Ver fotos de un ex es ser infiel.

(Y NO LO SA­BE).

El País - Buena Vida - - SUMARIO - por Ana G. Moreno

Éramos po­cos y lle­gó el mi­cro­en­ga­ño.

Re­vi­sar con fre­cuen­cia el per­fil en re­des so­cia­les de una ter­ce­ra per­so­na a es­con­di­das de la pa­re­ja es con­si­de­ra­do un mi­cro­en­ga­ño por el 41% de las 7.000 per­so­nas en­tre­vis­ta­das por las webs de ci­tas Vic­to­ria Mi­lan y Nex­tLo­ve. El nue­vo tér­mino se re­fie­re a ac­cio­nes di­gi­ta­les a las que una par­te de la pa­re­ja no da im­por­tan­cia, mien­tras que la otra pue­de lle­gar a con­si­de­rar­las una in­fi­de­li­dad. La encuesta alum­bra microengaños co­mo te­ner un per­fil ac­ti­vo en pá­gi­nas de bús­que­da de pa­re­ja, en­viar a un ter­ce­ro con­te­ni­dos de cor­te se­xual, guar­dar con­tac­tos te­le­fó­ni­cos con nom­bres fal­sos o dar “me gus­ta” a la pu­bli­ca­ción an­ti­gua de al­guien. Se­gún el filósofo Enric Puig Pun­yet, au­tor de La gran adic­ción. ¿Có­mo so­bre­vi­vir a in­ter­net y no ais­lar­se del mun­do? (Ar­pa), el he­cho de que la co­ne­xión al mun­do vir­tual se ha­ga des­de ter­mi­na­les in­di­vi­dua­les ge­ne­ra sus­pi­ca­cias, por lo que acon­se­ja com­par­tir or­de­na­dor. ¿Qué ha­cer si, aun así, las sos­pe­chas

se amon­to­nan? “Pre­gun­tar di­rec­ta­men­te y nun­ca es­piar el mó­vil”, res­pon­de la psi­có­lo­ga Em­ma Ri­bas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.