El acuer­do con Ma­ce­do­nia rom­pe la coa­li­ción de go­bierno en Gre­cia

El País (Catalunya) - - INTERNACIONAL - MA­RÍA AN­TO­NIA SÁN­CHEZ-VA­LLE­JO, Ma­drid

El acuer­do con Ma­ce­do­nia ha ro­to la coa­li­ción de go­bierno en Gre­cia. Grie­gos In­de­pen­dien­tes (ANEL, de­re­cha so­be­ra­nis­ta), so­cio me­nor de Sy­ri­za en el Eje­cu­ti­vo y fu­ri­bun­do de­trac­tor del acuer­do con Skop­je, cum­plió ayer su ame­na­za de aban­do­nar el Go­bierno, lo que de­ja al pri­mer mi­nis­tro, Ale­xis Tsi­pras, sin ma­yo­ría en la Cá­ma­ra. El lí­der de Sy­ri­za anun­ció que se so­me­te­rá es­ta se­ma­na a un vo­to de con­fian­za en el Par­la­men­to pa­ra com­ple­tar su man­da­to, sin re­fe­rir­se a un po­si­ble ade­lan­to elec­to­ral. Los co­mi­cios es­tán pre­vis­tos pa­ra oto­ño.

Lo que no han con­se­gui­do cua­tro años de do­lo­ro­sos ajus­tes y re­for­mas, eje­cu­ta­dos por un Go­bierno que lle­gó al po­der con un cla­ro dis­cur­so an­ti­aus­te­ri­dad, lo ha lo­gra­do el pac­to que re­suel­ve un con­flic­to ve­ci­nal de 27 años con la An­ti­gua Re­pú­bli­ca Yu­gos­la­va de Ma­ce­do­nia, que des­de el vier­nes se lla­ma Ma­ce­do­nia del Nor­te tras la apro­ba­ción por el Par­la­men­to de Skop­je de las pre­cep­ti­vas en­mien­das cons­ti­tu­cio­na­les. El cam­bio ofi­cial del nom­bre, sin em­bar­go, no ten­drá lu­gar has­ta que el Par­la­men­to grie­go ra­ti­fi­que el acuer­do.

El co­lap­so de la coa­li­ción Sy­ri­za-ANEL se da­ba ca­si por se­gu­ro des­de que el año pa­sa­do se fir­mó el his­tó­ri­co acuer­do, en me­dio de una gran opo­si­ción de los sec­to­res ul­tra­na­cio­na­lis­tas en am­bos paí­ses. El lí­der de ANEL, Pa­nos Kam­me­nos, ti­tu­lar de De­fen­sa en los su­ce­si­vos Go­bier­nos de Tsi­pras, anun­ció ayer tras una reunión de 45 mi­nu­tos con el pri­mer mi­nis­tro su re­nun­cia y la sa­li­da de su par­ti­do del Eje­cu­ti­vo; se­rá sus­ti­tui­do por el je­fe de las Fuer­zas Ar­ma­das. Kam­me­nos col­gó en sus re­des so­cia­les un ví­deo en el que se le veía arro­jar des­de un he­li­cóp­te­ro una co­ro­na de flo­res so­bre el is­lo­te de Imia, es­ce­na­rio de un in­ci­den­te mi­li­tar que en 1996 es­tu­vo a pun­to de pro­vo­car un en­fren­ta­mien­to con Tur­quía.

“Con res­pec­to al te­ma de Ma­ce­do­nia, no pue­do de­jar mi car­go sin sa­cri­fi­car”, de­cla­ró Kam­me­nos, ci­ta­do por la agen­cia es­ta­tal ANA-MPA. “He­mos coope­ra­do du­ran­te cua­tro años en el Go­bierno de uni­dad na­cio­nal. Con­se­gui­mos sa­car a nues­tro país de los me­mo­ran­dos pac­ta­dos con los acree­do­res del país. Pe­ro, en lo que a la si­tua­ción na­cio­nal se re­fie­re, es­ta coo­pe­ra­ción no pue­de con­ti­nuar”, aña­dió Kam­me­nos. ANEL (sie­te es­ca­ños) ha pro­por­cio­na­do has­ta aho­ra a Sy­ri­za (145) los dipu­tados ne­ce­sa­rios pa­ra la ma­yo­ría ab­so­lu­ta en una Cá­ma­ra de 300 asien­tos.

La si­tua­ción no ha pi­lla­do por sor­pre­sa a Tsi­pras, que pa­re­cía te­ner­lo to­do muy ata­do al anun­ciar el miér­co­les, du­ran­te una en­tre­vis­ta te­le­vi­si­va, su ho­ja de ru­ta en ca­so de que ANEL sa­lie­ra del Go­bierno. El pri­mer mi­nis­tro di­jo en­ton­ces que pe­di­ría al Par­la­men­to un vo­to de con­fian­za, con la es­pe­ran­za de al­can­zar 151 apo­yos gra­cias a dipu­tados re­bel­des de ANEL o de par­ti­dos de la opo­si­ción co­mo el li­be­ral To Po­ta­mi. Si no es así, con­vo­ca­ría elec­cio­nes an­ti­ci­pa­das (los co­mi­cios es­tán pre­vis­tos pa­ra oto­ño, al tér­mino de la le­gis­la­tu­ra).

Tras co­no­cer­se la rup­tu­ra de la coa­li­ción —tan amis­to­sa y se­re­na que mu­chos ob­ser­va­do­res ven en ella la es­ce­ni­fi­ca­ción de

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.