¿CÓ­MO PUE­DO SA­BER SI MI TEJIDO ADIPOSO YA HA CICATRIZADO?

El País - Buena Vida - - LO MEJOR -

La in­ves­ti­ga­ción de Me­ta­bo­lism, que de­tec­tó es­ta dis­fun­ción mi­dien­do los ni­ve­les de la en­zi­ma LOX , re­la­cio­na los te­ji­dos adi­po­sos ci­ca­tri­za­dos con cuer­pos “en for­ma de man­za­na”: es­tó­ma­go y pe­cho pro­mi­nen­tes y ex­tre­mi­da­des más del­ga­das. In­ves­ti­ga­cio­nes pre­vias ya ha­bían aler­ta­do de los pe­li­gros de la gra­sa ab­do­mi­nal, que se aso­cia a un ma­yor ries­go de mor­ta­li­dad: dos ve­ces ma­yor pa­ra las per­so­nas con obe­si­dad cen­tral fren­te a las que so­lo tie­nen so­bre­pe­so, se­gún An­nals of In­ter­nal Me­di­ci­ne. Ka­ta­ri­na Kos, au­to­ra del es­tu­dio de Me­ta­bo­lism, sub­ra­ya que la lec­ción que se de­be lle­var a ca­sa es que hay que cui­dar el tejido adiposo an­tes de que se for­men las ci­ca­tri­ces, “por­que, si es­to su­ce­de, a pe­sar de la pér­di­da de pe­so, po­dría no vol­ver a re­cu­pe­rar­se nun­ca”. Su con­se­jo: co­mer me­nos y an­dar más.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.