Los ga­ses de las va­cas son un pro­ble­ma.

Ma­yor del que se pen­sa­ba…

El País - Buena Vida - - SUMARIO - por Ana G. Moreno

El es­tiér­col tam­bién ex­ha­la me­tano, aun­que en Eu­ro­pa se ges­tio­na de un mo­do más efi­cien­te que en EE UU, don­de han subido las emi­sio­nes a cau­sa de su ma­ne­jo.

LLos ga­ses de las va­cas son un pro­ble­ma ma­yor de lo que pen­sá­ba­mos. Un nue­vo es­tu­dio, pu­bli­ca­do en Car­bon Ba­lan­ce and Ma­na­ge­ment, es­ti­ma que la emi­sión de me­tano (CH4) por par­te de los ru­mian­tes es un 11% su­pe­rior a lo cal­cu­la­do en 2006. Es­te gas de efec­to in­ver­na­de­ro, sin ser el más abun­dan­te, re­sul­ta al­ta­men­te po­ten­te, con un ín­di­ce de GWP (que mi­de su po­ten­cial de ca­len­ta­mien­to de la Tierra) de 25: 1 mi­llón de to­ne­la­das de me­tano equi­va­le a emi­tir 25 mi­llo­nes de to­ne­la­das de CO2. Da­vid Yá­ñez, in­ves­ti­ga­dor de la Es­ta­ción Ex­pe­ri­men­tal del Zai­dín (EEZ-CSIC), arro­ja una se­rie de da­tos al res­pec­to: “La ma­yo­ría del me­tano que emi­te una va­ca sa­le por la bo­ca en for­ma de eruc­to (83,5%). So­lo el 1,5% se ex­pul­sa por de­trás”. Pe­ro ani­ma a no cul­par al sec­tor agro­ga­na­de­ro del ca­len­ta­mien­to glo­bal. Al fin y al ca­bo, el re­par­to de emi­sión de ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro en Es­pa­ña es el si­guien­te: trans­por­te (24%), ge­ne­ra­ción de elec­tri­ci­dad (18%), com­bus­tión en in­dus­tria (13%) y agro­ga­na­de­ría (11%). La úni­ca ma­ne­ra de con­se­guir que no su­pe­re­mos en 2º la tem­pe­ra­tu­ra me­dia glo­bal del si­glo XX (un lí­mi­te que, se­gún el Gru­po In­ter­gu­ber­na­men­tal de Ex­per­tos so­bre Cam­bio Cli­má­ti­co, nos trae­ría “con­se­cuen­cias ca­tras­tró­fi­cas”), pa­sa por el es­fuer­zo con­jun­to, co­mo sub­ra­ya el in­ves­ti­ga­dor del CSIC. El 97% de los ga­ses que es­tán con­vir­tien­do el pla­ne­ta en un horno pro­ce­den de la ac­ti­vi­dad hu­ma­na.

Pa­ra ata­jar el efec­to de las ven­to­si­da­des de los ru­mian­tes que con­for­man la ca­ba­ña ga­na­de­ra, exis­ten in­tere­san­tes ha­llaz­gos, co­mo el com­pues­to 3-ni­trooxy­pro­pa­nol, desa­rro­lla­do por un equi­po de cien­tí­fi­cos en­tre los que se en­cuen­tra Yá­ñez: “Es una mo­lé­cu­la de sín­te­sis que in­hi­be una en­zi­ma de los mi­cro­or­ga­nis­mos que pro­du­cen me­tano en el ru­men [un gran sa­co fal­to de oxí­geno que po­seen los bo­vi­nos], pe­ro no afec­ta al res­to. Se ad­mi­nis­tra en la die­ta y con­si­gue re­du­cir el CH4 en un 30%. Los es­tu­dios de to­xi­co­lo­gía ya han de­mos­tra­do que en do­sis muy su­pe­rio­res a las ne­ce­sa­rias no hay per­jui­cio pa­ra el ani­mal”. Se­gún pre­vé el in­ves­ti­ga­dor, pro­ba­ble­men­te den­tro de un año po­drá em­pe­zar a usar­se en Eu­ro­pa y EE UU. Pe­ro, “ne­ce­si­ta­ría apli­car­se a es­ca­la muy gran­de pa­ra que tu­vie­ra un im­pac­to sig­ni­fi­ca­ti­vo”, con­fie­sa. Eso sí, los ga­ses se­gui­rán olien­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.