RE­LLE­NOS QUE PLAN­CHAN Y SUS­TAN­CIAS QUE TEN­SAN Y LICÚAN.

MAR­CAS HAY MU­CHAS Y, EN BUE­NAS MA­NOS, TO­DAS HA­CEN PRÁC­TI­CA­MEN­TE LO MIS­MO.

El País - Buena Vida - - CUERPO -

IN­YEC­CIO­NES. Na­ta­lia Ji­mé­nez ade­lan­ta que con el sim­ple pin­cha­zo, la piel me­jo­ra. “Por eso se ven­den unos ro­di­llos con agu­jas”. Pe­ro el efec­to fi­nal de­pen­de­rá, evi­den­te­men­te, de qué se in­yec­ta.

To­xi­na Bo­tu­lí­ni­ca. Has­ta ha­ce muy po­co la FDA so­lo apro­ba­ba su uso en las pa­tas de ga­llo, pe­ro Bo­cou­tu­re, de Merz, tie­ne apro­ba­ción eu­ro­pea pa­ra las lí­neas del ter­cio su­pe­rior en pa­cien­tes me­no­res de 65 años. “Hay mu­chas mar­cas. No­so­tros, en la clí­ni­ca [Gru­po de Der­ma­to­lo­gía Pe­dro Jaén], no tra­ba­ja­mos con una so­la y no en­cuen­tro di­fe­ren­cias sus­tan­cia­les en­tre ellas. En la prác­ti­ca ha­bi­tual, no es tan re­le­van­te. Lo que sí importa es con­tar con una bue­na mar­ca que te dé se­gu­ri­dad, y que quien te lo pon­ga se­pa de anato­mía. Cual­quie­ra pue­de ir a un cur­so pa­ra que le en­se­ñen dón­de se pin­cha, pe­ro tú tie­nes que sa­ber cuál es ese múscu­lo y qué efec­to tie­ne so­bre él. Por ejem­plo, si no se sa­be que el múscu­lo fron­tal (el de la fren­te) tam­bién sube las ce­jas, pue­de que pro­vo­que que se cai­gan los pár­pa­dos, em­peo­ran­do la si­tua­ción. La do­sis es tam­bién im­por­tan­te: no siem­pre se po­ne la mis­ma”, pun­tua­li­za Ji­mé­nez. Áci­do hia­lu­ró­ni­co. Sus mo­lé­cu­las cap­tan agua y, uti­li­za­do con fi­nes es­té­ti­cos (tam­bién se usa en reha­bi­li­ta­ción de ar­ti­cu­la­cio­nes), con­si­gue un efec­to de re­lleno e hi­dra­ta­ción. Pa­ra la ex­per­ta en re­ju­ve­ne­ci­mien­to, “hay mu­chí­si­ma va­rie­dad, se­gún su re­ti­cu­la­ción [la unión en­tre mo­lé­cu­las]. Per­so­nal­men­te me ma­ne­jo con tres: más re­ti­cu­la­do, pa­ra de­pó­si­tos pro­fun­dos co­mo pó­mu­lo y men­tón; re­ti­cu­la­ción me­dia, pa­ra sur­cos, per­fi­la­do de la­bios…; y muy flui­do, pa­ra una me­so­te­ra­pia en arru­gui­tas muy fi­nas o sim­ple­men­te pa­ra tra­ta­mien­to de hi­dra­ta­ción (fa­cial o de la zo­na que sea)”. Plas­ma rico en pla­que­tas. Lo ex­traen de su pro­pia san­gre tras pa­sar­la por una cen­tri­fu­ga­do­ra. Las pla­que­tas se ac­ti­van con clo­ru­ro cál­ci­co haciendo que li­be­ren fac­to­res de cre­ci­mien­to, que es lo in­tere­san­te. Cuan­do es­to ocu­rre, ha­cen que la piel pro­duz­ca co­lá­geno. Ji­mé­nez pro­si­gue: “Es­ta es la for­ma con­ven­cio­nal, pe­ro al­gu­nos cen­tros he­mos em­pe­za­do a uti­li­zar el plas­ma gel. Pa­ra ob­te­ner­lo, se in­tro­du­ce el plas­ma ob­te­ni­do en una in­cu­ba­do­ra. El ca­lor ha­ce que se for­me co­mo una ma­lla, con­cep­tual­men­te igual que el áci­do hia­lu­ró­ni­co, pe­ro que es al­go pro­pio. Se uti­li­za pa­ra dar más vo­lu­men y for­mar co­lá­geno más a lar­go pla­zo”. Du­ra me­nos que el hia­lu­ró­ni­co, pe­ro al ser al­go pro­pio no da pro­ble­mas (po­si­bles gra­nu­lo­mas). Y me­jo­ra la ca­li­dad de la piel: “No hay es­tu­dios a lar­go pla­zo, sin em­bar­go en un año he­mos vis­to con ecó­gra­fo que au­men­ta el gro­sor de la der­mis”.

Áci­do des­oxi­có­li­co. “Di­suel­ve la gra­sa y pro­du­ce crea­ción de co­lá­geno que en­gro­sa el tejido”, ex­pli­can des­de la Clí­ni­ca Me­nor­ca. La mar­ca Belky­ra tie­ne la apro­ba­ción de la FDA y la Agen­cia Eu­ro­pea pa­ra eli­mi­nar la pa­pa­da, aun­que se usa tam­bién en car­tu­che­ras y flan­cos.

LAS VI­TA­MI­NAS Y OLIGOELEMENTOS INYECTADOS SON UN GAS­TO IN­NE­CE­SA­RIO

Mercedes Sil­ves­tre

1.Wa­ter­burst, de Gla­mG­low (45 €), hi­dra­tan­te. 2. Po­wer­ful-Strength LI­ne-Re­du­cing Con­cen­tra­te, de Kiehl’s (57 €), con vi­ta­mi­na C al 12,5% y áci­do hia­lu­ró­ni­co. 3. Me­so­pro­tech Nou­ris­hing An­tia­ging Oil, de Me­soes­te­tic (36 €), fil­tro solar con ome­gas 3...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.