LOS JUE­GOS DE IN­VIERNO DE SO­CHI

Seis nue­vos es­ta­dios, uno de ellos ins­pi­ra­do en la fa­mo­sa jo­ya que fas­ci­na­ba a los za­res ru­sos, aco­ge­rán del 7 al 24 de fe­bre­ro los Jue­gos Olím­pi­cos de In­vierno de 2014. Y las com­pe­ti­cio­nes de es­quí se tras­la­da­rán a las cer­ca­nas pis­tas de Krás­na­ya Pol­ya­na

El País - Especiales - - SUMARIO - Por Isi­do­ro Me­rino

El pa­sa­do 9 de no­viem­bre, los cos­mo­nau­tas ru­sos Oleg Ko­tov y Ser­guéi Ria­zans­ki, dos de los tri­pu­lan­tes de la Es­ta­ción Es­pa­cial In­ter­na­cio­nal, hi­cie­ron el pri­mer re­le­vo en el es­pa­cio abier­to de una an­tor­cha olím­pi­ca en la his­to­ria: la mis­ma que en­cen­de­rá el pe­be­te­ro de los Jue­gos de In­vierno de So­chi (Ru­sia) el 7 de fe­bre­ro de 2014. Eso sí, co­mo no hay oxí­geno en el es­pa­cio ex­te­rior, la an­tor­cha es­ta­ba apa­ga­da. El es­pec­tácu­lo pa­re­ce ase­gu­ra­do en es­tos Jue­gos de In­vierno, los más ca­ros de la his­to­ria (más de 36.000 mi­llo­nes de eu­ros, el do­ble de lo que cos­ta­ron los Jue­gos Olím­pi­cos de Lon­dres en 2012). Par­ti­ci­pa­rán 6.000 atletas, y en el Par­que Olím­pi­co se es­pe­ran ca­da día 75.000 es­pec­ta­do­res.

Más allá de los jue­gos, So­chi –un po­pu­lar cen­tro de va­ca­cio­nes en la cos­ta no­ro­rien­tal del mar Ne­gro, la úni­ca ciu­dad de Ru­sia con cli­ma sub­tro­pi­cal– es una gran des­co­no­ci­da. Sta­lin te­nía allí una da­cha; Yel­tsin tam­bién pa­sa­ba tem­po­ra­das, pe­ro des­de que el pre­si­den­te ru­so Vla­dí­mir Pu­tin la eli­gió en 2000 co­mo lu­gar fa­vo­ri­to de va­ca­cio­nes, So­chi se ha con­ver­ti­do en el lu­gar de mo­da de las éli­tes ru­sas y en cen­tro cul­tu­ral, se­de del fes­ti­val na­cio­nal de ci­ne. Pu­tin tam­bién es un asi­duo de las pis­tas de Krás­na­ya Pol- ya­na, fa­mo­sa es­ta­ción in­ver­nal del Cáu­ca­so a 45 ki­ló­me­tros al nor­te de So­chi, don­de se ce­le­bra­rán las com­pe­ti­cio­nes de es­quí. Las dos se­des olím­pi­cas, Krás­na­ya Pol­ya­na y So­chi, aco­ge­rán 98 prue­bas de 15 dis­ci­pli­nas en nieve o hie­lo, del biatlón al pa­ti­na­je ar­tís­ti­co.

Al­re­de­dor del Par­que Olím­pi­co, cons­trui­do de for­ma cir­cu­lar jun­to a la cos­ta, se dis­tri­bu­yen, muy pró­xi­mos en­tres sí, los seis es­ta­dios y pa­la­cios de hie­lo. Las ce­re­mo­nias de aper­tu­ra y clau­su­ra se ce­le­bra­rán en el es­ta­dio olím­pi­co Fisht. El pro­yec­to, del es­tu­dio de ar­qui­tec­tu­ra es­ta­dou­ni­den­se Po­pu­lous, es una es­truc­tu­ra con­ti­nua de po­li­car­bo­na­to trans­pa­ren­te, di­se­ña­da pa­ra re­fle­jar la luz del sol du­ran­te el día, que se abre ha­cia el nor­te a las mon­ta­ñas de Krás­na­ya Po­lia­na y ha­cia el sur al mar Ne­gro. En él ca­ben 40.000 es­pec­ta­do­res.

La otra es­tre­lla del com­ple­jo es el Bols­hoi Ice Do­me, don­de se dispu­tarán las prue­bas de hockey so­bre hie­lo. Se tra­ta de una cú­pu­la len­ti­cu­lar de 96.000 me­tros cua­dra­dos, con ca­pa­ci­dad pa­ra 12.000 es­pec­ta­do­res, del equi­po de ar­qui­tec­tos ru­so SIC Mos­to­vik, que se han ins­pi­ra­do en los hue­vos-jo­ya de Fa­ber­gé que co­lec­cio­na­ban los za­res ru­sos. La blan­ca cu­bier­ta ex­te­rior cuen­ta con un sis­te­ma de ilu­mi­na­ción me­dian­te leds que le per­mi­ti­rá pro­yec­tar di­fe­ren­tes for­mas y co­lo­res.

/ Sun Me­dia

The Bols­hoi Ice Do­me, uno de los nue­vos es­ta­dios pa­ra los Jue­gos de So­chi (Ru­sia).

/ Maty­tsin Va­lery

In­te­rior del cen­tro de pa­ti­na­je Ad­ler Are­na, en So­chi.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.