Ri­ver-Bo­ca: for ex­port

El País (Andalucía) - - DEPORTES -

La emo­ción es la úni­ca coar­ta­da del es­pí­ri­tu gue­rre­ro que se apo­de­ró de los ba­rras bra­vas ar­gen­ti­nos. Te­nien­do en cuen­ta que Ri­ver es el prin­ci­pal dam­ni­fi­ca­do por los des­ma­nes de los hin­chas de Ri­ver, la es­tu­pi­dez es otro fac­tor que con­vie­ne no sub­es­ti­mar. O la prue­ba de que es­tos gru­pos, que em­pe­za­ron sien­do fun­cio­na­les a di­rec­ti­vos co­rrup­tos, hoy so­lo res­pon­den a su pro­pia co­di­cia. Emo­ción, es­tu­pi­dez y de­lin­cuen­cia, un cóc­tel pa­ra echar­se a tem­blar. Ju­gar en Ma­drid es una ca­pi­tu­la­ción en to­da re­gla. El par­ti­do se rin­dió an­te la bar­ba­rie de es­tos de­lin­cuen­tes, an­te la in­com­pe­ten­cia, y po­si­ble­men­te com­pli­ci­dad, de las fuer­zas de se­gu­ri­dad y an­te la in­ca­pa­ci­dad or­ga­ni­za­ti­va de los di­rec­ti­vos. Es­te re­tra­to que el país le ofre­ció al mun­do a tra­vés del jue­go que más nos re­pre­sen­ta es una ver­güen­za. Hoy, los ju­ga­do­res tie­nen un com­pro­mi­so con la dig­ni­dad, y los hin­chas, la obli­ga­ción de de­fen­der con or­gu­llo y en paz la pa­sión que les une.

Si­len­cio, se jue­ga.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.