UNA VI­DA DE PO­COS LUJOS (SI LE QUITAS LA NU­TE­LLA).

El País - Buena Vida - - CUERPO -

¿Es us­ted de los que cree que en­tre­nar co­mo un crack le da pa­ten­te de cor­so pa­ra po­ner­se co­mo El Te­na­zas en la me­sa? Mal va­mos. Ese he­la­do de cho­co­la­te pue­de las­trar su ren­di­mien­to. “No es que mi­da las ca­lo­rías o los nu­trien­tes que in­gie­re. Sa­be qué le va bien y qué no. Con una ex­cep­ción has­ta ha­ce po­co: su adic­ción a la Nu­te­lla. Afor­tu­na­da­men­te, Eme­lie, su pa­re­ja, le ha ayu­da­do a en­ten­der que hay que co­mer sano”, co­men­ta so­bre Ki­lian su pro­pio mé­di­co, Da­niel Bro­tons. Son po­cas las li­cen­cias he­do­nis­tas que se per­mi­te es­te hé­roe co­ti­diano. Ni si­quie­ra la del ma­sa­je dia­rio. “Los co­rre­do­res pro­fe­sio­na­les sa­ben cuán­do lo ne­ce­si­tan, pe­ro en el ca­so de Ki­lian esas ve­ces son po­cas, pues tie­ne unos to­bi­llos fuertes y elás­ti­cos cur­ti­dos en la mon­ta­ña des­de que era ni­ño. Y ba­ja sin mie­do, sin fre­nar­se, que es de don­de vie­nen mu­chas le­sio­nes”, zan­ja Ar­naud Tor­tel, fi­sio­te­ra­pia del equi­po de atle­tas Sa­lo­mon.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.