PO­NIEN­DO LA PIRÁMIDE ALIMENTICIA PA­TAS ARRI­BA.

El País - Buena Vida - - CUERPO -

Iva Mar­ques y Giu­sep­pe Rus­so­li­llo han desa­rro­lla­do un con­cep­to re­vo­lu­cio­na­rio pa­ra es­ta­ble­cer equi­va­len­cias nu­tri­cio­na­les que per­mi­tan per­mu­tar unos ali­men­tos por otros de se­me­jan­te per­fil. Pa­ra ello es ne­ce­sa­rio or­de­nar­los por su com­po­si­ción nu­tri­cio­nal (y no por su ori­gen). Así, el agua­ca­te no es­tá con las fru­tas y hor­ta­li­zas, sino con la man­te­qui­lla, el acei­te… Otro cla­ro ejem­plo es el que­so: “De­cir que un tro­zo de que­so es una ra­ción de lác­teos es un error ma­yúscu­lo. Ha de en­cua­drar­se con la car­ne y el pes­ca­do, ya que pro­por­cio­na fun­da­men­tal­men­te pro­teí­nas y gra­sa”, en­fa­ti­za Rus­so­li­llo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.