May pi­de a los dipu­tados que “de­jen de ju­gar” con el Bre­xit y ve­len por el in­te­rés bri­tá­ni­co

El Par­la­men­to vo­ta ma­ña­na el acuer­do de sa­li­da de la UE que de­fien­de la pri­me­ra mi­nis­tra

El País (Catalunya) - - INTERNACIONAL - RA­FA DE MI­GUEL, Lon­dres

The­re­sa May dis­po­ne aún de un úl­ti­mo car­tu­cho en su de­ses­pe­ra­do in­ten­to por con­se­guir que el Par­la­men­to aprue­be ma­ña­na el acuer­do del Bre­xit. Fuen­tes del Go­bierno bri­tá­ni­co ase­gu­ran que la pri­me­ra mi­nis­tra pre­vé pre­sen­tar an­tes de la vo­ta­ción nue­vos com­pro­mi­sos pro­ce­den­tes de la UE con los que cal­mar las du­das de mu­chos dipu­tados in­de­ci­sos, es­pe­cial­men­te res­pec­to a la du­ra­ción del lla­ma­do backs­top o sal­va­guar­da ir­lan­de­sa. Se tra­ta de la pro­vi­sión por la cual Ir­lan­da del Nor­te per­ma­ne­ce­rá den­tro de la Unión Adua­ne­ra mien­tras Reino Uni­do y la UE no con­clu­yan la ne­go­cia­ción de un acuer­do co­mer­cial. El Eje­cu­ti­vo bri­tá­ni­co, sin em­bar­go, no ha pre­ci­sa­do la for­ma que ten­drán esos nue­vos com­pro­mi­sos ni su for­ta­le­za le­gal.

La pri­me­ra mi­nis­tra ha des­ple­ga­do una tri­ple es­tra­te­gia en las úl­ti­mas se­ma­nas. En pri­mer lu­gar, ha ofre­ci­do a los unio­nis­tas no­rir­lan­de­ses del DUP que sos­tie­nen su ma­yo­ría par­la­men­ta­ria ga­ran­tías de que cual­quier de­ci­sión fu­tu­ra so­bre el backs­top de­be­rá con­tar con el res­pal­do de la asam­blea par­la­men­ta­ria del Úls­ter. En se­gun­do lu­gar, ha ofre­ci­do a los dipu­tados con­ser­va­do­res eu­ro­es­cép­ti­cos la po­si­bi­li­dad de que el Par­la­men­to de­ci­da uni­la­te­ral­men­te en el fu­tu­ro cuán­do re­ti­rar­se de­fi­ni­ti­va­men­te de la Unión Adua­ne­ra, des­pués de un pla­zo mí­ni­mo de un año de ad­ver­ten­cia pre­via. Y en ter­cer lu­gar, se es­fuer­za por con­se­guir nue­vas ga­ran­tías de la UE que cal­men los ner­vios del ala du­ra de su par­ti­do.

En las úl­ti­mas ho­ras pre­vias a la vo­ta­ción, May ha vuel­to a tras­la­dar a sus ad­ver­sa­rios y a los ciu­da­da­nos que su plan del Bre­xit es el úni­co po­si­ble. No res­pal­dar­lo, en su opi­nión, “se­ría al­go ca­tas­tró­fi­co”. “Una im­per­do­na­ble grie­ta en la con­fian­za de los ciu­da­da­nos en nues­tra de­mo­cra­cia. Mi men­sa­je al Par­la­men­to es­te fin de se­ma­na es muy sim­ple: ha lle­ga­do la ho­ra de ol­vi­dar los jue­gos y de ha­cer lo que es me­jor pa­ra el país”, di­jo en una en­tre­vis­ta al Sun­day Ex­press.

Hoy en­tra en jue­go un pul­so cons­ti­tu­cio­nal en West­mins­ter co­mo no ha vi­vi­do en dé­ca­das la po­lí­ti­ca bri­tá­ni­ca. El Go­bierno sa­be que ha lle­ga­do la ho­ra de la ver­dad y una de­rro­ta ma­ña­na con­du­ci­rá al país “ha­cia te­rri­to­rios inex­plo­ra­dos”, en pa­la­bras de May.

Aun­que en las úl­ti­mas ho­ras el Go­bierno ase­gu­ra que ha ara­ña­do el res­pal­do de al­gu­nos dipu­tados con­ser­va­do­res más, na­da pa­re­ce in­di­car que May sea ca­paz de sor­tear la di­fe­ren­cia de más de cien vo­tos en con­tra de su pro­pues­ta que va­ti­ci­nan to­dos los cálcu­los. A par­tir de esa pre­vi­si­ble de­rro­ta, el Eje­cu­ti­vo dis­pon­drá de tres días há­bi­les pa­ra pre­sen­tar un plan al­ter­na­ti­vo.

Pen­de ade­más la ame­na­za de que el la­bo­ris­mo se de­ci­da a pre­sen­tar una mo­ción de cen­su­ra. Je­remy Corbyn, el lí­der de la opo­si­ción, ase­gu­ró ayer en la BBC que una sa­li­da de la UE sin acuer­do se­ría catastrófica, pe­ro que pre­fie­re ne­go­ciar él mis­mo des­de el po­der un nue­vo acuer­do a pro­pi­ciar un se­gun­do re­fe­rén­dum.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.