De­cá­lo­go del via­je­ro res­pon­sa­ble

El País - Especiales - - EL VIAJERO -

Uno de los gran­des re­tos del tu­ris­mo es que ade­más de ser ren­ta­ble, tam­bién sea res­pon­sa­ble. Mu­chos de los ob­je­ti­vos de desa­rro­llo sos­te­ni­ble que Na­cio­nes Uni­das ha mar­ca­do pa­ra 2030 afec­tan al mun­do de los via­jes. Uso efi­cien­te de los re­cur­sos, pro­tec­ción am­bien­tal y del pa­tri­mo­nio, cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co sos­te­ni­ble, res­pe­to por los va­lo­res cul­tu­ra­les y se­gu­ri­dad en los des­ti­nos son al­gu­nas cla­ves. Proponemos 10 re­co­men­da­cio­nes pa­ra que el via­je­ro no de­je una hue­lla ne­ga­ti­va.

01 Pre­pa­rar el via­je

Co­no­cer un des­tino an­tes de lle­gar nos con­vier­te en vi­si­tan­tes más res­pe­tuo­sos. Así que lo pri­me­ro es in­for­mar­se, por ejem­plo, de su cultura, his­to­ria, gas­tro­no­mía, eco­no­mía, es­pa­cios na­tu­ra­les pro­te­gi­dos, re­li­gión y cuán­to pe­sa en su idio­sin­cra­sia. Es bue­na idea apren­der pa­la­bras y frases bá­si­cas en su idio­ma.

02 Ha­cer la ma­le­ta

El equi­pa­je es el pri­mer ejer­ci­cio de eco­no­mía cir­cu­lar que de­be­ría acom­pa­ñar un via­je. La cla­ve: lle­var una ma­le­ta li­ge­ra y con el me­nor nú­me­ro de en­va­ses po­si­ble (por ejem­plo, ja­bón en pas­ti­lla en vez de en bo­te) pa­ra ge­ne­rar el mí­ni­mo de re­si­duos po­si­ble en el des­tino.

03 Re­ser­vas con cri­te­rio

An­tes de ad­qui­rir los bi­lle­tes va­lo­re qué hue­lla de­ja­rá con el trans­por­te (tie­ne me­nor im­pac­to un au­to­bús que un co­che). Ave­ri­güe si exis­te al­gún alo­ja­mien­to con un com­pro­mi­so res­pon­sa­ble con el me­dio am­bien­te y la co­mu­ni­dad lo­cal. Mu­chos ho­te­les in­ci­den en re­uti­li­zar toa­llas pa­ra aho­rrar agua; pe­ro ade­más eli­ja aque­llos que cui­den as­pec­tos co­mo el com­pro­mi­so ener­gé­ti­co o el con­su­mo de pro­duc­tos de cer­ca­nía.

04 Adiós pre­jui­cios

El vi­si­tan­te de­be­ría adap­tar­se a la cultura del des­tino y dejar de la­do los pre­jui­cios. Res­pe­tar las cos­tum­bres, creen­cias y nor­mas lo­ca­les. Ade­más, cui­dar que la ves­ti­men­ta y otros com­ple­men­tos no re­sul­ten os­ten­to­sos.

05 Apo­yar la eco­no­mía lo­cal

Em­pe­zan­do por los res­tau­ran­tes o ca­fés que se vi­si­ten. Y si se com­pran re­cuer­dos, que sean fa­bri­ca­dos en la zo­na, que sean ar­te­sa­nos y, si es po­si­ble, ten­gan tra­za­bi­li­dad. Es in­tere­san­te co­no­cer de an­te­mano los há­bi­tos de re­ga­teo.

06 Eli­mi­nar da­ños

Es im­por­tan­te no sa­lir­se de sen­de­ros y se­guir las in­di­ca­cio­nes de los guías. No da­ñar el pa­tri­mo­nio ar­queo­ló­gi­co ni lle­var­se re­cuer­dos que per­te­nez­can a es­tos en­tor­nos. No com­pre pro­duc­tos he­chos con plan­tas o ani­ma­les en pe­li­gro de ex­tin­ción.

07 Mi­ni­mi­zar los re­si­duos

La co­mi­da rá­pi­da ge­ne­ra en­va­ses y cu­bier­tos de plás­ti­co. Es me­jor com­prar pro­duc­tos fres­cos sin em­ba­la­jes. In­ten­te no con­su­mir bo­te­llas de agua de un uso. Lle­ve una bol­sa pa­ra la ba­su­ra y re­ci­cle. En el ho­tel, apa­gue lu­ces y ai­re acon­di­cio­na­do al sa­lir de la ha­bi­ta­ción.

08 Fo­tó­gra­fo res­pon­sa­ble

Siem­pre se de­be pe­dir permiso an­tes de fo­to­gra­fiar a las per­so­nas. Al com­par­tir la ex­pe­rien­cia, mues­tre imá­ge­nes e his­to­rias que sean un ho­me­na­je a la gen­te y los si­tios vi­si­ta­dos; ins­pi­ra­rá a otros vi­si­tan­tes.

09 Res­pe­to por los ani­ma­les

In­fór­me­se so­bre las nor­mas de pro­tec­ción de ani­ma­les del des­tino. Res­pe­te su há­bi­tat y no los co­ja pa­ra to­mar­se fo­tos. Evi­te lu­ga­res y es­pec­tácu­los don­de se les ex­plo­te y co­mu­ni­que cual­quier in­di­cio de trá­fi­co de es­pe­cies exó­ti­cas o sal­va­jes.

10 De­nun­ciar

Nin­gún pue­blo es pro­cli­ve a la pros­ti­tu­ción, pe­ro en al­gu­nos se prac­ti­ca ade­más la pros­ti­tu­ción in­fan­til, que es un de­li­to. An­te sos­pe­chas de ile­ga­li­dad, de­nun­cie.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.