CÓ­MO AHO­RRAR Y PRE­PA­RAR LAS VA­CA­CIO­NES

Los mar­tes y miér­co­les vo­lar cues­ta me­nos. Y en tem­po­ra­da ba­ja, los pre­cios de los bi­lle­tes sue­len des­cen­der en­tre ocho y dos se­ma­nas an­tes de la sa­li­da. Co­mer en la ca­lle pue­de ser di­ver­ti­do, ade­más de ba­ra­to. Y dor­mir en al­ber­gues, tam­bién. Pis­tas pa­ra

El País - Especiales - - SUMARIO - Por Isi­do­ro Me­rino

1 ¿Mar­tes y 13? ¡Guay!

La es­tra­te­gia en bus­ca del cho­llo pa­ra vo­lar pa­sa por re­ser­var con mu­cha an­te­la­ción si se quie­re via­jar en fe­chas ca­lien­tes, pe­ro fue­ra de tem­po­ra­da al­ta es­ta ecua­ción no siem­pre se cum­ple. Un se­gui­mien­to de la evo­lu­ción de los pre­cios de los bi­lle­tes rea­li­za­do por la re­vis­ta de via­jes Con­dé Nast Tra­ve­ller con­cluía que los mar­tes y los miér­co­les son los días con me­jo­res pre­cios más ba­jos, que en tem­po­ra­da ba­ja es­tos sue­len des­cen­der en­tre ocho y dos se­ma­nas an­tes del via­je y que los vue­los ma­ti­na­les de sá­ba­dos y lu­nes son los más ca­ros.

2 En tu ca­lle o en la mía

En al­gu­nas ace­ras se co­me me­jor que en mu­chos res­tau­ran­tes. La reivin­di­ca­ción de la co­mi­da ca­lle­je­ra –ba­ra­ta, va­ria­da y ri­ca, siem­pre que se cum­pla con la hi­gie­ne– se pal­pa en mer­ca­dos co­mo los lon­di­nen­ses Bo­rough Mar­ket, Blooms­bury o Mary­le­bo­ne, o en los food­trucks o gas­tro­trucks, au­to­bu­ses res­tau­ran­tes que ali­men­tan las ca­lles de mu­chas ciu­da­des de Eu­ro­pa y Es­ta­dos Uni­dos. www.street­food.org. www.food­truck­talk.com.

3 Co­mo en ca­sa…

Al­guien tie­ne un pi­so con dos dor­mi­to­rios y so­lo usa uno. Al­guien bus­ca alo­ja­mien­to ba­ra­to pa­ra una, dos, tres no­ches. Al­guien po­ne en con­tac­to a am­bos, co­bran­do al pri­me­ro al­re­de­dor del 10% de lo que el se­gun­do pa­ga. Son los alo­ja­mien­tos peer-to­peer, en ca­sas y apar­ta­men­tos par­ti­cu­la­res a pre­cios muy ase­qui­bles. www.airbnb.es.

4 Chu­los y ba­ra­tos

Ca­de­nas co­mo Ge­ne­ra­tor (www. ge­ne­ra­tor­hos­tels.com), Hols­tel­boo­kers (www. hos­tel­boo­kers.com), Hos­tel­world (www. hos­tel­world.com) o los de la red Hos­te­lling In­ter­na­cio­nal (www.hihos­tels.com) se han ale­ja­do de la ima­gen es­par­ta­na que te­nían an­tes los al­ber­gues (hos­tels, en in­glés) a fa­vor de es­pa­cios don­de pri­ma el di­se­ño y la co­mo­di­dad. Mu­chos ocu­pan lu­ga­res es­tra­té­gi­cos de ciu­da­des mo­nu­men­ta­les y ofre­cen ser­vi­cios si­mi­la­res a los ho­te­les (ha­bi­ta­cio­nes do­bles, In­ter­net gra­tis…), lim­pie­za y una cui­da­da de­co­ra­ción des­de 17 eu­ros por per­so­na y no­che.

5 Tu ho­gar es mi ho­gar

In­ter­cam­biar la ca­sa pa­ra via­jar por to­do el mun­do sa­le ca­si gra­tis (so­lo hay que pa­gar una cuo­ta de sus­crip­ción: 36 eu­ros por tres me­ses y 85 eu­ros por un año). Es­ta fór­mu­la es­tá en ple­na ex­pan­sión (250.000 true­ques en 2011); el 90% de los usua­rios bus­can una ca­sa en el ex­tran­je­ro, y Es­pa­ña es el se­gun­do país del mun­do más de­man­da­do, así que hay mu­chos des­ti­nos don­de ele­gir pa­ra pa­sar unas va­ca­cio­nes por muy po­co. Dos webs in­tere­san­tes son: www.in­ter­cam­bio­ca­sas.com y www.ho­mefo­rex­chan­ge.com.

6 El ar­te, me­jor gra­tis

Con­sul­te los ho­ra­rios de puer­tas abier­tas pa­ra ver ar­te. En Pa­rís, mu­chos mu­seos son gra­tis el pri­mer domingo de ca­da mes. En Ma­drid, el Pra­do lo es ca­da día en­tre se­ma­na de 18.00 a 20.00. Y en Lon­dres se pue­den vi­si­tar sin pa­gar en­tra­da nin­gún día pi­na­co­te­cas y mu­seos co­mo el Bri­tish, la Na­tio­nal Ga­llery, el Mu­seo de His­to­ria Na­tu­ral, el de la Cien­cia, la Ta­te Mo­dern, el Vic­to­ria & Al­bert Mu­seum…

7 Ha­cien­do ami­gos

Los con­se­jos de los re­si­den­tes sue­len ser los me­jo­res pa­ra no caer en tu­ris­ta­das caras. Trip­birds (www.trip­birds.com) es una red so­cial don­de en­con­trar ese con­se­jo, al igual que los blogs crea­dos por re­si­den­tes co­mo Spot­ted by Lo­cals (www.spot­tedby­lo­cals.com). Y en To­kio exis­te un ser­vi­cio de 150 guías vo­lun­ta­rios lis­tos pa­ra en­se­ñar gra­tis la ciu­dad (www.tok­yo­free­gui­de.com).

8 ‘Cu­ci­na po­ve­ra’

Sa­lir­se de las ru­tas tri­lla­das nos ayu­da a aho­rrar. Las re­gio­nes ita­lia­nas de Apu­lia, Ba­si­li­ca­ta y Ca­la­bria, por ejem­plo, tie­nen me­nos vi­si­tan­tes que la Tos­ca­na, pe­ro mu­cho que ver, una de­li­cio­sa gas­tro­no­mía y va­rias ru­tas de ba­jo cos­te des­de Es­pa­ña. Otros tres des­ti­nos don­de la car­te­ra da más de sí: Bul­ga­ria, las is­las grie­gas o Portugal.

9 Bus­ca, com­pa­ra…

Si en­cuen­tra por In­ter­net un vue­lo o pa­que­te tu­rís­ti­co que se ade­cúe a sus pla­nes y pre­su­pues­to, cóm­pre­lo. Es po­si­ble que des­pués suba de pre­cio. No con­sul­te mu­chas ve­ces el mis­mo vue­lo: las webs de ae­ro­lí­neas usan al­go­rit­mos que suben au­to­má­ti­ca­men­te la ta­ri­fa si de­tec­tan un au­men­to de la de­man- da. Com­pa­re las ta­ri­fas del si­tio ofi­cial de la com­pa­ñía aé­rea con el de las agencias on­li­ne co­mo Rum­bo (www.rum­bo.es), Lo­gi­tra­vel (www.lo­gi­tra­vel.com) o eD­reams (www. ed­reams.es) y los bus­ca­do­res de vue­los (www. ka­yak.com, www.skys­can­ner.com y otros).

10 Otros tru­cos in­fa­li­bles

Una vez en el des­tino, pre­gun­te a los na­ti­vos. Dón­de co­men, dón­de com­pran, dón­de sa­len de fies­ta. Cui­da­do con los car­gos en­cu­bier­tos de los res­tau­ran­tes. Re­pa­se bien la cuen­ta. Des­ac­ti­ve en el mó­vil la iti­ne­ran­cia de da­tos y el 3G. Y uti­li­ce re­des wi­fi abier­tas.

/ Mas­si­mo Zen / Isi­do­ro Me­rino

Un pues­to de co­mi­da ca­lle­je­ra en Co­pen­ha­gue, el ba­rrio de Akiha­ba­ra de To­kio y una ha­bi­ta­ción del Des­ti­na­tion Hos­tel Lisboa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.