De­lan­te­ros con­tra vo­lan­tes

Prat­to, el fi­cha­je más ca­ro en la his­to­ria, so­lo mar­ca 0,27 go­les por par­ti­do

El País (Andalucía) - - DEPORTES - J. I. IRI­GO­YEN / D. TO­RRES,

Ba­rros Sche­lot­to tie­ne 45 años; Ga­llar­do, 42. Sím­bo­los de Bo­ca y de Ri­ver en la dé­ca­da del 90, ves­ti­dos de fut­bo­lis­tas se en­fren­ta­ron en sie­te opor­tu­ni­da­des. El sal­do fa­vo­re­ce al ac­tual pre­pa­ra­dor xe­nei­ze: tres triun­fos, dos em­pa­tes, dos de­rro­tas. En el si­glo XXI, la ri­va­li­dad se ex­ten­dió a los banquillos. Aho­ra, sin em­bar­go, man­da Ga­llar­do. Cua­tro vic­to­rias, tres ta­blas, tres due­los per­di­dos.

Ocu­rre, sin em­bar­go, que en los tres en­cuen­tros que han dispu­tado en 2018, el Me­lli­zo su­cum­bió an­te la pi­za­rra del Mu­ñe­co. En mar­zo, el téc­ni­co mi­llo­na­rio sor­pren­dió al de Bo­ca en la Su­per­co­pa Ar­gen­ti­na cuan­do man­dó al Pity Mar­tí­nez a ju­gar de fal­so nue­ve: 2-0, gol del me­dia­pun­ta. En la Su­per­li­ga, tam­bién uti­li­zó a Mar­tí­nez pa­ra des­pis­tar su ri­val, en aque­lla opor­tu­ni­dad lo co­lo­có de ex­tre­mo: 1-3 en La Bom­bo­ne­ra. En la ida de la fi­nal de la Li­ber­ta­do­res, Ga­llar­do plan­teó un nue­vo cam­bio tác­ti­co, pa­só a ju­gar con cin­co vo­lan­tes (3-5-2) pa­ra in­ten­tar ro­bar­le el cue­ro a Bo­ca en el cen­tro del cam­po. Lo lo­gró, aun­que se mar­chó con un em­pa­te del es­ta­dio xe­nei­ze (2-2). Se res­pe­tan y has­ta se tie­nen apre­cio. “Ten­go una gran re­la­ción con Mar­ce­lo”, ad­vier­te el téc­ni­co de Bo­ca, que quie­re igua­lar una mar­ca de su ho­mó­lo­go: es­tam­par su nom­bre en la Li­ber­ta­do­res co­mo ju­ga­dor y téc­ni­co.

La so­li­dez de­fen­si­va del Ri­ver de Ga­llar­do siem­pre ha es­ta­do sos­te­ni­da a par­tir de un por­te­ro con­tun­den­te. Pri­me­ro fue Mar­ce­lo Ba­ro­ve­ro y des­pués, de una eta­pa de tran­si­ción, Ar­ma­ni se ha con­so­li­da­do ba­jo el larguero del Mo­nu­men­tal. Las pa­ra­das del guar­da­me­ta mi­llo­na­rio han si­do tan des­ta­ca­das que has­ta se ga­nó una pla­za de úl­ti­mo mo­men­to pa­ra Ru­sia 2018. De­ter­mi­nan­te, por mo­men­tos in­ven­ci­ble, Ar­ma­ni lle­ga al Ber­na­béu en mo­do te­rre­nal. Al me­ta lo cus­to­dian dos cen­tra­les ex­pe­ri­men­ta­dos: Mai­da­na (33 años) y Pi­no­la (35). Es jus­ta­men­te Mai­da­na uno de los sím­bo­los de la hin­cha­da, úni­co su­per­vi­vien­te del equi­po que des­cen­dió al Na­cio­nal B. Ga­llar­do pue­de op­tar por con­ser­var el sis­te­ma que uti­li­zó en La Bom­bo­ne­ra y su­mar a Lu­cas Quar­ta co­mo ter­cer cen­tral pa­ra in­cor­po­rar a los la­te­ra­les, Mon­tiel y Mil­ton Cas­co, al me­dio­cam­po.

Mu­tó el Ri­ver de Ga­llar­do. Cuan­do el téc­ni­co se hi­zo car­go del equi­po en 2014, Ri­ver era un equi­po ava­sa­lla­dor, ca­paz de ejer­cer una pre­sión al­tí­si­ma, en­ton­ces una ra­ra avis en el fút­bol ar­gen­tino. Hoy Ri­ver jue­ga a un rit­mo más pau­sa­do. Ad­mi­nis­tra con más cri­te­rio las tran­si­cio­nes a las ór­de­nes del jo­ven Eze­quiel Pa­la­cios, ro­dea­do de dos pe­rros de ca­za, vie­jos re­fe­ren­tes del club co­mo En­zo Pé­rez y Pon­zio. El ex­ju­ga­dor del Za­ra­go­za lle­gó al Mo­nu­men­tal cuan­do Ri­ver es­ta­ba en el Na­cio­nal B y des­de en­ton­ces se ha ga­na­do un lu­gar de pri­vi­le­gio en la afi­ción mi­llo­na­ria. Cuen­ta Ga­llar­do con la po­si­bi­li­dad de su­mar a Na­cho Fer­nán­dez y a Quin­tei­ro a la me­du­lar pa­ra vol­ver a uti­li­zar la línea de cua­tro de­fen­so­res en la za­ga.

Al Ri­ver de Ga­llar­do, sin em­bar­go, le fal­ta gol. El cua­dro de

Pa­la­cios ad­mi­nis­tra las tran­si­cio­nes, ro­dea­do de En­zo Pé­rez y Pon­zio

la ban­da to­ca en la me­du­lar, pe­ro des­va­ne­ce en ata­que, aque­ja­do por las le­sio­nes de Scoc­co (se re­cu­pe­ró, pe­ro no lle­ga en for­ma al Ber­na­béu) y de Ro­dri­go Mo­ra, su­ma­do a la sus­pen­sión del co­lom­biano Bo­rré (vio la ama­ri­lla en la ida), au­tor de tres go­les en es­ta edi­ción de la Co­pa Li­ber­ta­do­res. Sin su ar­ti­lle­ro, Ga­llar­do apues­ta por el ha­bi­li­do­so Pity Mar­tí­nez, in­des­ci­fra­ble en el uno con­tra uno, jun­to a Prat­to. El pro­ble­ma es que Prat­to, el fi­cha­je más ca­ro en la his­to­ria del club —9,2 mi­llo­nes de eu­ros— no tie­ne en su ca­rre­ra un pro­me­dio de go­les por par­ti­do de­ma­sia­do ele­va­do (0,31) y ha mer­ma­do des­de que lle­gó a Nú­ñez (0,27).

Ju­lián Ál­va­rez es la nue­va per­la de la can­te­ra y, pro­ba­ble­men­te, el me­jor ac­ti­vo de Ga­llar­do en el ban­qui­llo. La pro­fun­di­dad del plan­tel se in­cli­na en fa­vor de su ri­val. Un hán­di­cap si el duelo ter­mi­na en la pró­rro­ga.

A di­fe­ren­cia de Ga­llar­do, el equi­po de los Ba­rros Sche­lot­to cuen­ta con un ban­qui­llo de lu­jo. Los de­lan­te­ros Té­vez, Mau­ro Zá­ra­te y Be­ne­det­to pro­me­ten pe­ga­da. La pau­sa de Ga­go, ex­ju­ga­dor del Ma­drid, es la car­ta ad­mi­nis­tra­ti­va si el téc­ni­co ne­ce­si­ta un vo­lan­te que le ges­tio­ne una hi­po­té­ti­ca ven­ta­ja dur­mien­do el par­ti­do o una des­ven­ta­ja lan­zan­do el ata­que si ne­ce­si­ta re­mon­tar.

Des­de que lle­gó a la Bo­ca, a Ba­rros Sche­lot­to se le atra­gan­tó la por­te­ría. En dos años y me­dio pro­bó con cua­tro guar­da­me­tas (Orión, Wer­ner, Sa­ra y Ros­si) has­ta que es­ta tem­po­ra­da se ha con­so­li­da­do An­dra­da. Du­das ba­jo los tres pa­los y tam­bién en la za­ga. Som­bras en los la­te­ra­les,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.