“Me cos­tó mu­cho es­tar le­jos de mi ca­sa e hi­jos, pe­ro apren­dí a que­rer­me”, di­ce

Unos hom­bres apuestan 20 pe­sos a si con­du­ce de ver­dad el vehícu­lo

El País (Andalucía) - - INTERNACIONAL -

ha­cia una ca­sa que emi­te una te­nue luz en me­dio de la os­cu­ri­dad. Es­te lo­cal gris es lo más pa­re­ci­do a un bar que es­te gru­po de ca­mio­ne­ros fre­cuen­ta en su vi­da. A las ca­chim­bas —co­mo se co­no­ce en el gre­mio a es­tos lo­ca­les de ca­rre­te­ra— se va prin­ci­pal­men­te a “dar­se un arre­glón”. Des­pe­jar­se y con­se­guir an­fe­ta­mi­nas. Ha­cen ol­vi­dar el sue­ño, ham­bre y tris­te­za que sen­ti­ría cual­quie­ra con más de 30 ho­ras de via­je a es­pal­das.

Al vol­ver al ca­mión, ese es­pa­cio mi­núscu­lo y aus­te­ro se con­vier­te

/G.S.

La con­duc­to­ra lim­pia su trái­ler en una pa­ra­da de la ru­ta Chihuahua-Ciu­dad de Mé­xi­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.