CON­SUL­TAS

DU­DAS DE SALUD, NU­TRI­CIÓN, BIE­NES­TAR, DE­POR­TE Y SOS­TE­NI­BI­LI­DAD RESUELTAS POR ES­PE­CIA­LIS­TAS DE LA OCU (OR­GA­NI­ZA­CIÓN DE CON­SU­MI­DO­RES Y USUA­RIOS). PUE­DE HA­CER­NOS LLE­GAR LA SU­YA A TRA­VÉS DE TWIT­TER, ESCRIBIENDO A @BUENAVIDAEP.

El País - Buena Vida - - SUMARIO - por Bue­naVi­da

Có­mo fun­cio­na la sa­ni­dad pa­ra ex­tran­je­ros en otros paí­ses, qué exi­gir si can­ce­lan su tren y una pre­gun­ta so­bre ban­cos.

Si can­ce­lan mi tren por una huel­ga, ¿ten­go de­re­cho a una in­dem­ni­za­ción?

Sí, se­gún es­ta­ble­ce el re­gla­men­to de sec­tor fe­rro­via­rio. Si se can­ce­la en las 48 ho­ras pre­vias al ini­cio del via­je, di­ce que “la em­pre­sa fe­rro­via­ria es­ta­rá obli­ga­da a pro­por­cio­nar­le trans­por­te en otro tren u otro me­dio, en con­di­cio­nes equi­va­len­tes a las pac­ta­das o a de­vol­ver­le el pre­cio pa­ga­do por el ser­vi­cio”. Es de­cir, pa­ra quie­nes se vean afec­ta­dos por una huel­ga, la solución pa­sa por el re­em­bol­so (que le de­vuel­van to­do lo pa­ga­do o la par­te del via­je que no ha dis­fru­ta­do) y, co­mo al­ter­na­ti­va, lle­var­le a su des­tino de otra for­ma y lo an­tes po­si­ble. En cam­bio, si se re­tra­sa o can­ce­la por fuer­za ma­yor, no hay res­pon­sa­bi­li­dad. En to­do ca­so, la OCU acon­se­ja con­ser­var co­pia de los ti­ques o fac­tu­ras de los gas­tos que ha­ya te­ni­do que ha­cer por cul­pa del re­tra­so o can­ce­la­ción.

¿Pue­de mi ban­co em­pe­zar de re­pen­te a co­brar­me por las trans­fe­ren­cias?

Las con­di­cio­nes que se fir­man cuan­do se con­tra­ta una cuen­ta co­rrien­te pue­den ser mo­di­fi­ca­das uni­la­te­ral­men­te por el ban­co en cual­quier mo­men­to (así lo ha­cen el Santander o re­cien­te­men­te el BBVA con sus clien­tes de la cuen­ta Blue), con el úni­co re­qui­si­to de co­mu­ni­car di­chos cam­bios a los clien­tes. La Ley de Ser­vi­cios de Pa­go es­ta­ble­ce que la mo­di­fi­ca­ción de los con­tra­tos que am­pa­ren ser­vi­cios de pa­go, es de­cir, los con­tra­tos de cuen­ta co­rrien­te y de tar­je­tas, de­be ser co­mu­ni­ca­da de ma­ne­ra in­di­vi­dua­li­za­da al usua­rio, en pa­pel u otro so­por­te du­ra­de­ro, con una an­te­la­ción no in­fe­rior a dos me­ses res­pec­to de la fe­cha de su en­tra­da en vi­gor, sal­vo que las nue­vas con­di­cio­nes sean más fa­vo­ra­bles pa­ra el con­su­mi­dor, en cu­yo ca­so se po­drán apli­car de ma­ne­ra in­me­dia­ta.

Si via­jo fue­ra de Es­pa­ña, ¿la se­gu­ri­dad social ex­tran­je­ra me cu­bri­rá si me pa­sa al­go?

En Es­pa­ña, la asis­ten­cia sa­ni­ta­ria es uni­ver­sal y gra­tui­ta pa­ra to­dos los ciu­da­da­nos es­pa­ño­les y fo­rá­neos que cum­plan unos requisitos. En el res­to de Eu­ro­pa ne­ce­si­ta­rá una Tar­je­ta Sa­ni­ta­ria Eu­ro­pea pa­ra ser aten­di­do. Es gra­tui­ta y obli­ga­to­ria pa­ra los 28 Es­ta­dos de la UE, ade­más de Is­lan­dia, Liech­tens­tein, No­rue­ga y Sui­za. Los be­ne­fi­cios a los que tie­ne de­re­cho son los mis­mos que los que dis­fru­tan los ciu­da­da­nos lo­ca­les. Se pue­de so­li­ci­tar en la web de la Se­gu­ri­dad Social o en los Cen­tros de Aten­ción e In­for­ma­ción de la Se­gu­ri­dad Social. Se ges­tio­na y en­tre­ga al mo­men­to y tie­ne una va­li­dez de dos años. Si va a otros paí­ses, ase­gú­re­se de te­ner co­ber­tu­ra pri­va­da. Hay des­ti­nos (co­mo Ru­sia, Mon­go­lia, Ar­me­nia, Ta­yi­kis­tán...) en los que, aun­que no es obli­ga­to­rio, pi­den que acre­di­te que dis­po­ne de un se­gu­ro pa­ra ob­te­ner el vi­sa­do. La cuan­tía ase­gu­ra­da va­ría: en EE UU o Ja­pón se re­co­mien­da de al me­nos 60.000 eu­ros, pues su asis­ten­cia mé­di­ca es muy ca­ra. Pa­ra el res­to, con 30.000 eu­ros va­le. Los cru­ce­ros re­quie­ren una pó­li­za que los in­clu­ya ex­pre­sa­men­te. An­tes de fir­mar, re­vi­se otros se­gu­ros. Mu­chos de ellos (co­che, tar­je­tas, ho­gar, salud...) sue­len in­cluir co­ber­tu­ra mé­di­ca en via­jes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.