MACA DE CAS­TRO,

Port d’Al­cú­dia, Ma­llor­ca. Las fa­rras con co­le­gas, siem­pre al me­dio­día (y sen­ta­dos).

El País - Buena Vida - - CUERPO -

Cuan­do es­tá en el res­tau­ran­te, la chef cui­da con es­me­ro su die­ta. “Si no tra­ba­jo, me des­pis­to un po­co más, ya que me gus­ta pro­bar­lo to­do. Pe­ro, nor­mal­men­te, ha­go tres co­mi­das al día. La pri­me­ra a las 9.30 y la úl­ti­ma a las 18.30”, se­ña­la. Aun­que ce­nar pron­to es bue­na idea (se evi­tan al­te­ra­cio­nes del sue­ño, vin­cu­la­das al so­bre­pe­so), Eli­sa Es­co­rihue­la, die­tis­ta-nu­tri­cio­nis­ta del cen­tro Nutt Con­se­jo Nu­tri­cio­nal, en Va­len­cia, ma­ti­za que un ayuno tan pro­lon­ga­do co­mo el de es­ta chef no es sa­lu­da­ble, en­tre otras co­sas, por­que se lle­ga con una ele­va­da sen­sa­ción de ham­bre a la si­guien­te in­ges­ta, que sue­le ser de­ma­sia­do co­pio­sa. La ex­per­ta le acon­se­ja­ría co­mer un plá­tano an­tes de me­ter­se en la ca­ma.

De Cas­tro con­fie­sa no te­ner an­to­jos. “No soy muy de dul­ces y las de­gus­ta­cio­nes de pla­tos las ha­ce­mos en­tre va­rios miem­bros del equi­po y en can­ti­da­des no re­le­van­tes”, ex­pli­ca. Ha­ce ejer­ci­cio (“me ayu­da a des­co­nec­tar”) y ha te­ni­do que apren­der a sen­tar­se a co­mer (pi­car cual­quier co­sa de pie se aso­cia a una com­po­si­ción de ali­men­tos po­co equi­li­bra­da, re­cuer­da Giu­sep­pe Rus­so­li­llo, pre­si­den­te de la Aca­de­mia Es­pa­ño­la de Nu­tri­ción y Dietética).

Las reunio­nes con ami­gos y co­le­gas siem­pre es­tán sal­pi­ca­das de co­mi­da. “Pe­ro las con­vo­ca­mos al me­dio­día, pa­ra que al me­nos no sean noc­tur­nas…”, ma­ti­za. Bue­na idea. Bea­triz Bel­trán, de la Aca­de­mia Es­pa­ño­la de Nu­tri­ción y Dietética y pro­fe­so­ra del De­par­ta­men­to de Nu­tri­ción y Cien­cia de los Ali­men­tos de la Uni­ver­si­dad Com­plu­ten­se de Ma­drid, lo ar­gu­men­ta: “Hay in­ves­ti­ga­cio­nes re­cien­tes en la cro­no­nu­tri­ción [co­mer se­gún el re­loj bio­ló­gi­co], so­bre la re­gu­la­ción de los pro­ce­sos bio­ló­gi­cos en fun­ción del tiem­po, que

in­di­can que la res­pues­ta de los nu­trien­tes no tie­ne la mis­ma in­ten­si­dad en nues­tro or­ga­nis­mo a lo lar­go del día. Aun­que hay po­cos es­tu­dios aún, pa­re­ce bas­tan­te cla­ro que con­su­mir los nu­trien­tes por la ma­ña­na se re­la­cio­na con una ma­yor pér­di­da de pe­so que ha­cer­lo por la no­che, por lo que se re­co­mien­da una ce­na li­ge­ra”.

Pla­ni­fi­car por es­cri­to los menús de la se­ma­na for­ma par­te de sus es­tra­te­gias. Y es una me­di­da con­sen­sua­da con­tra el so­bre­pe­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.