co­rro al vi­gi­lan­te de se­gu­ri­dad, que avi­só a los ser­vi­cios de emer­gen­cia. Tie­ne va­rias le­sio­nes, pe­ro no se te­me por su vi­da. El hom­bre se sui­ci­dó: su cuer­po fue ha­lla­do en el in­te­rior del co­che en una zo­na cer­ca­na al apar­ca­mien­to una ho­ra más tar­de.

Ci­ber­vio­len­cia. La ci­ber­vio­len­cia, la por­no­gra­fía no con­sen­ti­da, los in­sul­tos y el aco­so por mo­ti­vos de gé­ne­ro, la ex­tor­sión se­xual, la di­fu­sión de imá­ge­nes de la víc­ti­ma y las ame­na­zas de vio­la­ción y muer­te son otros de los ac­tos so­bre los que le­gis­la la nor­ma­ti­va, que tam­bién con­tem­pla en sus dis­po­si­cio­nes la vio­len­cia ejer­ci­da a tra­vés de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción o la pu­bli­ci­dad.

Más in­ves­ti­ga­ción. La nor­ma tam­bién tie­ne co­mo ob­je­ti­vo po­ten­ciar la in­ves­ti­ga­ción, en la lí­nea del ya pu­bli­ca­do Es­tu­dio de los ca­sos de víc­ti­mas mor­ta­les por vio­len­cia de gé­ne­ro en An­da­lu­cía (2005-2015), que con­cluía que el mal­tra­ta­dor ma­ta en ca­sa, a trai­ción y con ale­vo­sía. Se in­cor­po­ran tam­bién ac­tua­cio­nes di­ri­gi­das a la po­bla­ción mas­cu­li­na, con es­pe­cial aten­ción a los jó­ve­nes, des­ti­na­das a re­for­zar la sen­si­bi­li­za­ción y pre­ven­ción de la vio­len­cia de gé­ne­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.