So­li­ci­tud de asi­lo en Bo­li­via

El País (Andalucía) - - INTERNACIONAL -

El 18 de di­ciem­bre, Ce­sa­re Bat­tis­ti pre­sen­tó a la Co­mi­sión Na­cio­nal de Re­fu­gio de Bo­li­via pe­ti­ción de asi­lo. “So­li­ci­to ten­gan a bien pro­ce­di­men­tar mi re­que­ri­mien­to hu­ma­ni­ta­rio y se me con­ce­da la ca­li­dad de re­fu­gia­do, ga­ran­ti­zan­do así se­gu­ri­dad, mi li­ber­tad y mi vi­da”, se­ña­la en la pe­ti­ción.

Es­to sig­ni­fi­ca que el Go­bierno de Evo Mo­ra­les sa­bía que Bat­tis­ti se en­con­tra­ba en su te­rri­to­rio y no es­ta­ba hu­yen­do, sino que es­pe­ra­ba la de­ci­sión so­bre su ca­so. La ver­sión de las au­to­ri­da­des ita­lia­nas es que fue lo­ca­li­za­do gra­cias a una in­ves­ti­ga­ción de In­ter­pol.

En su es­cri­to, Bat­tis­ti cuen­ta la his­to­ria de su vi­da. Di­ce que es inocen­te de los ho­mi­ci­dios por los que fue con­de­na­do en au­sen­cia y que no es el “mons­truo” que pre­sen­ta el Go­bierno de su país. Tam­bién sub­ra­ya que se ha man­te­ni­do a lo lar­go de los años tra­ba­jan­do co­mo es­cri­tor y pe­rio­dis­ta.

de ma­ne­ra des­ta­ca­da Sal­vi­ni (mi­nis­tro y lí­der de la xe­nó­fo­ba Li­ga en Ita­lia), Ben­ja­mín Ne­tan­yahu (Is­rael) y Vik­tor Or­bán (Hun­gría). El ca­so Bat­tis­ti le sir­ve aho­ra pa­ra es­tre­char la­zos con Ita­lia.

En pa­ra­le­lo, la de­ten­ción y el pro­ce­so de en­tre­ga po­drían co­lo­car al pre­si­den­te bo­li­viano en una po­si­ción di­fí­cil. Mo­ra­les es el úl­ti­mo de los re­pre­sen­tan­tes de la iz­quier­da que do­mi­nó Amé­ri­ca La­ti­na en el ci­clo an­te­rior que no ha si­do de­fe­nes­tra­do por sus ve­ci­nos y el úni­co man­da­ta­rio iz­quier­dis­ta de la re­gión que asis­tió a la to­ma de po­se­sión de Bol­so­na­ro es­te mes en Bra­si­lia, ac­to pa­ra el que es­te re­ti­ró las in­vi­ta­cio­nes a Ve­ne­zue­la, Ni­ca­ra­gua y Cu­ba.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.