Kut­xa­bank

Ofi­ci­nas que no de­jan hue­lla

El País - Especiales - - SUMARIO -

KUT­XA­BANK PRO­POR­CIO­NA VEN­TA­JAS A CLIEN­TES QUE COM­PAR­TEN SU PREO­CU­PA­CIÓN POR UN MUN­DO MÁS LIM­PIO. CO­MO LOS PRÉS­TA­MOS VER­DES, DES­TI­NA­DOS A LA COM­PRA DE ELEC­TRO­DO­MÉS­TI­COS VER­DES O CO­CHES ELÉC­TRI­COS O HÍ­BRI­DOS

Clic. Se ilu­mi­na una lí­nea de lu­ces. Clic, clic, clic, clic… Así, has­ta en­cen­der to­das las lám­pa­ras, ser­vi­do­res y or­de­na­do­res; to­das las im­pre­so­ras y to­dos los equi­pos que con­su­men ener­gía ca­da día en las más de 900 ofi­ci­nas de la red del gru­po Kut­xa­bank. Es di­fí­cil pen­sar que esa ac­ción de en­cen­di­do de­je una pe­que­ña hue­lla en el me­dio am­bien­te. Pe­ro es mu­cho más fá­cil ima­gi­nar el im­pac­to que la ac­ti­vi­dad ban­ca­ria, sin ser la de una gran fac­to­ría, de­ja ca­da día en el eco­sis­te­ma.

“Es­ta­mos em­pe­ña­dos en lo­grar una op­ti­mi­za­ción de nues­tro con­su­mo ener­gé­ti­co”, ase­gu­ra Ja­vier Gar­cía Lu­rue­ña, con­se­je­ro de­le­ga­do de Kut­xa­bank. “De­be­mos ten­der a la uti­li­za­ción de ener­gías más lim­pias, pa­ra lo­grar con ello una me­jo­ra de nues­tra hue­lla am­bien­tal”. Con es­te ob­je­ti­vo cla­ro, ya el año pa­sa­do lo­gró un aho­rro de 4.000 to­ne­la­das de CO , pe­ro en el es­pí­ri­tu de la 2 em­pre­sa la­te siem­pre el es­for­zar­se un po­co más en el cui­da­do del pla­ne­ta. Por eso, es­te mis­mo año Kut­xa­bank se con­vir­tió en el pri­mer ban­co en fir­mar un con­tra­to de com­pra de ener­gía re­no­va­ble a lar­go pla­zo.

Tras su acuer­do, Iber­dro­la pro­vee­rá de ener­gía re­no­va­ble, pro­ce­den­te de su plan­ta ex­tre­me­ña Nú­ñez de Bal­boa, a to­das las ofi­ci­nas de la en­ti­dad. “El con­tra­to —ex­pli­ca Gar­cía Lu­rue­ña— su­pon­drá el aho­rro de 15.000 to­ne­la­das al año de emi­sio­nes de CO a la at­mós­fe­ra, con­si­guien­do así re­du2 cir aún más el im­pac­to am­bien­tal que pue­da su­po­ner nues­tra ac­ti­vi­dad”.

A pe­sar de lo no­ve­do­so de es­te con­tra­to, el em­pe­ño por mi­ni­mi­zar su hue­lla am­bien­tal no es na­da nue­vo, co­mo ase­gu­ra el con­se­je­ro de­le­ga­do. “Des­de ha­ce unos años, una par­te de las emi­sio­nes de CO 2 se com­pen­san con la ges­tión de 1.422,80 hec­tá­reas de bos­que, que son pro­pie­dad del ban­co. La en­ti­dad dis­po­ne pa­ra la ex­plo­ta­ción de es­tos es­pa­cios de un Plan de Ges­tión ba­jo Cer­ti­fi­ca­ción que ga­ran­ti­za su Ges­tión Fo­res­tal Sos­te­ni­ble”.

Kut­xa­bank man­tie­ne una in­ten­sa ac­ti­vi­dad en el cam­po de la res­pon­sa­bi­li­dad so­cial cor­po­ra­ti­va (RSC). “La RSC nos vie­ne de se­rie”, di­ce Gar­cía Lu­rue­ña. “Des­ti­na­mos una par­te muy im­por­tan­te de nues­tros be­ne­fi­cios, el 50% en los úl­ti­mos tres años, a di­vi­den­do so­cial”. Ese es­fuer­zo si­túa a la en­ti­dad vas­ca co­mo la se­gun­da en tér­mi­nos ab­so­lu­tos a escala na­cio­nal, pe­ro “de lar­go la pri­me­ra en fun­ción de ta­ma­ño por ac­ti­vos”.

La in­terio­ri­za­ción de es­te con­cep­to su­po­ne pa­ra Kut­xa­bank la im­pli­ca­ción de to­dos sus ac­to­res en es­ta po­lí­ti­ca. “Tra­ta­mos de que nues­tros pro­vee­do­res se ad­hie­ran, co­mo ya he­mos he­cho no­so­tros, al Pac­to Mun­dial de Na­cio­nes Uni­das; par­ti­ci­pa­mos en fo­ros re­la­cio­na­dos con la RSC o sos­te­ni­bi­li­dad; im­pul­sa­mos ini­cia­ti­vas pa­ra im­pli­car a la plan­ti­lla en ac­ti­vi­da­des so­cia­les”, in­di­ca el con­se­je­ro de­le­ga­do de la en­ti­dad. Ade­más, pro­por­cio­nan ven­ta­jas a aque­llos clien­tes que com­par­tan su preo­cu­pa­ción por vi­vir en un mun­do más lim­pio. “En la ofer­ta de pro­duc­tos y ser­vi­cios fi­nan­cie­ros con­ta­mos con la de­no­mi­na­da lí­nea de Prés­ta­mos ver­des”, con­ti­núa. “Una fi­nan­cia­ción en con­di­cio­nes más ven­ta­jo­sas si se des­ti­na a la ad­qui­si­ción de elec­tro­do­més­ti­cos y vehícu­los eléc­tri­cos o hí­bri­dos, ener­gé­ti­ca­men­te más efi­cien­tes”. En la me­mo­ria me­dioam­bien­tal de Kut­xa­bank se men­cio­na el es­fuer­zo en pos de “me­jo­rar la sen­si­bi­li­za­ción am­bien­tal de nues­tros clien­tes, del per­so­nal y de la so­cie­dad, pro­mo­vien­do prác­ti­cas de vo­lun­ta­ria­do cor­po­ra­ti­vo”.

Pa­ra la en­ti­dad hay tres ideas cla­ves en el desem­pe­ño de su po­lí­ti­ca de RSC: sos­te­ni-

FI­NAN­ZAS PA­RA LA VI­DA ES UN PRO­GRA­MA QUE FOR­MA A LOS NI­ÑOS Y JÓ­VE­NES SO­BRE CON­CEP­TOS ECO­NÓ­MI­COS

bi­li­dad eco­nó­mi­ca, equi­dad so­cial y ca­li­dad am­bien­tal. “Es­tos tres con­cep­tos en­glo­ban nues­tro mo­de­lo de ges­tión y nues­tro tri­ple com­pro­mi­so con el me­dio am­bien­te, la so­cie­dad y la ren­ta­bi­li­dad del mo­de­lo de ne­go­cio”, acla­ra Ja­vier Gar­cía Lu­rue­ña. Kut­xa­bank pre­ten­de ob­te­ner una má­xi­ma ren­ta­bi­li­dad y sol­ven­cia “fa­vo­re­cien­do el de­sa­rro­llo eco­nó­mi­co de la so­cie­dad en la que ope­ra, sin per­der por ello su com­pro­mi­so con la pro­tec­ción del en­torno, y apor­tar el va­lor eco­nó­mi­co y so­cial a tra­vés de la dis­tri­bu­ción del 50% de sus be­ne­fi­cios a las fun­da­cio­nes ban­ca­rias ac­cio­nis­tas BBK, Kut­xa y Vi­tal, que desa­rro­llan sus pro­pias Obras So­cia­les”, ter­mi­na.

La fi­nan­cie­ra se en­cuen­tra fuer­te­men­te arrai­ga­da en su en­torno y es, en pa­la­bras del con­se­je­ro de­le­ga­do, “lí­der en Eus­ka­di en fi­nan­cia­ción a PY­MES —las ma­yo­res ge­ne­ra­do­ras de em­pleo— y en hi­po­te­cas de vi­vien­da, con cuo­tas por en­ci­ma del 35%”. “To­do ello jun­to con la ma­yor ca­pi­la­ri­dad de nues­tra red con­tri­bu­ye a mi­ni­mi­zar la ex­clu­sión fi­nan­cie­ra”.

Kut­xa­bank Ges­tión, la ges­to­ra de Fon­dos de In­ver­sión del Gru­po, y Fi­ne­co, la di­vi­sión de Ban­ca Pri­va­da, han si­do tam­bién pio­ne­ras a la ho­ra de ad­he­rir­se a los prin­ci­pios de in­ver­sión res­pon­sa­ble de Na­cio­nes Uni­das. “Am­bas ges­to­ras han sus­cri­to es­te idea­rio que in­te­gra pa­rá­me­tros ambientales, so­cia­les y de go­ber­nan­za cor­po­ra­ti­va (ASG) en el aná­li­sis y en los pro­ce­sos de to­ma de de­ci­sio­nes acer­ca de sus in­ver­sio­nes”.

Sien­do muy im­por­tan­tes los da­tos, cuan­do Gar­cía Lu­rue­ña son­ríe abier­ta­men­te es al ha­blar de los 24.500 ro­bles, ha­yas y pi­nos que pue­blan los bos­ques sus­ten­ta­dos por Kut­xa­bank en Ara­ba, Biz­kaia y Gi­puz­koa. Esos ár­bo­les son la par­te más vi­si­ble de un es­fuer­zo dia­rio pa­ra mi­ni­mi­zar la hue­lla que sus ope­ra­cio­nes de­jan en el am­bien­te y ma­xi­mi­zar los re­sul­ta­dos de una po­lí­ti­ca de RSC pio­ne­ra en to­do el Es­ta­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.